• Diarios de Viaje – Diciembre de 2008

    1 – R.E.M. brindó, en el marco del Personal Fest, uno de los conciertos del año. Sencillo, con buen gusto y con calidad musical, siguen demostrando que son una de las mejores bandas en vivo de los últimos 20 años. Más allá del clásico repertorio, me sorprendió el agregado de Bad Day y la sobria y elegante presentación en las pantallas de cada uno de los temas.

    2 – Sorpresa con Bloc Party; y más que grata… con un sonido propio, con todo un camino por recorrer, se llevaron por delante el escenario principal del Club Ciudad cuando todavía era de día.

    3 – No fue buena la idea de que Kaiser Chiefs cerrara el bloque de grupos soporte, una banda insulsa, mediocre, con unos huecos notorios en la composición y ninguna idea en escenario. Igualmente hay un dato para destacar que, a esta altura, puedo calificar de inolvidable: el inicio de su concierto. Hacía tiempo que no escuchaba algo tan pedorro.

    4 – Unas semanas antes de que su segundo single “Light my fire” comenzara a sonar en los charts, The Doors realizaron un concierto en el Matrix, un club pequeño de San Francisco, propiedad del Jefferson Airplane Marty Balin. En ese concierto que se editó hace unos días se los escucha con hambre, con ganas, como a nosotros nos gusta. Se trata de dos fechas, el 7 y el 10 de marzo de 1967 y lo mejor de su temprano repertorio, The End, Back Door Man, Alabama Song, The Crystal Ship (¡¡qué momento maravilloso esta canción!!) y muchos de los temas que estarían en sus álbumes posteriores. El sonido no es el ideal, pero vale el documento, se deja escuchar muy bien.

    5- Mientras escribo esto, se presenta Queen en Vélez con un cantante suplente, Cindy Lauper, la semana pasada Duran Duran y Kylie Minogue. O yo me estoy volviendo muy selectivo, o realmente no está pasando nada, ¿no?

    6 – Y como si estuviéramos hablando de Bohemian Rhapsody, Easy Come, Easy Go se llama el nuevo disco de Marianne Faithfull, esa diosa de voz con aguardiente. El disco y la selección de los temas quedó bajo la producción de Hal Wilner, el responsable de esa rareza que es Weird Nightmare, Meditations on Mingus (1992), que juntó a Henry Rollins con Joe Jackson y Keith Richards. La lista de covers es larga e interesante: Morrisey, Billie Holiday, Dolly Parton, Black Rebel Motorcycle Club, The Decemberists, etcétera, y los músicos acompañantes también: Nick Cave a dúo en The Crane Wife (exquisita versión) de The Decemberists, Jarvis Cocker, Keith Richards, Anthony Hegarty y Rufus Wainright. La edición es a medida: o bien un CD con 10 temas, o una edición doble con 8 bonus tracks y un documental en DVD, o vinilo doble.
    Una belleza de disco.


    7 ­– Apareció hace un tiempo Jazz Side of the Moon , la versión jazzeada de Floyd, con nueve temas producidos y ejecutados por Sam Yahel (Hammond), Mike Moreno (guitarras), Ari Hoenig (batería) y Seamus Blake (saxos), bajo la producción general y edición a cargo de Chesky Records. Está bien tocado, pero me aburrió un poco, dénse una vuelta y me comentan.

    8 – Editaron también las BBC Sessions de Belle & Sebastián, disco doble de varias épocas y sólo para coleccionistas y fanáticos.

    9 – Busquen un álbum doble llamado Certifiable del concierto que The Police realizó en Buenos Aires en 2007. Al parecer se trata de un disco oficial, doble, con excelente sonido y es… ¡ hecho en Buenos Aires! Es raro, ¿no?

    10 – En estos días apareció la noticia del alta a Charly García, quien se encuentra guardado en la quinta de Palito Ortega. Si uno leyera la noticia hasta ahí, pero con la cabeza puesta en 1980, pensaría que estuvo tomando todos esos elementos que favorecieron la propia internación, pero ése no es el tema. La cuestión es pensar si la gente se va a bancar la buena salud de Charly. Desde este mismo espacio varias veces hablé del estado de pupa en que se encontraba, siempre dentro del papelón, con un montón de boludos alrededor diciéndole que era un genio y que todo lo que hacía era maravilloso. Siempre quisimos a Charly cuerdo dentro de su locura, al afinado, al pianista, al rocker que pone huevos en el escenario, no al que hace boludeces dignas de un chico de 14 años con acné, al cuasi Pomelo que tiraba los pianos para que los levantara el plomo. Veremos qué pasa con el Charly clean/limpio, qué pasa con el público ése que lo seguía esperando que hiciera “genialidades” dignas de un viejo patético. Estamos grandes y lo queremos bien. Esperemos que asi sea.

    11 – Está muy bueno el disco de The Police… pero me parece que tiene más regrabaciones que El lado Oscuro de la Luna…

    12:43 – me voy a dormir.

    ¡Buenas noches, Bombay!

    Horacio Poyo Magnacco

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: