• El Pricto

    Una norma -en su acepción más amplia- es una regla que se debe seguir o a la que se deben ajustar las conductas, tareas o actividades desarrolladas por los individuos para vivir en sociedad. Las normas actúan en defensa de la estructura social y evitan el comportamiento desordenado de sus miembros. Esas reglas sociales pueden ser agrupadas dentro de un sistema normativo cuya clasificación depende, siempre, del grado de incumplimiento de las mismas y de la respectiva sanción aplicada al infractor. El núcleo más duro del sistema social está representado por las “normas penales”, ya que su incumplimiento convierte al autor en delincuente; también existen “normas jurídicas” -generalmente contenidas en reglamentos y leyes- cuya inobservancia conlleva al infractor a una sanción de tipo administrativo o pecuniario. Por su parte, las denominadas “normas sociales” guardan relación con la moda, la tradición o los usos y costumbres y, en consecuencia, su omisión o quebrantamiento no implica una sanción institucionalizada pero puede traducirse en algún tipo de reproche o recriminación social. Ergo, está claro que las normas imponen deberes y confieren derechos, que su esencia se relaciona con el orden y que su procedencia suele emanar de una autoridad normativa legitimada o plenamente aceptada por el conjunto de la sociedad.

    Sin embargo, las normas no son estáticas o tan rígidas como aparentan sino que se atienen a la dinámica social, al ejercicio del pensamiento crítico y a la necesidad innata del ser humano por explorar nuevos territorios que le permitan crear estructuras sociales más justas y que mejoren su calidad de vida. Incluso podríamos inferir que -como expresara Frank Zappa- “sin desviación de la norma, el progreso no es posible.”

    La utilización de esa cita nunca pudo haber sido más apropiada que en este caso; no solo porque nos recuerda que “sin desviación de la norma” sería imposible pensar en términos de creatividad e innovación sino además porque guarda explícita relación tanto con “la norma” que rige generalmente a esta sección como con el músico que hoy participa de la misma: El Pricto.

     

    El primer enlace con la frase de Zappa se funda en que este joven compositor, arreglista y multi-instrumentista nacido en Venezuela y radicado en España, encabeza -entre otros proyectos artísticos- al notable Filthy Habits Ensemble, banda que recrea parte de la obra instrumental del genial Frank Zappa desde la perspectiva de la libre improvisación. El segundo vínculo se aposenta en el hecho de que en esta sección el invitado debe elegir y comentar sus álbumes favoritos al tiempo que nosotros nos ocupamos en desarrollar una breve biografía a modo de prólogo. Lo cierto es que, en esta oportunidad, El Pricto además de contribuir con la selección de sus discos preferidos se tomó el trabajo de enviarnos una reseña autobiográfica que -por credibilidad, frescura y sinceridad- nos obligó a “desviarnos de la norma”, permitiéndonos la excepción de que la historia en esta oportunidad fuese relatada por el invitado en primera persona.

     

    “Bio Príctica (modificada para el público general): Aunque toco saxo alto, clarinete, piano y sintetizadores me considero ante todo compositor y arreglista. Nací en Caracas (Venezuela) en febrero de 1977, tengo 34 años. Vivo en Barcelona (España) desde hace casi 10 años. Mi educación musical empezó cuando tenía 13 y se me dio por tocar la guitarra de manera autodidacta; ingresé en el conservatorio a los 15 para dejarlo casi inmediatamente por no sentirme a gusto con la manera de enseñar de la institución (además mi guitarra eléctrica me lo pedía). Empecé a estudiar piano, teoría, solfeo y lenguaje musical por mi cuenta a los 17 años; a los 20 me compré mi primer clarinete y saxo y a los 25 años regalé mi guitarra eléctrica. Por otra parte, empecé a estudiar sonido a los 18 y terminé la carrera a los 21; justo al salir conseguí trabajar como productor musical para un canal de TV en Caracas, aguanté casi 4 años y me auto-exilié; desde ese entonces vivo en Barcelona.

     

    Al llegar a Barcelona, mi concubina Jo Miramontes me convenció para que fuera a estudiar con un compositor catalán llamado Joan Carles Sender (extraño personaje). Al principio iba a su casa a recibir formación clásica, bastante estricta por cierto; pero después de unos meses no pude seguir pagando las clases y me ofreció seguir adelante sin pagarle, a cambio de reubicar la locación de las clases al bar en lugar de su casa. Durante 3 años le llevaba los ejercicios de armonía, contrapunto, formas y orquestación al bar y los corregía mientras me invitaba cervezas, cigarrillos y me hablaba de música durante horas; le obsesionaban Shostakovich, Bruckner, Sibelius y me inculcó un bizarro amor por la música de Haydn. Se considera a sí mismo un sinfonista, yo también lo considero como tal. Le debo lo más formal de mi educación que, por cierto, ha sido obtenida casi totalmente de manera autodidacta.

     

    Durante varios años me la he pasado en Barcelona tocando con Vasco Trilla Aka Thriller y Don Malfon (Alfonso Muñoz), ambos miembros del grupo de jazz-rock progresivo Planeta Imaginario y luego de Filthy Habits Ensemble; también he trabajado como arreglista de varios proyectos para TV y otras infamias similares. Otra labor que solía hacer era aterrorizar a la gente junto a grupos que exhibían nombres como El Escuadrón Suicida o Kandanga, entre otros menos subversivos, y engañando a programadores para que nos dejaran tocar. Les decíamos que íbamos a tocar All of Me y cosas por el estilo y luego, cuando daba la señal de arranque, arremetíamos con ruido y cacofonía pseudo-infernal (es que siempre puede ser peor). También entrábamos en jams de jazz o lo que fuera y hacíamos lo que se debía hasta que nos echaban. Más tarde, en un intento de refinar estos procedimientos, decidí hacer un grupo de pop-rock para ver si nos podíamos infiltrar en festivales y cosas por el estilo. Así nació The Oddvisers, un cuarteto popero que introduce elementos pánicos, vanguardistas y transgresores en una new wave de última generación. Con este grupo hemos llegado a infiltrarnos hasta en un festival de DJ’s (DJ’s Contra La Fam) y nos hemos pegado improvisaciones del tipo que no escuchas normalmente en este tipo de eventos.

     

    En 2008 la productora Arco Y Flecha me ofreció el proyecto de Zappa (Filthy Habits Ensemble) y a partir de allí nos hemos infiltrado en varios festivales de jazz en España (Sigüenza, Terrassa, Tárrega, Pamplona, Vic, etc.); también hemos tocado en festivales especializados en la música de Zappa (Zappanale en Alemania y Zappamundo en Lisboa).

    Actualmente tengo mi estudio propio y estoy empezando a grabar, componer y producir proyectos junto a otros músicos de Barcelona; la idea inicial era sacar un disco a la semana aunque parece que no lo lograré y me tendré que decantar por más calidad y menos cantidad. De todas formas este mes sacaré 4 discos, mañana saco el tercero y la semana entrante el cuarto. Todo lo que estoy haciendo lo estoy publicando en mi propia Net Label: Discordian Records; mi idea es que todo el material sea gratuito y se pueda escuchar en línea o descargarse libremente. Cada disco debe tener un concepto y todos se graban en una o dos sesiones y en una o dos tomas, es como una especie de dogma musical de producción rápida; en esto suelo trabajar con músicos de jazz e improvisación libre, aunque también grabaré más adelante mis composiciones para agrupaciones clásicas de cámara (cuartetos de saxo o cuerda, quintetos de viento, ensambles variados y lo que pueda conseguir o se me ocurra).

     

    Otra cosa que sigo haciendo desde hace varios años es participar en bizarras aventuras pánico-musicales junto a The Oddvisers en donde canto, toco sintetizadores, compongo y produzco. El disco está en la página de Discordian Records, se llama Lambada for Zombies.

    También estoy trabajando en otro proyecto de Arco Y Flecha para una versión reducida de Filthy Habits Ensemble, esta vez sin Guillermo Calliero y Liba Villavecchia pero con el fenomenal flautista barcelonés Pablo Selnik. Este proyecto es un homenaje a la exótica, un género raro de música ligera que emergió en los años cincuenta. Haremos versiones mutadas de composiciones de Les Baxter, Martin Denny, Korla Pandit y Sun Ra, entre otros.

    Otro proyecto que estoy haciendo ahora se llama Outerzone, que son composiciones en clave jazz-core progresivo para un cuarteto constituido por Pablo Selnik, Don Malfon, Miguel Serna y Vasco Trilla. El disco saldrá en Discordian Records a finales de este año.

    Este domingo me dispongo a grabar a una agrupación de 10 saxofones de la que formo parte; se llama Sin Anestesia (*). Espero grabar un par de composiciones mías y varias improvisaciones libres o dirigidas. El grupo está formado por Agustí Martínez, Liba Villavecchia, Don Malfon, Tom Chant, Lluís Vallés, Pep Pascual, Albert Cirera, Xavier Díaz Herrera, Ferran Besalduch y su príctico informante infiltrado.”

     

    (*) El álbum de “Sin Anestesia” lleva por título “Intervención Mecánica” y su descarga gratuita en formato digital se encuentra disponible desde el website de “Discordian Records” discordianrecords.bandcamp.com

     

    “Los álbumes que comentaré son sólo algunos de aquellos discos que, cuando los escuché por primera vez, me causaron la impresión de haber descubierto algo nuevo; se podría decir que me produjeron lo análogo a lo que se entiende por iluminación o revelación en un sentido puramente musical.”

     

    1 – Marc Ducret – Le Sense De La Marche


    Increíble, es de lo más complejo e interesante que he escuchado en años y, al mismo tiempo, muy emocionante. El estilo es básicamente fusión (jazz-rock) con elementos vanguardistas y de música contemporánea. Cuando lo descubrí tuve que escucharlo tres veces seguidas para poder saciarme de su contenido musical. La interpretación de la banda es excesivamente precisa y expresiva a la vez; impresionante, ya que ha sido grabado en directo. Ducret entreteje solos atonales de gran belleza y poder, composiciones muy originales, arreglos de primera… ¡lo tiene todo!

     

    2 – Frank Zappa and The Mothers Of Invention – Weasels Ripped My Flesh

     

    Uno de los discos más irreverentes de los Mothers; además de tener la portada más ácida y contracultural de todos sus discos, tiene una lista de temas desplegados en un orden que conduce a un clímax “ruidista” y absurdo único en la historia del rock. Este disco trascendió todas las limitaciones impuestas a una banda de pop rock psicodélico: experimentación agresiva, humor bizarro, dadaísmo, horror barato, crítica anti-hippie, etc. Contiene temas que evocan imágenes que nunca antes había experimentado en el género (Toad Of The Short Forest y Dwarf Nebula), así como también uno de mis temas preferidos de Zappa: The Eric Dolphy Memorial Barbecue, una mezcla entre Dolphy, Stravinski, Varèse, Ellington, Russolo, Mingus, Arthur Brown, entre otros.

     

    3 – Sax Ruins – Yawiquo

     

    Lo más bestia que he escuchado de ese nuevo género que se desarrolla actualmente, el “Progressive Jazz Core”. Participan dos famosos degenerados de la vanguardia japonesa actual, el batería Tatsuya Yoshida (Ruins) y la saxofonista Ono Ryoko (Language-R). Una multitud de saxos superpuestos sobre baterías cuidadosamente estructuradas, todo interpretado con demoníaca precisión y agresividad. Nunca había escuchado nada igual; para mí es un hito en complejidad, expresión e interpretación moderna.

     

    4 – Bartok – Music for Strings, Percussion and Celesta, Suite: The Miraculous Mandarin; Hindemith – Symphonic Metamorphosis. The Philadelphia Orchestra conducted by Eugene Ormandy – EMI Classics

     

    Ésta es una grabación de culto de algunas de las obras más representativas de la etapa más vanguardista del genial compositor húngaro Bela Bartòk. Este disco, junto a la grabación de La consagración de la primavera de Stravinski, interpretada por la filarmónica de Berlín y dirigida por Von Karajan, me causó un gran impacto al escucharlo por primera vez cuando aún era un adolescente. La sutileza interpretativa que exhiben las obras de Bartók en esta grabación no la he vuelto a escuchar en otras interpretaciones o grabaciones. Es curioso notar que la obra “Música para Cuerdas, Percusión y Celesta” de Bartòk ha sido compuesta utilizando la proporción áurea de manera exhaustiva, todo elemento musical de esta obra está construido con esta proporción… Lo más increíble es que, al escucharla, te das cuenta que a pesar de este severo formalismo la obra transmite mucho a nivel emocional.

     

    5 – BB&C – The Veil

     

    ¡Este disco lo he escuchado la semana pasada y me he alucinado! Los músicos son nada más y nada menos que Nels Cline, Tim Berne y Jim Black… Libre, arriesgado, original, potente, transgresor, poderoso, sorprendente, por momentos ambiental, terrorífico y profundo. Aún no lo he terminado de absorber, ahora mismo es lo que más escucho.

     

    El +1:


    Joder, qué difícil reseñar algo mío después de todo esto…

     

    Filthy Habits Ensemble – King Kong meets Fatima Fong

     

    Es un homenaje a un aspecto de la música instrumental de Frank Zappa, nos hemos enfocado en sus composiciones para grupos de jazz-rock. Por mi parte me he encargado de escoger, transcribir y arreglar el repertorio, además de dirigir y tocar el saxo alto y el clarinete. He hecho lo posible por mantener el estilo de Zappa a la hora de arreglar los temas, aunque a veces se me ha hecho imposible no introducir elementos personales y de otros compositores como Zorn o Lutoslawski.

    Una particularidad interesante de este grupo es que utilizamos el vehículo zappero para introducir elementos de improvisación libre que Zappa no solía utilizar demasiado; también experimento bastante con señas manuales de improvisación dirigida que he ido ampliando y desarrollando desde que el grupo se formó a mediados de 2008.

    El disco contiene una parte grabada en estudio y otra en directo desde Barcelona, en un concierto donde el gigantesco primate (King Kong) conoce a la actriz porno-obeso-oriental Fatima Fong en versión muñeca inflable.

     

    Integrantes de Filthy Habits Ensemble:

     

    El Pricto: saxo alto, clarinete y dirección musical.

    Don Malfon: saxos barítono y alto.

    Liba Villavecchia: saxos tenor y soprano.

    Guillermo Calliero: trompeta

    Director Willkins: guitarra eléctrica

    Jo Miramontes (Jaggles): teclados

    Sebi Suárez (McKayhan): bajo eléctrico

    Vasco Trilla (Thriller): batería

     

    www.myspace.com/filthyhabitsensemble

    www.myspace.com/elpricto

    www.myspace.com/arcoyflecha

    theoddvisers.bandcamp.com

    www.theoddvisers.com

    discordianrecords.bandcamp.com

    discordianrecords.blogspot.com

     

    Notas Relacionadas o de Interés: