• Me cansé de viajar

    Sí, basta. El jet lag me está matando, casi que ni siquiera sé en que día vivo…
    Me quedo un tiempito en B.A. (que cheto, ¿no?). Sí viejo, estoy cansado. Además, quiero ir a ver al Negro Rada que está por grabar en Buenos Aires, para Sazam Records. Me tengo que ir a Belgrano hasta los estudios ION de Fernando Gelbard, eximio pianista y flautista, con quien mi viejo departiera en la década pasada, los ´60.
    Bueno, volviendo al tema, el asunto es que el Negro se junta con unos nenes que se las traen: Jorge Navarro, Benny Izaguirre, Bernardo Baraj, Luis Cerávolo, Ricardo Sanz, David Lebón y Daniel Homer.
    Me pasaron los temas, increíbles, espero que ninguna cantante de rock devenida en cantante melódica destruya ninguno de estos temas en años venideros… no sé por qué, pero tengo un mal presentimiento al respecto.

    La Banda – La Banda (1979)
    Rock de la calle, Muy lejos te vas, Candombe llamada, La música es mi amor, Malísimo, Mamá Reloj, Montevideo, Constelación.
    Músicos: Rubén Rada – voz, percusión; Bernardo Baraj – saxos; Benny Izaguirre – trompeta; Luis Cerávolo – batería; Jorge Navarro – teclados; Daniel Homer – guitarra; David Lebón – guitarra.

    ¡¡Joder, qué disco!! La performance, las composiciónes y la grabación no tienen nada que envidiarle a ninguna grabación norteamericana o europea de la época. Es más, a ninguna actual. Ni el sonido está desactualizado, es perfectamente cristalino. Para mí es, sin duda, un punto realmente alto en las carreras de casi todos los involucrados. Técnicamente están brillantes y logran plasmar en la grabación toda la potencia de la banda y una energía abrumadora. Una combinación perfecta de jazz-rock con guiños pop y mucho candombe. Un disco equilibrado desde todo punto de vista, lo eléctrico y lo acústico, la potencia y la sutileza, lo rítmico y la canción. Solos memorables, como los del tema enteramente instrumental compuesto por Navarro, Constelación. Allí, Sanz la rompe con un virtuosismo atípico para la época y en este país. En todo el disco los caños suenan ajustadísimos y con arreglos impecables. La percusión y la voz de Rada le dan ese toque personal, distintivo, divertido y uruguayo, con algunos falsetes impresionantes en Montevideo. En el mismo tema, Navarro y su Rhodes. La versión de Muy lejos te vas es realmente mejor que la de OPA (perdón Hugo). Malísimo y Rock de la Calle tienen excelentes solos de guitarra, lástima que no diga de cuál de los dos.. Sin embargo, estoy seguro que el de Malísimo es del "true guitar hero" argentino, David Lebón. En realidad, toda la coda de Rock de la Calle es brillante. Discúlpenme, la eléctrica es del rock. Los riffs del disco me han quedado grabados a fuego, hay solos que puedo tararear de principio a fin; y en Mamá Reloj hay un fill de tambor de Cerávolo que está en mi listado de los "all time favourites".
    Es más, toda la performance del baterista y de Sanz están en este listado; ¡¡¡bah, todo el disco!!!
    En mi Uno por Cinco (+1) está de cajón.

    Federico Larroca

    Notas Relacionadas o de Interés: