• Decretada La Ley, Los Músicos Saltan

    MoguilevskyAl cierre de esta edición, lo que parecía (y era) un disparate mayúsculo, va camino a corregirse.
    Trataremos de ser breves y entendibles.

    El Gobierno Nacional, mediante el Decreto Nº 520, puso en vigencia la Ley del Músico 14597 (su nombre técnico es “Ley del ejecutante musical”) sancionada el 20 de septiembre de 1958.

    Si bien la resolución fue tomada en el 2005, la mayoría (nos incluimos) tomó conocimiento de la misma recientemente y la reprobación fue prácticamente unánime.

    Un mensaje escrito por Marcelo Moguilevsky comenzó a circular y puede ser tomado como el puntapié inicial de la resistencia.

    Luego se realizó una convocatoria en el Auditorio Bauen el lunes 17 de abril con una asistencia impensada hasta en los cálculos más optimistas.

    IaiesSobre el escenario se encontrban Adrián Iaies (encargado de introducir al auditorio del por qué de la convocatoria), Marcelo Moguilevsky (quien dio lectura a un texto redactado por una suerte de comisión), Liliana Herrero, Fernando Tarrés, Raúl Carnota, Willy González, Adriana de los Santos y varios más.

    Sin dejar de lado la autocrítica, se instó a presentarle al Presidente Néstor Kirchner un petitorio para la derogación de este decreto que había puesto en funcionamiento una ley anacrónica y a todas luces perjudicial para los músicos, en especial los independientes.

    HerreroPara poder ser “músico”, había que matricularse, asociarse al S.A.D.E.M. (Sindicato Argentino DE Músicos) y, entre otros disparates, demostrar ante una mesa examinadora las aptitudes para poder ejercer la profesión.

    De esa mesa examinadora formaba parte el guitarrista Botafogo.

    Hubo una nueva convocatoria para el lunes 24 pero, previamente, un grupo de músicos se reunió con Kirchner quien prometió la derogación del mencionado decreto, asumiendo el error cometido, y prometiendo la creación de una Ley acorde a las necesidades reales de los músicos.

    Inmediatamente, Botafogo envió una “carta abierta”, de la que extraemos el siguiente párrafo final:

    Yo acepté estar en esta mesa examinadora porque, en mi persona, creo que nos honran a todos los que nacimos a la música desde el Rock Argentino, y el Rock, el Blues, el Jazz, etc, etc, en general. Porque si no, la mesa examinadora estaría integrada por folkloristas, tangueros y clásicos, que nos aborrecen. Que hoy nos den este lugar y nos consideren músicos profesionales es empezar a lavar los días en que íbamos presos por portación de sueños, melodías y guitarras”.

    Tarres
    La cita es textual; no quitamos ni agregamos una coma.
    De un lado, el S.A.D.E.M. y Botafogo.
    Del otro, los músicos mencionados, en representación de la enorme mayoría de sus colegas.
    No es difícil deducir de qué lado estamos.

    Notas Relacionadas o de Interés: