• Mariano Loiácono

    LoiaconoEl trompetista Mariano Loiácono nació en Cruz Alta, localidad ubicada al sudeste en la provincia de Córdoba, limitando con Santa Fe. Ingresó a la Escuela de Música Silvio Agostini donde comenzó a estudiar la trompeta por herencia de su padre. Luego tomó clases con J C Tealdi en Rosario y, a posteriori, con Fernando Ciancio en Bs. As. Es primera trompeta de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Rosario y de la Orquesta de la Ópera de Rosario, invitado frecuente de la Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario y de la Orquesta de Cámara de esta ciudad. Comienza a inclinarse por el jazz estudiando armonía e improvisación con Julio Kobryn, quien le recomienda luego tomar clases con el notable Juan Cruz de Urquiza; es egresado de la Escuela de Música Contemporánea. Ya en Bs. As. compartió noches de música (y algo más, ofcors) con Mariano Otero, Juan Cruz De Urquiza, Rodrigo Domínguez, Ernesto Jodos, Horacio Fumero, Oscar Giunta, Richard Nant, Carlos Lastra, Ricardo Cavalli, Francisco Lo Vuolo, Jerónimo Carmona / Carto Brandán (o, según Loiácono, “Jeroycarto -ya son uno-“), Miguel Tarzia, y otros tantos... Además de las numerosas invitaciones para eventuales conciertos, participa de la Mariano Otero orquesta, quinteto y sexteto, Patricio Carposi quinteto, y lidera su propio grupo con el que grabará, el próximo 24 de agosto, su primer trabajo como líder junto con Mariano Otero, Oscar Giunta, Ramiro Flores y Miguel Tarzia. Bien. Esto, es lo formal.

    Cuando lo vimos por vez primera sobre un escenario, hace ya de esto más de dos años, nos llamó la atención no solamente su manera de tocar sino cierta desfachatez casi de potrero. Porque Loiácono, que es futbolero de alma, me recuerda muchísimo al Chacho Coudet. O al Loco Houseman. También asistimos al que fuera su primer concierto como líder, hace apenas un mes. Y, de nuevo, la sensación de que no se achica ante nada. Con su instrumento saca chispas. Y en cualquier momento te arma un incendio. Un servidor espera ansioso la grabación de su álbum debut. Pero ustedes no tienen por qué esperar. Ya sea con su quinteto o con la agrupación de algún otro, no se lo pierdan. Loiácono siempre se las ingenia para jugar de local. Y gente así, es la que quiero en mi equipo.

    1 – Chet Baker - The Last Great Concert

    Este disco me lo pasó Julio Kobryn cuando era mi profesor; es el disco que no me canso de escuchar. Demuestra la capacidad musical de este artista adorable; Chet es el músico que logra llevarme a lugares impensados. Siempre que se diga swing, se me viene a la cabeza la foto de Chet con sombrero y botas tejanas. ¡Un genio!

    2 - Miles Davis - Relaxin´

    Elegir cinco discos es difícil, que entre los cinco no haya uno de Miles es imposible y elegir sólo uno de Miles, no existe. Todos los discos de este "extraterrestre adelantado" te dejan una marca. Relaxin´ me parece un disco que el "aborde Miles" a la música es clarísimo; los solos y la combinación con Coltrane son momentos que no puedo pasar una semana sin explorarlos. ¡El mejor!

    3 - John Coltrane - One Down One Up

    Después de escuchar Blue Train y demás discos de este tipo que todos tenemos, a la salida de un toque, Carlos Lastra y Rodrigo Domínguez me dijeron: “comprate ese disco”. Lo puse y arranca con 25 minutos de solo de Coltrane. Quedé helado. La manera de generar tensión y más tensión... y cuando creés que no hay más... sí hay más... y más. Energía inagotable, concepto, swing, todo. Disco caro, ¡pero no importó!

    4 - Stan Getz / Kenny Barron - People Time

    No se puede tener tanto swing. Es un disco que escuché millones de veces, no me canso, lo que toca Kenny Barron es tremendo. Es un disco en vivo en el que hubiera querido participar, no con la trompeta, sino aplaudiendo. Sigo sin entender cómo Barron me hace escuchar el contrabajo y la batería si no están... Hace un trabajo de otro planeta. Y Stan, todo el romance y la pasión por la música. Va siempre conmigo en la bandejita de discos.

    5 - Charlie Haden Liberation Orchestra - Not In Our Name

    Disco recomendado por el director de este reducto (site). No lo puedo creer, lo que toca esta gente, Zenon, Cheek, Rodriguez, Malaby, Haden, todos... Es el disco que quisiera grabar alguna vez, o participar haciendo los mates en la sesión... ¡algo! Cómo será que se me rayó... y compré otro. ¡Discazo!

    El +1-

    Mariano Otero Orquesta - Tres

    Simple, era una de mis primeras grabaciones, que tampoco son tantas hoy... pero algunas más hay... Estudio súper pro y grabar con Otero, Pepi, Rodrigo Domínguez, Cavalli, Juan Cruz, Norris... todos, todos unos monstruos y yo metido en el medio. Una gran experiencia. Además, el disco me encanta y lo sigo escuchando seguido, no me cansa. Ojo que viene otro... ¡muuuuuuuy pro!

    Nota relacionada: El Ojo Tuerto: Mariano Loiácono - Candidato al Título

    Notas Relacionadas o de Interés: