• Sofía Koutsovitis

    Koutsovitis

    La cantante, compositora y arregladora argentina Sofía Koutsovitis debutó a los 9 años como integrante del Coro Infantil del Teatro Colón. Pero un día decidió traspasar las barreras de la música clásica y se metió en el mundo del jazz, la música latinoamericana y el avant-garde.

    Así fue que en el 2001 viajó a Boston, donde estudió canto, composición e improvisación con gente como Dominique Eade, Danilo Pérez y Steve Lacy, entre otros.

    Actualmente reside en New York y se encuentra involucrada en varios proyectos: es la vocalista líder de Alcatraz, forma parte de Avantrio, junto con Jorge Roeder en contrabajo y Jorge Pérez Albela en cajón peruano y además integra Folklore Urbano, una particular big band liderada por el pianista Pablo Mayor.

    Pero además tiene su propio octeto con el que acaba de editar en los Estados Unidos su álbum debut, Ojalá. En la empresa la acompañan músicos argentinos, peruanos y estadounidenses.

    Se dicen cosas notables de esta morocha argentina; Luciana Souza, Dominique Eade y Curtis Fuller no escatiman elogios a la hora de hablar de su arte.

    El domingo 5 de febrero se presentará en Notorious (Av. Callao 966, Buenos Aires) acompañada por Fernando Martínez en batería, Guillermo Delgado en contrabajo y Diego Rolón en guitarra.

    Buena opción para confirmar todo lo bueno que se vislumbra en Ojalá (su título refiere al tema de Silvio Rodríguez) donde además de sus propias composiciones, encontramos canciones de Falú/Dávalos, Carnota, Paulinho Da Viola, e Ica Novo, entre otros.

    A su regreso a los Estados Unidos, la esperan actuaciones en el World Cafe de Philadelphia, en el mítico 55 Bar, en Cambridge, Boston, New Hampshire y New York.

    La contactamos, le propusimos, se enganchó y aquí están sus elecciones de manera harto generosa.

    Para más información, visitar http://www.sofiamusic.com/

    “Bueno, no serán representativos de TODO lo que estoy escuchando en estos días, aunque

    sí puedo decir que están bien arriba en mi lista de favoritos y seguirán estándolo en categoría vitalicia.

     

    1 – ELIS REGINA / TOM JOBIM – Elis & Tom

    Este álbum súper clásico es sin duda uno de mis discos más preciados. Creo que engendró mi devoción por la música brasilera. Éste es Jobim en una de mis interpretaciones favoritas. La voz de Elis es increíble, de un color hermoso, de una maleabilidad emocional única. Definitivamente, una gran inspiración. No pude parar de escucharlo por años y sé todas y cada una de sus canciones de memoria. Me encanta particularmente Retrato en branco e preto y Modinha. Dos tragedias de amor que son una puñalada directa al corazón.

     

    2 – STEVE REICH – Music For 18 Musicians

    Increíble. Esta obra fue escrita por Steve Reich, compositor minimalista, uno  de los más grandes del siglo XX y uno de mis preferidos. Conocí su música 10 años atrás cuando montamos una de sus obras, Tehillim, en el Centro Cultural Recoleta con un grupo de compositores que hacían música contemporánea. A partir de ahí escuche de él todo lo que encontré en mi camino. Me encanta. La elección de este disco es un poco arbitraria porque podría haber sido casi cualquier otra de sus obras, como Drumming o Different Trains. Todas tienen este efecto transformador, “teletransportante”. Su música es simple en origen. Una misma idea se repite y repite como un loop que se va regenerando a sí mismo. Las nuevas ideas que se van introduciendo, de a poco van construyendo algo nuevo modificando la misma  estructura. Siempre reproducen esa sensación de cambio de paisaje en un viaje y aunque el movimiento sea constante, es casi imperceptible.

     

    3 – SUNA ROCHA – Rosa de los vientos

    Una amiga, también cantante, me convenció de comprarlo para regalárselo a Dominique Eade, mi profesora en el New England Conservatory, que quería conocer más sobre música argentina. Después, creo que debo haberlo comprado y regalado unas 5 veces más.

    ¡Qué voz increíble la de Suna! Una pasión para cantar… un sonido único. El repertorio y los arreglos del disco me gustan mucho también. Pasó a ser recientemente una de mis cantantes argentinas preferidas. Mi gran favorita es también Mercedes Sosa, claro; aunque no esté en esta selección, a ella la escucho desde muy chiquita por mi mamá  y me encanta.

     

    4 – HERBIE HANCOCK – Gershwin’s World

    Brillante. De principio a fin te lleva por todos los confines estilísticos posibles y, a pesar de todo, nunca suena como un pastiche. Jazz, world music, blues, R&B, música clásica, en una combinación perfecta. Antes de mudarme a Estados Unidos, alguien me lo pasó y también pasó a ser parte del “elenco estable”. Curiosamente, mi baterista es ahora quien toca en ese proyecto con Herbie, que todavía se va de gira presentándolo por todo el mundo.

     

    5 – BJÖRK – Homogenic


    Björk destila originalidad. TODOS y cada uno de sus discos me encantan, pero éste, el que más. Ella es muchas cantantes en una, es una fuente de inspiración constante. Es la combinación de fragilidad y poder que hay en su forma de cantar lo que tanto me gusta de ella. Tiene un estilo único y sus canciones son hermosas.

     

    El +1

     

    SOFÍA KOUTSOVITIS – Ojalá.

    Bueno, sí, la verdad es que estoy orgullosa de la criatura. Llevó muchísima energía, mucho tiempo, muchas decisiones… y el aprendizaje de producir un disco por mí misma. Lo grabé con mi octeto, un grupo con el que estoy tocando desde hace unos dos años. Son mi “ejército de 8”, como se autodefinen. El pianista  también es argentino: Leo Genovese. Y si no escucharon hablar de él, ya faltará poco. Es genial. El bajista y el percusionista son peruanos y los demás músicos son de Estados Unidos. La música combina todos aquellos estilos que alguna vez canté y que escucho desde hace muchos años: jazz, folclore argentino, peruano, brasilero, música clásica y experimental. Algunas composiciones son mías, lo demás, arreglos que escribí para este grupo. El día que llegaron las copias del álbum acababa de volver de un largo viaje en bus desde Boston a New York. Llegué a mi casa a las 5 de la mañana y lo primero que hice fue hacerme de una tijera para abrir las cajas. Cuando vi el CD se me cayeron varias lágrimas. Fue muy emocionante ver el proyecto hecho realidad. Por suerte, vamos a estar ocupados este año  con el octeto. Nos vamos al Festival de Jazz de Lima, tal vez vengamos a Buenos Aires, tenemos varios conciertos programados en New York y Boston…

    A pesar del caos que significa organizar cosas con tanta gente, ¡no hay nada que me haga  más feliz en este momento que tocar en vivo con ellos!”

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: