• New Order: Waiting For The Siren’s Call

    New OrderWho’s Joe, Hey Now What You Doing, Waiting For The Sirens Call, Krafty, I Told You So,  Morning Night & Day, Dracula’s Castle, Jetstream, Guilt Is A Useless Emotion, Turn, Working Overtime.

    Músicos:
    Bernard Sumner (voz y guitarra)
    Peter Hook (bajo)
    Stephen Morris (batería)

    Warner, 2005
    Calificación: Está un poco más que bien

    Qué difícil hablar del disco de una banda que a uno le gusta demasiado y en las últimas entregas parecen estar lejos de sus mejores composiciones, que al día de la fecha sin lugar a dudas sigue siendo Technique (1989);  pero Get Ready (2001) su trabajo anterior, tenía su encanto; con el tiempo me llegó a gustar y mucho.

    Este nuevo álbum no me causó la misma impresión; pero seamos respetuosos, que estamos hablando de un disco de New Order y no de Moby.
    Este Waiting… abre de manera contundente, emparentándose así directamente con Technique; las guitarras toman protagonismo en los primeros dos temas y acto seguido llega el tema que le da titulo al disco, con aroma a The Chemical Brothers: base de bajo inconfundible en las manos de Peter Hook y los queridos teclados de New Order esta vez a cargo de Phil Cunningham en reemplazo de la ya alejada William Gilbert. A continuación nos llega el hit y uno de los mejores singles de la banda Krafty, otra vez el bajo protagonista (¡qué buen gusto por favor!), marcando la base junto a la siempre correcta rítmica de Stephen Morris.

    Luego de este comienzo, la banda pone piloto automático y temas como I Told You So, Morning Night & Day (con ecos de Primal Scream), Jetstream (con la colaboración de Ana Matronic de Scissor Sisters) y Guilt Is A Useless Emotion, son canciones correctas, con gusto a poco.
    Pero hacia el final nos reconcilia la joya del disco: Turn; los New Order nos regalan un tema de ésos que justifican la compra del disco: ritmo acelerado y súper pegadizo, canción simple,  lección de canción pop o como lo define su cantante Bernard Summer “No hay que olvidar nunca que la mejor música es la más simple y que no hace falta ser un gran músico para hacerla.”

    La sensación después de escuchar el disco es de puntaje intruso: está bien. La expectativa ante un disco de una banda como éstas siempre es demasiado alta, recordando que son capaces de ofrecernos temas como Bizzarre Love Triangle (¡si la habremos bailado!), porque en esto de fusionar la pista de baile con el rock, esta gente lo hizo cuando nadie ni siquiera lo pensaba, pero no quiero vivir de recuerdos… y pensar que estos tipos con Ian Curtis formaron Joy División, no es poco… ¡¡¡Uy qué ganas de escuchar Closer!!!, pero como dije antes no vivamos de recuerdos.

    Estos manchesterianos están vigentes; son dinosaurios del rock, sí, pero comparados con otros de la especie prehistórica (REM, U2, The Cure) la diferencia es notoria.

    Empezó a sonar Atrocity Exhibition, primera canción de Closer.
    Joy Division a todo volumen. ¡Qué placer…!

    Cristian Woinarowski.

    Notas Relacionadas o de Interés: