• De viaje – Espíritu raver, pero vintage…

    Sí, soy un moderno… o al menos quiero serlo… o sólo parecerlo…
    No importa, me pongo una musculosa fluo con pantalones caídos y anchos, agarro mi agua mineral (sin pastillitas) y esas raras barritas luminosas y me voy para Londres a experimentar de primera mano la movida electrónica. Sin embargo, parece que no puedo con mi genio y no salgo de la psicodelia. Termino en un lugar que, a pesar de los atuendos modernos y coloridos, se parece más a la cantina de Star Wars que a una rave.

    Gong – Live 2 Infinitea
    (2001)
    Temas: Foolfare, Zeroid, Magdalene – intro, Magdalene, Infinitea, The Mad Monk, Zero the Hero and the Witch's Spell, Bodilingus – intro, Bodilingus, Inner Temple, Yoni on Mars, Tropical Fish, Invisible Temple, Selene

    Músicos: Daevid Allen – voz y guitarras; Mike Howlett – bajo; Gilli Smyth – space whisper; Gwyo Zepix – teclados; Didier Malherbe – saxos, flauta y doudouk; Theo Travis – saxos, flauta; Chris Taylor – batería. Invitado: Basil Brooks – bubbles

    Un día Gong volvió a resucitar, tal y como lo viene haciendo desde su formal primera ruptura allá por 1975/6; y en 2000 volvieron al estudio con una formación tradicional pero aggiornada para grabar el magnífico 0 2 oo (Zero to Infinity), en el cual se vuelven a contar las aventuras del mítico personaje creado por la banda que fuera el protagonista de su clásica trilogía llamada Flying Teapot. Zero es un antihéroe que da vueltas por un espacio hippie y psicodélico con el cual se busca dar un mensaje igual de hippie y psicodélico… pero con contenido. Este disco registra momentos de la gira de presentación de 0 2 oo. El contenido es un brillante ejemplo de space-rock, psicodelia, groove, mucho humor irónico e inteligencia. Si bien la grabación no es de lo mejor que se puede escuchar en estos días, la banda se muestra en plena forma. El saxofonista de jazz Theo Travis se suma en rol destacado en reemplazo de Didier Malherbe, quien en varios temas está como invitado. La dupla hace, de la versión de Zero the Hero and the Witch´s Spell, algo imperdible. Por aquel entonces, Allen sólo tenía 62 años y lideraba el show enfundado en un traje cromado pegado al cuerpo. Un grupo liderado por dos sexagenarios, con alguien que toca el doudouk, alguien que aporta bubbles y una señora que hace space whisper no puede ser otra cosa que un éxito, ¿no?

    Salgo un poco mareado por los colores, olores, vapores y luces estraboscópicas. Decido que ya no estoy para estos trotes, sin embargo…

    Ozric Tentacles – Live at the Pongmaster´s Ball (2002)
    Temas: Disco 1: Oddentity, Erpland, Oakum, Myriapod, It's A Hup Ho World, Pixel Dream, The Domes Of G'Bal, Pyramidion. Disco 2: Saucers, Dissolution, Sploosh, Ta Khut, Kick Muck, The Throbbe.

    Músicos: Ed Wynne – guitarras, teclados; Zia Geelani bajo; Seaweed – teclados; Schoo – batería; Mark Egan – flautas.

    Los sucesores de Gong, el eslabón perdido entre la psicodelia y la electrónica dance. Para más datos, Wynne se ha inspirado mucho en Steve Hillage, quien hizo a principios de los ´90 la transición de héroe de la guitarra de los ´70 a comandar junto a su esposa System 7, un dúo de música electrónica/ambient/trance al estilo de The Orb. Los Ozric Tentacles resumen todo esto y le suman reggae y música modal a su propuesta instrumental e hipnótica. Son todo feeling, texturas y groove. Una suerte de montaña rusa para los sentidos. Todo el vértigo proviene de la música que se convierte en un substituto o suplemento de sustancias prohibidas. Estos dos discos (también en DVD) registran un brillante concierto de 2002 en el que la banda muestra su plena forma antes de sufrir una serie de deserciones que la afectarían en los años subsiguientes y que parece que sólo recientemente se han subsanado. Las increíbles y precisas líneas de bajo, las complejas texturas de teclados, la dinámica base de batería y las feroces guitarras llenas de phaser se roban la performance. La inventiva, a la hora de componer, parece inagotable e impresiona la variedad a pesar de lo marcado del estilo; y todas llevan el sello personal de la banda. El material es de distintas épocas pero con una unidad ínter-temporal que sorprende. Son un viaje.

    Federico Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: