• Screaming Headless Torsos: Live!! In New York & Paris – DVD

    DVD 1 – New York – Knitting Factory 1996
    Jazz Is the Teacher, Word to Herb, Graffiti Cemetery, Arline, Woe to the conquered, Panic 178, Just for Now, Cult of the Internal Sun, Darryl Dawkins, Vinnie, Smile In a Wave, Hope.

    Screaming Headless TorsosDVD 2 – París – New Morning 2004
    Mind is a River, Just for Now, Vinnie, No Survivors, Word to Herb, Daniel Sadownick, Sakura, Phoenix Rising,
    Graffiti Cemetery, Arcadia Finlandis, Cult of the Internal Sun, Free Man.

    Músicos:
    David Fiuczinsky (guitarra).
    Dean Bowman (voz).
    Gene Lake (batería).
    Daniel Sadownick (percusión).
    Fima Ephron (bajo).

    Fuzelicious Mosels Records, 2005.
    Calificación: Dáme cuatro (es doble).

    Los Screaming Headless Torsos debutaron con el disco homónimo en 1996 y fue una decidida patada de mula donde más duele. Y bienvenida que fue.

    Luego editaron (primero en Japón, bastante más tarde en los Estados Unidos) Live, disco más potente aún donde además de los ya “clásicos” de la banda, aparecían algunos inéditos con el aderezo de una potente versión del Dig a Pony de The Beatles.
    Algunos años más tarde apareció Amandala, pero al no haber cantante el grupo pasó a llamarse (por ese único disco) Fiuczinsky’s Headless Torsos.

    Con una formación que incluía sólo a dos de sus miembros originales (el padre de la criatura Dave Fiuczinsky y el percusionista Daniel Sadownick), los SHT se presentaron hace algunos años en La Trastienda y dieron una verdadera cátedra de cómo se hace… todo.
    Luego de un largo paréntesis, reapareciero… ¡y cómo! No sólo por la edición de este DVD, sino por la aparición de su nuevo disco 2005. En ambos casos la formación ha vuelto a ser la original, con la excepción de Gene Lake ocupando el lugar de Jojo Mayer (que sólo grabara el disco debut).

    El primero de los DVD’s comienza con Jazz Is the Teacher, que también abriera aquel disco en vivo de 1996 y no es un simple calienta motores. Un sonido impecable, un escenario chico (lo que obliga a los camarógrafos a hacer malabares para poder realizar tomas en pleno estado de acrobacia o al menos eso imagina uno) y un adelanto de lo que vendrá: una base imponente a cargo de Lake-Ephron, el terrorista Sadownick pegándole a absolutamente todo (y pegándole bien), un auspiciante solo de Fiuczynski y la tremenda voz de Dean Bowman. Gran comienzo.
    Con Word to Herb (tributo rendido al baterista de Primus Tim “Herb” Alexander), un indudable tour de force, Bowman las hace absolutamente todas con un final que provoca las reverencias de los asistentes a las primeras filas (a pesar de un pifie fantástico de Fuze seguido de una mueca aún mejor; non preocuparum: en el solo se desquita).

    Hacer un paneo tema por tema sería obtuso y redundante. No hay puntos flojos; es más: todo el concierto es de un altísimo nivel con momentos de extrema lujuria, especialmente en Graffity Cemetery (disculpen pero es uno de mis preferidos y la versión supera ampliamente las expectativas), Es gracioso ver cómo a la hora del solo de Fima Ephron, las cámaras hacen lo imposible por ubicarlo y tomarlo de alguna manera. Ephron no hace el menor esfuerzo por robar cámara, lo que dificulta las cosas. Luego de arduo trabajo, logramos verlo… justo cuando el solo termina.

    Es aquí donde Bowman, silbando, simula ciertos pseudo acoples metidos cual DJ de luxe. Una maravilla. Me permito decir que la síntesis de los SHT está en este tema (¿fanático yo?).

    Aceleremos que vamos por el tercer tema; el reggae Arline trae apenas un poco de calma que desemboca en el entonces inédito Woe to the Conquered (que apareciera recién en 2005) y chau calma; aquí da la sensación de que nadie, pero nadie puede cantar como Bowman. Con todo respeto, una verdadera bestia.

    Dijimos que no íbamos a detenernos en cada tema; cumpliremos aunque la tentación es muy grande. Sólo decir que luego de las sutilezas de Fiuczynski en Darryl Dawkins, terminan con una trilogía capaz de resucitar a una momia.

    Vinnie (por el baterista Colaiuta, obvio), Smile in a Wave (una reversión de Street Scenes, tema de Miles Davis que abre You’re Under Arrest -1985- y que a su vez fue originado por un solo de McLaughlin en Tribute to Jack Johnson -1972-) y Hope o de-cómo-hacer-funk-y-destrozarte-el-melón. Final del primero.

    Si bien la banda es sólida por donde se la mire y la concentración es extrema, se basa en tres pilares indiscutibles: la guitarra de Fuze, la garganta profunda de Bowman y esa maravilla que resulta el percusionista Daniel Sadownick, un espectáculo para la vista y un lujo para los oídos (lo realizado en esta última trilogía es admirable).

    El segundo DVD los muestra 8 años más tarde en París, con un escenario un poco más grande, con los músicos más aplomados y profesionales pero no por ello menos guerrilleros.

    Con apenas un puñadito de temas de su reciente disco (el de apertura Mind Is a River, No Survivors y el que apareciera en el álbum en vivo Just For Now), atacan de entrada justamente con Mind… y Just for Now para desembocar nuevamente en Vinnie. Buena ocasión para comparar con lo visto en el DVD 1. ¡Pardiez! Están más viejos, más pelados algunos, más canosos otros… pero lo hacen de nuevo. No sé si mejor o peor: distinto y nuevamente demoledor.

    A estas alturas no vendria mal preguntarse si los SHT son una banda de jazz o qué cornos. Me flagelo ante la estúpida pregunta (y eso que no les cuento la respuesta). Ahora podemos verlo un poco mejor a Ephron, en esta ocasión con lentes y mirá en la pavada que me detengo para no ser reiterativo con las bondades del grupo, pero es que el solo de Fiuczynski es  demencial y la sincronización posterior en el dueto Lake-Sadownick, impecable. El tercer tema de 2005 No Survivors nuevamente nos relaja un poco, pero es sólo una distracción aparente: un blues que da pasa a otro clásico donde volvemos a comprobar que estos tipos están más que enteros; Word to Herb muestra además que Bowman sigue teniendo una voz impardable.

    Un impactante solo de Daniel Sadownick da paso a Sakura donde comienza un segmento del show que recuerda la condición judaica de Fiuczinsky, quien además junto con Fima Ephron formaran parte del quinteto (increíble) Hasidic New Wave. Fiuczinsky aquí hace de goma a su guitarra y recuerdo entonces que alguien, alguna vez me dijo que parecía que el tipo tocara apoyando un globo contra las cuerdas (!). La temática se profundiza en Phoenix Rising.

    Luego de dos temas de descanso, vuelve Bowman para Graffiti Cemetery; no los voy a torturar nuevamente, sólo decirles que esta vez sí lo pescaron al bueno de Ephron y que el tema yo considero que bla bla.

    Arcadia Finlandis actúa como pasaje instrumental para Cult of the Internal Sun… ¡con la gente batiendo palmas! Notable versión con la que da por concluido el concierto (con buen espacio para Lake y los alaridos de Dean), pero luego de la presentación de los músicos habrá un bis: Free Man del álbum debut, en un final más bien reposado, pero claro, reposado teniendo en cuenta que estamos hablando de los queridos Torsos Sin Cabeza Que Gritan.

    Por lo antepuesto (¿habré sido escribano en otra vida?) y –que quede claro- si disponen de los petates, permítanme decirles que este DVD doble, no editado en la Argentina es fundamental para entender un par de cosas, como por ejemplo que los SHT son una de las mejores bandas de la última década y que afortunadamente parecen tener cuerda para un rato largo.

    Para terminar. ¿les dije que Graffiti Cemetery es una gloria?

    Marcelo Morales.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: