• Diario de viaje – Octubre 2008

    1 – Veintisiete años separan la edición de My Life in the Bush of Ghosts del nuevo trabajo realizado por la dupla Eno – Byrne. Estos jóvenes de corazón se conocieron en los 70`s cuando Brian Eno abandonaba a Roxy Music y se empezaba a abrir paso como solista y productor y David Byrne comenzaba su carrera al frente de los Talking Heads. El encuentro fue en uno de los conciertos que la banda dio en su gira inicial por UK en 1977 teloneando a los Ramones para llenar de punk neoyorkino la atmósfera londinense. Allí, Eno saltó por encima de John Cale y logró lo que quería, ser el productor de la banda del momento. La relación con los Heads fue bastante fructífera: Songs About Buildings and Foods (1978), Fear of Music (1979) y Remain In Light (1980) contaron con la producción de Eno y Byrne, ante la mirada desconfiada de los demás músicos. Entre los dos últimos discos el dúo se tomó el tiempo suficiente y grabó My Life in the Bush of Ghosts (editado tiempo después, en 1981, para no quitarle brillo a Remain…, son gente con tacto, ¿vio?). El disco es rupturista desde todo punto de vista, se trata de un álbum de carácter experimental, que anticipa el concepto de los samplers con grabaciones extemporáneas que matizan y acompañan el trabajo musical, se pueden encontrar desde exorcistas trabajando y enardecidos pastores a ignotos cantantes orientales. Rápidamente se convirtió en objeto de culto pero la relación no perduró en el tiempo, separándose en silencio. Hace dos años salió una remasterización del álbum, que incluía en su sitio la posibilidad de mezclar algunos tracks nuevamente de manera casera, para quienes se animaran (probé sin éxito alguno, snif).

    Everything that Happens will Happen Today se llama la nueva placa y está disponible en la red para bajarlo desde aquí: http://www.everythingthathappens.com/
    Everything… es un disco parejo, de mid tempos casi permanentes, con cuotas de sonido acústico y arreglos simples, sencillos y previsibles. Se parece más a Wrong Way Up (1990), aquella experiencia que Eno realizó hace tiempo con John Cale, pero sumado a algún disco solista (perdido) de Byrne. No creo que quede demasiado de él en un par de meses, tiene definitivamente un sabor diferente al excitante y maravilloso My Life de hace 27 años. Aunque sea sabor a poco. Buen intento, ¿vemos la próxima?


    1 y 1/2 – Hablando de esos años, gira en la red un disco compilatorio del sonido under del período 1978/1982, llamado New York Noise, que incluye a Liquid Liquid, Glenn Branca, Bush Tetras, The Contorsions, The Bloods, DNA, Mars y los necesarios Defunkt. Súmenle No New York (1978) y completamos el score. Busquen en lo de Pituco, siempre tiene buena merluza allí.

    2 – ¿Me Darás Mil Hijos es una de las mejores bandas argentinas para ver en vivo hoy? El calor que destilan sus conciertos, ese delicioso color que tienen sus canciones y esos climas que logran junto al público, quedó demostrado en sus actuaciones de Niceto en el mes de julio. Allí presentaron entera su tercera placa llamada Aire más sus (ya) clásicos dos discos anteriores, bajo la voz de Mariano Fernández y esa maravillosa banda que (estoy seguro) no encuentra espacio en los medios para demostrar su sonido. No preocuparse, el boca a boca crece y cada vez los conciertos se convierten más en ceremonias compartidas. Repitieron en agosto. Estén atentos. Después me escriben.

    3 – When in Rome es el triple DVD que Genesis editó con motivo de su última reunión, la última, ¿la definitiva? Dos de los discos son del concierto, realizado en el Circo Massimo (mirá el nombre…) en Roma, el 14 de julio del 2007. Esta muy bien el concierto, muy buen repertorio, que incluye algunas perlas del pasado y otros temas de la última época, quizás la menos interesante, pero el balance es equilibrado, obviamente que se privilegia la época de Phil Collins. A propósito, pocas veces vi un concierto con un cantante de tan mala actitud; cuando pudimos verlo a Collins en vivo en plena época del VHS siempre estaba feliz, saltarín, contento, irónico y teatral. En Roma está con cara de culo todo el concierto, está agrio como tobillo de Biasatti, como un canasto de limones, como codo de vieja, como sandalia de pobre. Y si vez los extras te das cuenta por qué: “no, no lo puedo cantar así, no llego, bajemos un tono… TODO EL TEMA”. Pobre. De todas maneras cobró su parte, no se las dejó a los otros. Igual, a la Argentina no vinieron.
    Duda: En algún momento, ¿prepararán una gira con Ray Wilson?

    4 – Viene Queen. Va a actuar en Vélez el 21 de noviembre. Canta Paul Rodgers (ex Free y Bad Company), prometen presentar su disco nuevo, The Cosmos Rocks.
    Queen en Velez. ¿Es una noticia vieja?

    4a – Viene la Dave Matthews Band, pero acaban de anunciar el fallecimiento de su saxo histórico, LeRoi Moore, complicado después de un accidente automovilístico. ¿Será lo mismo?

    4b – Viene R.E.M., quizás no en su mejor momento, pero es una de las mejores bandas de estadio para ver. Allí estaré.

    5 – Hace cinco (5) días que sueño con el tema Rhiannon de Fleetwood Mac. Está en el primer disco, homónimo, con Lindsay Buckingham y Stevie Nicks, de 1975. ¿Qué hago? Recomendaciones al mail que figura en el staff de este sitio.

    6 – Dos nuevas cositas para escuchar: Por un lado, el nuevo de TV On The Radio, a quienes vimos hace un tiempo en el BUE, en un concierto magnético. El disco se llama Dear Science y cumple con la expectativa: brillante, positivo, maravilloso.
    La otra novedad viene del palo electrónico, se trata de Lindstrom, el disco se llama Where You Go I Go Too, es muy reciente y no dejo de escucharlo los últimos días. Pocos temas, muy largos y muy climáticos en el disco de este músico noruego nuevo para mí.

    El 7… ¿es un buen número para terminar este viaje? ¿Será asi?

    Hasta la próxima hoja.

    Horacio Poyo Magnacco

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: