• The Cristian Corner

    Belle & Sebastian – Push Barman to Open Bounds

    Belle and SebastianMientras esperamos el lanzamiento de su nuevo álbum, la banda acaba de compilar en un disco doble todos sus singles, que fueron muchos y muy buenos.
    Los Belle & Sebastian desarrollaron a traves de sus singles verdaderos pequeños discos; y en ellos figuran quizás muchas de sus mejores canciones: This Is Just A Modern Rock Song Legal Man, Lazy Line Painter Jane, son algunos ejemplos; temas que para uno tendrían que haber estado en los discos de la banda y que quedaron al margen, temas de gusto vio…
    Esta compilación va más allá de captar la atención de los fans de la banda; creo que puede ser abordado como un disco y nos recuerda por qué siguen siendo tan grandes dentro del indie pop. Esperemos que sirva para recordarles que en un principio sonaban mucho más interesantes que últimamente.
    Calidad garantizada.

     
    Death Cab For Cutie – Plans

    Death Cab for CutieAy cómo canta este chico… la voz de Ben Gibbard sigue siendo tan ensoñadora como siempre, aunque el disco sin dudas no está a la altura de su antecesor Transatlanticism (2003).
    La primera impresiòn es que Plans es mucho más oscuro, lo cual no quiere decir melancólico; y temas como Different Names For The Same Thing o I Will Follow You Into The Dark lo demuestran. El piano toma más protagonismo buscando la introspeccion, algo inhabitual en DCFC. El disco tiene altibajos, pero en líneas generales tiene más altos que bajos.
    Para bajárselo (de por ahí).

    Paul McCartney – Chaos And Creation In the Backyard

    Llega la noticia a mis oídos: Paul McCartney edita nuevo disco, a lo cual mi respuesta fue ¿¿y?? Pero me dicen ojo, se lo produce Nigel Goldrich, sí, aquél que produjo OK Computer de Radiohead y es uno de los productores más buscados, por lo cual mi postura pasó a un, "no creo que pase mucho, pero veamos…".
    McCartneyY escucho el disco… y no hay manera.
    Alguien cercano me dijo, "¿vos te pensás que el pobre Nigel le puede decir algo a McCarthy?
    Y la verdad es que le podría haber dicho algo…
    Parece ser que Goldrich medio se calentó por que Paul dejó temas que a él mucho no le gustaron (me parece que fueron varios), pero sí le hizo caso en algo; le dijo "Pauuul tocáte todo vos, tocáte". La banda, agradecida; y de esta manera el gran McCarthy se hizo cargo de casi todos los instrumentos.
    McCarthy también estuvo haciendo declaraciones y dijo entre otras cosas: "Desde que los Beatles se separaron, he encarado mis discos de todas las maneras imaginables. Muchas veces, las grabaciones han sido asuntos casuales, ya saben, grabar unos temas, divertirse un poco. Normalmente, me decía: ‘me gustaría grabar un buen disco’. Pero esta vez había una determinación diferente. ‘Voy a hacer un buen disco. Lo voy a hacer y chau’".
    Ahora entiendo… con razón los discos anteriores de McCarthy son tan, pero tan… casuales… y divertidos…
    Querido Paul, muchas veces con ganas no alcanza; también se necesitan ideas, en fin…
    Y sí… ya sé que para todo el mundo es lo mejor que grabó en mucho tiempo, lo mejor comparado con… con… con… sus discos casuales… y divertidos…
    Sigo esperando algo de alguien que ya no es.
    ¡¡Ah!!, el disco… aburridísimo.

    The Tears – He Comes the Tears

    Bernard Buttler y Bret Anderson forman una dupla que nos ha dado muy buenos momentos; estamos hablando de aquella banda fundamental dentro del brit-pop como fue Suede. Discos como el mismo Suede (1993) y Dog Man Star (1994), The Tearsson lo mejor ofrecido por esta banda que los tuvo como parte fundamental; luego Buttler se alejaría tras sus peleas con Anderson y  emprendería una carrera solista con dos discos editados y algunas buenas canciones. Por su lado, Anderson siguió insistiendo con Suede editando el disco más popular de la banda, Coming Up (1997), y luego la debacle total con el mediocre Heads Music (1999) y el menos  interesante A New Morning (2002).
    Con este panorama, la unión de los músicos fundamentales de la banda abría cierta expectativa, renombrados como The Tears, nos presentan He Comes the Tears.
    Lo primero, malditas expectativas generadas, ni sombra de lo que fue. Simplemente, algunos destellos.
    Las canciones se basan fundamentalmente en medios tiempos y baladas carentes de actitud, algo que antes sobraba y ahora falta (me aparto de las comparaciones).
    Y escuchando el disco rescatamos Refugees, un tema en donde la guitarra de Buttler rinde tributo al mejor guitarrista de la historia del pop, Johnny Marr y los aires glam infaltables (sobrevuela Boland) en Lovers, por rescatar algo de un disco bastante insípido.
    Qué pasa muchachos… ¿ni una puta buena melodía pueden ofrecer? ¿y las letras… que parecen escritas por Narosky? Historias de amor bastante pelotudas… se me saltó la chaveta… me hacen calentar.
    ¿Dónde están los himnos que nos ofrecieron en cantidad y que tanto necesitamos? Una verdadera pena…
    Para esta reunión de mierda… se podrian haber quedado en su casa.
    Es que me gustaba tanto Suede
    Perdón por las malas palabras, pero nunca más ha lugar…

    Cristian Woinarowski.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: