• Benjamin Biolay: L’Origine

    À l’Origine, Mon Amour M’A Baise, Ma Chair Est Tendre, Même Si Tu Pars, Ground Zero Bar, Dans Mon Dos, L’Histoire d’Un Carçon, Cours!, Paris Paris, L’Appat, Me Voilà Bien, Adieu Triste Amour, Tant le Ciel Etait Sombre, Mes Peines de Ceur.

    benjamin BiolayMúsicos:
    Benjamin Biolay (guitarra, piano, bajo, voz, etc.).
    Denis Benarrosch, Regis Ceccarelli (batería).
    Laurent Vernerey (bajo).
    Pierre Jaconelli (guitarra).
    Michel Becquet (trombón).
    Nicolas Fiszman (guitarra, bajo).
    Eric Sauviat (armónica).
    Sección de cuerdas.

    EMI, 2005.
    Calificación: Rara…

    Biolay es una de las últimas apariciones que repercutieron internacionalmente, como referente de la  música francesa; me refiero más que nada a la famosa chanson francesa.

    Es inevitable, cuando hablamos de dicho estilo, mencionar a Sergei Gainsburg como principal exponente y persona con la cual se compara constantemente a Biolay; razones hay, los puntos de contacto entre uno y otro son varios desde lo musical hasta su vida privada, quizás sea simple coincidencia, o más bien un tributo, muy de moda en estas épocas.

    Lo cierto es que este crooner francés nos devolvió cierta melancolía por la chanson, como pocos en este último tiempo.

    Dentro de su extenso currículum figura haber rescatado del olvido a Henri Salvador, haber colaborado con Keren Ann y su hermana Coralie Clement, y editar tres discos que lo muestran como un gran compositor, pero más que nada como un arreglador exquisito.

    Rose Kennedy (2001), disco conceptual dedicado a la familia Kennedy, es un gran debut sin dudas; pop elegante con arreglos orquestales deliciosos, una forma susurrada para cantar que lo pusieron como uno de los referentes principales de su tierra, por sobre Dominique A o Miosec, que a su vez forman parte de la nueva generación de cantantes franceses.

    En el 2002, como si la expectaviva creada por su primer disco no le influyera, edita Negatif, disco doble donde ningún tema está de más; muestra su costado más oscuro y barroco, siguiendo la línea trazada en su debut. Luego llegaría en el 2004 Home, banda de sonido de su luna de miel, disco que comparte con su mujer Chiara Masatroiani, donde la similitud en algunos temas con el recordado dúo que protagonizaron Gainsburg-Birkin es notoria; éste es a la vez su disco mas flojo.

    Este año nos ofrece L’Origine, un paso adelante en su carrera, aunque el resultado sea dispar.

    En algunos temas del disco, como Mon Amour M´A Baise, Ma Chai Est Tendre o Ground Zero Bar muestra, a diferencia de lo ofrecido hasta ahora, un formato más rockero; debo confesar que son los temas que menos me gustan del disco; su voz mezclada con guitarras distorsionadas, el idioma y su manera de cantar más que nada, no lo favorecen demasiado…

    Es el Biolay de siempre el que logra los mejores momentos del disco; la canción que abre y da título el álbum, es quizás de las mejores que compuso; nos llena los oídos de sensualidad, sensualidad que sólo el idioma galo consigue; las cuerdas, los bronces, los coros hacia el final de la canción lo muestran como un compositor de una fineza asombrosa. Dans Mon dos, en la que sólo se acompaña de piano y cuerdas (lástima el trombón del final), es otra gran canción del disco. Paris Paris, con coros de su mujer es encantadora; hacia el final el disco nos ofrece la participación de Francoise Hardy en la canción Me Voilà Bien, otra vez Gainsburg presente, aunque se trate de uno de los temas más flojitos del disco.

    En síntesis, Biolay apuesta al cambio, lo cual merece reconocimiento; no logra convencer, al menos a mí, en su formato rockero; en cambio en su versión clásica sigue conmoviéndome y se destaca como siempre en la calidad y variedad de sus arreglos, valiéndose de vientos, cuerdas, bronces o sonidos electrónicos.

    Escuchen a Biolay, sería el puntaje, el disco lo dejo a su elección.

    Cristian Woinarowski.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: