• ¡¡¡Y Dale Que Nos Bancamos El Jet Lag!!!

    Este mes empezamos por Inglaterra, donde nos haremos amigos de algunos locales con los que viajaremos al Medio y Lejano Oriente.

    Nos tomamos una máquina del tiempo para ver la banda más rockera de la que el guitarrista Allan Holdsworth hubiera alguna vez preferido formar parte; todos tenemos un muerto en el placard… La banda es Tempest y el disco en cuestión responde al mismo nombre. ¿Se imaginan al bueno de Allan tocando con la reencarnación de Cream? Yo tampoco. Además, muchas composiciones tienen su firma… Esta primera parada es para tomarse una cerveza con maní con amigos y reírse un rato.

    Tempest – Tempest (1973)

    Temas: Gorgon, Foyers of Fun, Dark House, Brothers, Up and On, Grey and Black, Strangeher, Upon Tomorrow.
    Músicos: Jon Hiseman – batería; Allan Holdsworth – guitarra; Mark Clarke – bajo, teclados, voz; Paul Williams -  voz y teclados.

    Este proyecto liderado por Jon Hiseman, quien luego formaría parte por años del seleccionado Jazz + Rock Ensemble, “The band of band leaders”, comienza luego de la separación de Colosseum un año antes. Holdsworth cae de alguna misteriosa manera a tocar en esta banda que, como ya dije, es una suerte de reencarnación de Cream fuera de tiempo. Holdsworth solea como siempre pero con una banda que está para tocar con Jack Bruce más que para el sonido del guitarrista. Strangeher se deja escuchar treinta y pico de años después y nos muestra a Allan tocando un blues desatado, impensado, quince años antes que todos los shredders. El último tema lo muestra en violín; y sí, lo toca bárbaro… y el tema también se la banca bastante bien. La segunda grabación de Holdsworth es un muy interesante, divertido e igualmente intrascendente recuerdo histórico. Gracias a Dios, su carrera tomó rápidamente otro camino.
    En el trayecto conocimos a unos muchachos que, en los setenta, se hacían llamar Japan y que ahora justamente nos invitan a viajar a Tokyo. Resulta que tienen una fecha por esos sitios y nos invitaron.

     

    Steve Jansen, Richard Barbieri, Mick Karn – Playing In a Room with People (2001)

    Temas: Walkabout, Big Wheels in Shanty Town, Saday Maday, Lodge of Skins, When Things Dream, Bestial Cluster, The Night Gives Birth, Long Tales – Tall Shadows, Plaster the Magic Tongue, Types of Ambiguity.
    Músicos: Jansen – batería, percussion, teclados; Barbieri – teclados; Karn – clarinete, bajo, guitarra, voz; Steve Wilson – guitarra; Theo Travis – flauta, saxo; Natacha Atlas – voz.

    Estos muchachos que junto al hermano de Jansen, David Sylvian, formaran Japan, son especialistas en ambient, electro-pop y pop-rock experimental; una suerte de King Crimson pop. Canciones, en general instrumentales, llenas de texturas y ritmos delicados, complejos y potentes. Ninguno es un virtuoso en su instrumento, pero tienen una enorme inteligencia y creatividad en lo que proponen y plasman. La grabación de una performance humaniza los temas, que en su mayoría han sido grabados previamente en estudio. El disco es redondo, obviamente, pero en todo sentido. Cuentan con el soporte, en este excelente disco en vivo, de Steve Wilson de Porcupine Tree, del brillante saxofonista y flautista inglés Theo Travis, que actualmente reemplaza al fallecido Elton Dean en The Soft Machine Legacy y de la cantante árabe Natacha Atlas.
    Nos tomamos un avión con Steve Wilson desde Japón y nos vamos a Israel para visitar a su amigo cantautor Aviv Geffen con quien está por grabar el primer disco del dúo pop Blackfield.

     

    Blackfield – Blackfield (2004)

    Temas: Open Mind, Blackfield, Glow, Scars, Lullaby, Pain, Summer, Cloudy Now, The Hole in Me, Hello.
    Músicos: Aviv Geffen – guitarras, teclados, voz; Steven Wilson – guitarras, teclados, voz; Daniel Salomon – teclados, coros; Seffi Efrati – bajo; Chris Maitland – batería, coros.

    Aviv Geffen parece ser una estrella pop israelí; Wilson es un músico que, a base de buenas ideas y música, se ha hecho un lugar entre los grandes del rock progresivo y del pop-rock de vanguardia. Un día se juntaron y decidieron crear esta banda pop con claras referencias a los ´80. Este disco es tan recomendable como su secuela, cuyo review se encuentra en la sección de discos nuevos y presenta una banda sólida que se dedica a hacer muy buenas canciones pop. El buen gusto es lo que predomina, lo mismo que la mesura. Excelentes melodías y climas dramáticos y melancólicos son los que muestran en esta entrega de canciones de tres o cuatro minutos. También depara un par de sorpresas para el oyente con impensados cambios en un par de ellas. Muy recomendable.

    Federico Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés: