• Alfredo Casero: Hiperfinits Firulets

    Casero - HiperfinitsTetsuwan Atomu, Cacho, La tarde que te amé, Je Languis D'amere Mort (ancient version), Je Languis D'amere Mort [earlyfusion version], Hana, Genoa, Oda gelatinosa neotanguera emulante de sentimiento en San Telmo, Hechizo polaco, Pizzulino, Prozacloung, Or Is It Simply That You Are Queer, Spider-Man, Jacinto Chiclana, Marcha del Dr. Vaporeso, Leve subterfugio oral para inducir al bis / más, Haisai Ojisan, Tetsuwan Atomu (versión Catupecu Machu).

    Músicos:
    Ataque 77, Catupecu Machu, Fernando Scarcella, Quito Gato, Hipnosis, Facundo Guevara, Las guitarras de Rivero (Trío Palermo), Regimiento 1º de Patricios, Ricardo Lew, etc.
    Sony, 2005

    Calificación: Dáme dos.

    Quien me pasó el disco (¡gracias Mariano!) me dijo “el Gordo está totalmente loco”.
    Y sí… si empezás un disco con la canción de Astroboy en japonés, cantada por un coro de chicos y una orquesta de circo, no rankea en la salud mental…
    Si a eso le agregás un tema como Cacho, acompañado por un clima country, con steel guitar, que cuenta la historia de un camionero enamorado de su vehículo, en un clima que estalla en mil pedazos con la aparición de Attaque77
    El disco en cuestión contiene una increíble versión de La tarde que te amé ("era /la tarde/la tarde /cuando el sol caía/la tarde/ la tarde…), de vaya a saber uno qué cantantes retros argentos… hay un par de páginas en japonés, como Hana y Haisau Ojisan, algo usual en los últimos tiempos, hay dos tangos, el clásico Jacinto Chiclana y el maravilloso Hechizo Polaco, precedido por el soliloquio caseriano intitulado Oda Gelatinosa Neotanguera emulante de sentimiento, en San Telmo, para escuchar con auriculares y disfrutar.
    Está el momento "Chachachá" por excelencia, la Marcha del Dr. Vaporeso, también el Pizzulino, un momento que se parece a la música italiana de los setentas, ese momento descerebrado, o el Prozaclounge, tan 00´s, tan irónico y tan …
    El disco cierra con Catupecu Machu haciendo junto a Alfredo el tema de arranque, el de Astroboy; en fin… el tipo está haciendo la que quiere, se divierte, y si no le divierte, se va; algo parecido a lo que nos pasa en El Intruso, esa sensación de disfrute por el trabajo propio y a la vez el respeto por ese momento, el de esa voz interna que te dice “así soy yo y acá estoy, te gusta… quedáte, no te gusta… ¡salute!”.

    Como siempre, Alfredo Casero es una ráfaga de viento fresco en estos tiempos de discos taaaaannnn  …… coso……..

    Horacio Poyo Magnacco

    Notas Relacionadas o de Interés: