• Matambrito De Cerdo Bordeaux

    Intruso, la Bolocco en el pecho tiene dos bombitas de 25 watts

    MatambritoIngredientes:
    2 kg. Matambrito de Cerdo
    750 gr. Chauchas
    3 Limones
    1 Cabeza de Ajo
    100Gr. Manteca
    Pimentón Dulce
    Sal Fina
    Sal Gruesa
    Pimienta
    Queso Rallado

    El matambrito de cerdo es bárbaro, se cocina en poco tiempo y sacándolo a punto brinda al comensal un placer que no muchos logran. Para esto vamos a usar, si tenemos, parrilla; y si no, horno, más una cacerola y una sartén.
    Anthony Braxton - 20 StandardsEn un bol vamos a colocar los trozos de matambre luego de agregarle pimienta, sal y pimentón dulce que esparcimos con las manos quedando, en la superficie, una tonalidad suave.
    A esto le agregamos el jugo de los limones y varios dientes de ajo cortados en pedazos grandes; mezclamos los ingredientes y lo llevamos a la heladera un par de horas antes de coser.
    (En la universidad de la calle se sabe que en esta vida nadie se salva de ser cornudo y de morirse; tranquilo Carlo’ una ya te está pasando, falta la otra. Y falta poco. De paso, Blue Rondo a la turca, en la versión de nuestro reciente e ilustre visitante Antony Braxton).

    En una cacerola ponemos agua a hervir. A las chauchas les quitamos las puntas y el hilo perimetral (tenga paciencia); las enjuagamos y volcamos en la cacerola con un puñado de sal gruesa.
    SerratEl tiempo ha pasado; el matambrito maceró y hay que darle calor. Si va a ser a la parrilla, por favor que el carbón o leña estén bien encendidos,
    Si es al horno, que esté caliente.
    Depositamos sobre el metal las piezas reservando el juguito y dejándolo hasta que dore bien; ahí lo damos vuelta e incluimos el jugo y el ajo esparciéndolos, hasta completar la cocción.
    Si lo hacemos al horno, lo ponemos sobre una rejilla para que desgrase; si no, apoyado en la asadera sale hervido. No hagamos macanas.
    (El domingo 27 de mayo le van a devolver al club Atlanta los terrenos que le quitaron en el año 1991. Villa Crespo va a estar de fiesta y a la misma va a ir uno de sus hinchas, Jorge Telerman, qué casual, qué obvio. Compensemos con el catalán Serrat; por lo de Fiesta, ¿vio?).

    Las chauchas están listas, tiernas, las quitamos del agua dejando que se escurran. Tomamos la sartén, la llevamos al fuego agregando la manteca; cuando ésta va tomando el querido color ámbar, le agregamos también varios dientes de ajo cortados en trozos para que el aroma se instale en la sartén, completando con las chauchas que mezclamos suavemente con la cuchara de madera. Vamos camino al manjar.
    Emerson, Lake & PalmerLa preparación en la sartén ya está, entonces completamos con una firme llovizna de queso rallado y ahora sí mezclamos por ultima vez.
    Y el matambrito, ¿qué onda? Ya está como lo habíamos pensado: cocido, a punto; a la vista, el dorado y el bordeaux resaltan como una pintura, los comensales le van a decir: “Rulo, hiciste un cuadro, hiciste”. Y ya que estamos, Cuadros de una exposición, en la versión de Emerson, Lake & Palmer.
    Sugiero comer las chauchas desde la fuente porque al final se produce un encuentro mágico: los porotos que salieron de las vainas, los pedazos de ajo, la manteca y el queso rallado, que sobre un trozo de pan son riquísimos, un final a todo canapé.
    Hasta la próxima, disfrute, hágalo con cariño y que no falte el vino.

    Un abrazo.

    Pepe Terminiello

    Notas Relacionadas o de Interés: