• Marcelo Del Paggio

    El bajista, compositor, arreglador y docente Marcelo Del Paggio nació en Lanús, Provincia de Buenos Aire, en 1978. A los 13 años ingresa al Conservatorio Municipal de Avellaneda, donde estudia Teoría del Solfeo, Audioperceptiva, Contrabajo y Lenguaje Musical. Luego, y en forma paralela, realiza estudios de Música Clásica en el Conservatorio López Buchardo y de bajo eléctrico con Guillermo Vadalá.
    Egresado en 2001 como Músico Profesional especializado en la ejecución de Bajo Eléctrico en la Escuela de Música Contemporánea (donde luego se desarrollaría como docente), obtiene una beca para estudiar en el Berklee College of Music (Boston, USA), obteniendo el puntaje más alto en toda Latinoamérica.

    Su debut como solista se produjo en 2003 con Completa luz, donde alterna composiciones originales con versiones de temas de John Scofield, Stanley Clarke, Marcus Miller Joe Zawinul y Joni Mitchell. Allí fue acompañado por Juan Cruz de Urquiza, Rodrigo Domínguez, Alan Plachta, Ezequiel Piazza, Agustín Chungo Roy, Juan D’Argenton y María Álvarez de Toledo.
    Su pericia ha llamado la atención de unos cuantos; entre ellos, las empresas norteamericana DR Strings y Pensa Guitars and Basses, ambas afincadas en New York y que han decidido sumarlo a sus filas que integran, entre otros, Marcus Miller, Sting, Richard Bona, Christian McBride y Adam Clayton (U2).

    Con un estilo que hace base en el jazz fusión de los ’70, la orientación estilística resultante de la alianza de Miles Davis con Marcus Miller en la década del ’80 y fuertes componentes provenientes del soul, funk y R&B, Del Paggio es bastante más que un bajista virtuoso con ansias de demostrar sus habilidades como ejecutante. Esto lo ha llevado a experimentar y compartir proyectos, actuaciones y grabaciones con una gran cantidad de músicos locales e internacionales, ya que reparte desde hace un tiempo su labor profesional entre Buenos Aires y Manhattan.

    Marcelo Del Paggio acaba de editar Des Calmas (de sonido y gráfica impecables), un álbum registrado en los estudios Circo Beat y Soundrec que cuenta con trece composiciones originales. En su segundo álbum interpreta bajo eléctrico, contrabajo, teclados y sintetizadores. Pero también es responsable de los arreglos, la producción y dirección musical. La compañía elegida por el bajista marca claramente que “algo tiene”, ya que varios de los más representativos artistas de la escena local han decidido comprometerse con su causa, a saber: Richard Nant (trompeta y flugelhorn), Ramiro Flores (saxos tenor y soprano), Hernán Jacinto (teclados) y Tomás Babjaczuk (batería) como integrantes de su quinteto, más el aporte de Ezequiel Piazza en batería, Rodrigo Domínguez en saxo tenor y Adrián Iaies en piano acústico.

    Del Paggio presentará oficialmente Des Calmas (editado en Argentina por PAI Records) el próximo jueves 7 de octubre a las 22:00 hs. en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (Avenida Corrientes 1543, Ciudad de Buenos Aires) antes de hacer lo propio en New York hacia fines de 2010. Para su actuación en Buenos Aires contará con la compañía de Tomás Babjaczuk en batería, Sergio Wagner en trompeta, Víctor Skorupski en saxos, los tecladistas Chungo Roy y Bruno Delucchi, más una serie de músicos invitados (sorpresa) que prometimos no revelar. Y cumplimos.

    Pero el que cumplió con creces y de manera harto generosa ha sido el propio Marcelo Del Paggio quien, en medio del trajín, el jet lag, los ensayos y no quiera saber usted cuántas cosas más, decidió aceptar nuestro convite para compartir sus elecciones.
    Con ustedes… el intérprete:

    “Bien, El Intruso se ha puesto a trabajar, así que ha tomado una de mis noches y, como su oficio lo indica, se ha entrometido un tanto en mi discoteca, amplia por lo menos, más otro tanto en mi habitación, donde trabajo sentado al piano o con mi bajo encima; a fin de cuentas, aquí lo tengo, preguntándome incomodidades, convidándome una tarea del todo difícil: elegir 5 (cinco) discos (favoritos o no) entre tantos cientos.
    Intentaré ser justo; para el caso, sólo me basta con indicar sensaciones de sonidos que me han cambiado o formado la percepción del mundo, y por consiguiente, de la vida propia.
    Así que los nombraré con algún tipo de insolencia, ya que me han ocupado el pensamiento (estos discos) y se han metido e involucrado conmigo, sin voluntad respecto de sus autores y participantes. Pero lo han hecho y me daré el lujo de convertirme en intruso por un rato, de ser cómplice de quien tengo a mi lado, hostigándome a una elección que mientras escriba estará costándome. Y mucho.

     

    1 – Jaco Pastorius – Jaco Pastorius
    Preferí caer en un lugar común en el puesto uno. Soy bajista a fin de cuentas… y éste es el álbum que, cuando llegó a mis oídos yo era muy niño; e ingresé en el track uno (famosa versión y adaptación del “Donna Lee” de Charlie Parker) con una sorpresa vecina del descontento, del asombro violento que provocan los escasos misterios que develan pizcas de certezas. Ese hombre estaba haciendo algo con ese instrumento que cambiaría para siempre -y así fue- la historia del bajo eléctrico en el mundo.
    El comping de congas de Don Alias junto al feel del bebop en el bajo de Jaco es digno de un atrevimiento estético que se sigue celebrando en discos de bajistas del género en nuestros días.
    Todo se desarma de repente en el “Come On, Come Over” del track dos.
    Fiesta con invitación. Una sección de vientos impecable que incluye a los hermanos Brecker.
    En “Continuum” algo de la “psyque” de Pastorius acaricia el Fender Jazz Bass; sería arriesgado entrar en opiniones subjetivas, por lo menos aquí. Sólo decir que Herbie Hancock se sentó en un Rhodes, con todo lo que eso conlleva, y que un despreocupado ride de Lenny White marcó el tempo y estuvo todo dicho durante casi cinco minutos.
    ¡¡¡Cuántas veces nos hemos ocupado de este álbum los bajistas del mundo!!!
    ¿Hubiésemos existido sin él? Seguramente que sí… Seguramente que de maneras bien distintas.


    2 – John Coltrane – The Complete 1961 Village Vanguard Recordings
    No era una buena época para alquilarse algo en el famoso barrio del Downtown de Manhattan para nadie que no fuese cada noche a que Trane le llene la cabeza de semejante rebelión. Si hubiese dos vidas disponibles, la próxima estaré allí, en mi mesita del Vanguard… sin acompañante es la regla. 

    3 – Wayne Shorter – Night Dreamer
    Es complicado elegir un solo disco de Shorter.
    Realmente lo es.
    Pero escuchad a Lee Morgan aquí por favor.


    4 – Donald Byrd – Free Form
    Uno de los grandes discos que escuché en mi vida.
    Los solos de Wayne Shorter me impresionaron. Casi aún más que en sus propios discos.
    La interpretación de las baladas por parte de Donald Byrd hace bien a la salud.

    5 – MilesDavis – We Want Miles
    La vuelta de Miles en el ‘81. Una histórica gira por Japón.
    Todo el mundo aquí toca como si fuese el último día del mundo.
    Marcus Miller deja ya aquí bien en claro que es y será uno de los grandes bajistas del mundo y de todos los tiempos.
    (Confieso que en un par de años de mi adolescencia me dormía únicamente escuchando este disco… un claro exceso)

    El + 1
    Marcelo Del Paggio – Des Calmas
    No me es fácil hablar de la obra propia; me resulta incómodo y, a fin de cuentas, no deja de ser un "exceso" comunicacional por parte de un artista… ya que si hubo algo que transmitir o dejar a los demás en cuanto a la idea o visión del mundo, entonces está en la obra misma.
    Así que me limitaré a decir que estoy orgulloso de que acudan a mis convocatorias los músicos que acuden.
    Gente muy querida por mí que es a su vez la primera línea del jazz argentino.
    Mi ultimo disco se llama Des Calmas y contiene música escrita por mí y tocada por Hernán Jacinto, Tomás Babjaczuk, Adrián Iaies, Rodrigo Domínguez, Richard Nant, Ezequiel “Chino” Piazza y Ramiro Flores.
    Un gran momento de mi carrera y de mi vida.
    Grabado en la propiedad de Fito Páez (Circo Beat) y en Soundrec.
    Repleto de energía todo.
    Elogiado por la prensa hasta aquí.
    Ausente de medias tintas.
    Todo o Nada.
    Ausente de Calmas.
    Es lo que tengo para dar hasta aquí. Ojalá decida, quien lee esto, ponerse en comunión conmigo y los muchachos escuchándolo.
    Paz”

    www.delpaggio.com

    Notas Relacionadas o de Interés: