• Wayne Horvitz: El Mundo Según Wayne

    Café Metropol de Los Angeles
    Viernes 7 de abril de 2006 – 20:30 hs.
     

    Café Metropol De Los AngelesEl 7 de abril tuvo lugar en el Café Metropol de Los Angeles la presentación de la banda liderada por Wayne Horvitz: Sweeter Than the Day. A principios de este año, Horvitz editó Whispers, Hymns and a Murmur, disco orientado a la música clásica contemporánea. Para junio próximo se anuncia la aparición de Way Out East en el que Horvitz presentará su nuevo proyecto grupal, el New Gravita’s Quartet, integrado por Ron Miles en trompeta, la basoonista Sara Schoenbeck y Peggy Lee en cello.

    Entre ambos discos, y como si fuese el jamón del sandwich (pero jamón del medio, claro está) hubo tiempo para una breve gira con Sweeter Than the Day, banda integrada por Wayne Horvitz en piano, Keith Lowe en bajo acústico, Timothy Young en guitarra y el recientemente incorporado Eric Eagle en batería.

    Wayne HorvitzSweeter Than the Day es una encarnación acústica de otro proyecto grupal que ocupara la mayor parte de la carrera de WH durante los últimos años: Zony Mash.

    La cita era en el acogedor Café Metropol ubicado en el downtown de Los Angeles.

    Acceder a ese lugar un viernes por la noche es, con perdón de la palabra, una tarea hercúlea. Para llegar allí había que superar autopistas atestadas de autos (bueno, no iba a haber submarinos, ¿no?) y luego ingresar a la denominada zona histórica de Los Angeles con sus laberínticas diagonales, algunas perpendiculares y hasta un par de calles romboidales.

    Finalmente, y con la ayuda de un transportador, una escuadra y un compás, llegamos.

    Estadio repleto. 15.000 personas coreando el nombre de Horvitz, fuegos artificiales, lluvia de papelitos… ¿no me cree?
    ¿Qué tal… 150 personas cómodamente sentadas comiendo pop-corn? ¿Tampoco?
    ¿Me creería 15 personas incluyendo a la tía de Horvitz?
    ¿No?
    ¿Y qué tal mi esposa, yo y un perro San Bernardo?
    No importa, Horvitz está más allá de la cantidad de público…
    ¿Será por eso que hay menos… acá?

    8:30 pm en punto y ya está el equipo dispuesto en la cancha.
    De izquierda a derecha tenemos a Horvitz en piano, con chambergo de malevo y saco amarillo. Luego a Keith Lowe en bajo y, como es su costumbre, descalzo. En el centro el joven Eric Eagle en batería y a la derecha y de cotê Timothy Young.

    Desde un enfoque en el que se conjugan y motorizan el formalismo y la hermenáutica del análisis musical…

    - ¿A qué juega Hermes?
    – Juega a la motonáutica… con Isis…
    - ¡¡¡Ahhh!!!

    Como iba diciendo, desde un enfoque que bla bla bla… el formalismo y la hermenáutica del análisis musical y/o/u ante la difuminación (¿la qué?) del contenido y el concepto de algunas tendencias actuales de la crítica en las que se pretende yuxtaponer el acento en los aspectos interdisciplinarios con énfasis en un equilibrio entre el texto y el contexto del análisis musical…

    ¿Ta’ claro?

    Wayne HorvitzEn consonancia con esa tendencia y para ser honesto, debo manifestar que la propuesta del Zony Mash acústico o Sweeter Than the Day o como quiera que se llame, me pega directo acá…

    - ¡No! ¡Ahí no!
    - Acá, donde tengo mi mano…
    - ¡No… esa mano no! ¡La otra! La que está sobre el corazón…

    En Sweeter Than the Day conviven múltiples caminos: jazz, country, folk, blues, himnos, clásica contemporánea… un cóctel delicioso y que uno puede tomar de un solo trago… o varios.

    La apertura será con Ben’s Music, una hermosa composición con una perturbadora progresión de acordes angulares que le otorgan un aura de misteriosa seducción.
    El cóctel además de delicioso es embriagante.

    Comienza Inference y una señorita (con unas curvas que le provocarían un derrame cerebral a un buey) se acerca al escenario y coloca, reverencia mediante, 5 dólares en el piso.

    Young amenaza con dejar la viola y salir en dirección a la señorita con las mismas intenciones que dan nombre a su instrumento…

    Pero Horvitz lo llama al orden con un solo fantástico (¿y castrador?) al que se suma el resto para un final milimétrico.

    Estamos tan cerca de los músicos que podemos divertimos aflojándole las cuerdas a Timothy Young. Aunque deduzco que después del paso de la mencionada señorita, no se daría cuenta.

    Timothy YoungSeguidamenente hacen una versión del tema In the Ballroom, incluido en el disco American Bandstand (luego re-titulado Forever), que fluctúa entre un ritmo a-go go y un tango. Impecable solo de Young en guitarra.
    Timothy Young ha hecho jazz con Julian Priestner, Sam Rivers y Michael White. Rock con The Scalbas, David Sylvian y Scallywags. Acompañó al camboyano Dr. Sam Ang Sam y lideró sus propios proyectos The Young and Very Special Forces y Guitar Monks.

    Luego hacen Julian’s Ballad del disco From a Window de 2001 y con posterior versión en el álbum Sweeter Than the Day. Aquí nos encontramos con una performance en piano cargada de lirismo, elegancia y con la característica economicidad de lenguaje que distingue a Horvitz.

    El camarero interrumpe para recomendarnos un plato que incluye hígado, el que es rechazado por propiedad transitiva (¡?).
    Simple.
    Si comer huevos patea el hígado; comer hígado, ¿pateará… algo?
    Este tipo de análisis basado en la utilización del pensamiento lógico es lo que me lleva a decir: ¿qué haría yo… sin mí?

    Notas Relacionadas o de Interés: