• Lisa Mezzacappa Trio + Fay Victor en concierto: Llegar a destino

     

    trio 1Hammer Museum – Los Angeles, California (USA)

    Jueves 15 de agosto de 2013 – 19:30 hs.

     

    El lenguaje es un sistema de comunicación utilizado para expresar ideas y experiencias mediante signos gráficos, señas y secuencias sonoras que hacen posible la reciprocidad y el entendimiento entre los individuos. El lenguaje permite la exteriorización de los deseos, las emociones y los afectos; pero también nos ayuda a designar los objetos del mundo exterior facilitando, así, la representación de sus cualidades y la relación existente entre los mismos.

    Los especialistas en la materia afirman que el lenguaje humano proviene de una serie de adaptaciones evolutivas; por lo tanto, su obtención y desarrollo no son instintivos sino que deben adquirirse mediante la comunicación con otros seres humanos. El hombre no vive aislado sino en comunidad; y en su afán por comunicarse con los otros fue utilizando palabras, colores, formas, movimientos, sonidos  y múltiples lenguajes – ya sean verbales o no verbales, formales o naturales – que además dieron nacimiento a un sinfín de actividades artísticas.

    En el complejo mecanismo de toda comunicación siempre existe el emisor encargado de elaborar un mensaje, el contenido del mismo y un receptor al que se intenta persuadir o informar; pero, en la especificidad de la comunicación artística, se utiliza un lenguaje que busca representar ideas y provocar sentimientos estéticos que -en lugar de tener el propósito de persuadir o informar- tienden a revelar un hecho o mostrar una verdad cuya decodificación e interpretación por parte del receptor es tan subjetiva como polivalente.

     

    En la actualidad, ese rol de comunicación implícito en el arte ha ampliado su espectro de manera exponencial. Hoy la práctica artística no sólo pretende despertar sentimientos estéticos sino que además se manifiesta proclive a transmitir ideas, hacer denuncias y fijar posturas u opiniones que van construyendo un modo distintivo de entender la realidad y propician una nueva forma de interactuar con ella. De la mano de la tecnología y la sobreoferta informativa, la música de nuestros días ha sido impulsada a seguir una impronta multilingüe, plurivalente e intercultural. Y ese fenómeno, además de obligarnos a reformular los conceptos basales sobre identidad y diversidad, se tradujo en la proliferación de proyectos artísticos colectivos, interdisciplinarios, multiculturales y cooperativos que edifican su propia identidad abrevando en las fuentes de lenguajes estéticos heterogéneos, disímiles o mixturados.

    trioBuena parte de lo señalado aquí guarda relación con la magnífica oferta musical delineada por el Lisa Mezzacappa Trio.

    Este proyecto de reciente constitución que integran Lisa Mezzacappa en contrabajo, Fay Victor en voz y John Finkbeiner en guitarra eléctrica, es una cabal representación de las ideas musicales multivalentes que caracterizan a nuestro tiempo. En su alegato –además de adjudicarse similar jerarquía a emisor, mensaje y receptor, los tres principios centrales de toda comunicación- convergen la amplitud lingüística que distingue al jazz contemporáneo, la sencilla arquitectura del pop, una aguda sensibilidad para el groove y los espacios, la terrena espiritualidad del blues y el impulso liberador de la improvisación.

    El ideario estético elaborado por el trío encuentra en sus integrantes a los interlocutores apropiados e idóneos ya que todos ellos, además de tener una dilatada trayectoria, se caracterizan por la versatilidad para explorar nuevos territorios artísticos y por su amplio dominio de distintos lenguajes musicales.

     

    trio 2Lisa Mezzacappa es una figura central de la escena jazzística de la costa oeste estadounidense y eso se manifiesta en el liderato del cuarteto de garaje-jazz Lisa Mezzacappa’s Bait & Switch (grupo con el que editó los álbumes What is Known en 2010 y Comeuppance de 2013), el power trío de avant-jazz que conforma junto con el baterista Mike Pride y el guitarrista Chris Welcome (X Marks The Question de 2013), el ensamble electro-acústico de cámara Nightshade (Cosmic Rift de 2011) y en sus recientes experiencias cooperativas con músicos italianos materializadas en los grupos Bodaboda y Lisa Mezzacappa’s Napoli IV.

    Por su parte, la fenomenal vocalista Fay Victor ocupa un sitial de privilegio en la vanguardia neoyorquina. Sus cualidades están debidamente acreditadas en el liderazgo de The Fay Victor Ensemble (con el contrabajista Ken Filiano y el guitarrista Anders Nilsson), en la sociedad con este último corporizada en The ExPosed Blues Duo, en el trío con Ratzo Harris y Michael Attias denominado Herbie Nichols SUNG y también en sus colaboraciones a favor de Other Dimensions in Music, ICP Orchestra y la Anthony Braxton’s Tri-Centric Orchestra.

    John Finkbeiner es uno de los guitarristas con más proyección de su generación. Este notable músico emergente de la escena musical de la bahía de San Francisco, ha formado parte de numerosas agrupaciones de primer nivel entre las que se cuentan Lisa Mezzacappa’s Bait & Switch, Go-Go Fightmaster, Adam Lane’s Full Throttle Orchestra, Darren Johnston’s United Brassworkers Front, Smith Dobson V, Vijay Anderson’s Hardboiled Wonderland Sextet, etc.

     

    La actuación de Lisa Mezzacappa Trio que motiva este comentario tuvo lugar en el afamado Hammer Museum de Los Angeles, en oportunidad de la octava edición del ciclo anual JazzPop, del cual Mezzacappa es su curadora.

    trio 5La apertura del concierto es con el hipnótico Veta, pieza perteneciente a Lisa Mezzacappa que, con su magnífico colorido y singular equilibrio de planos, parece alcanzar el punto imaginario en donde se unen el formato canción, la improvisación libre y el blues. Aquí la precisión del contrabajo y los perspicaces arrestos de la guitarra secundan a la voz de Fay Victor quien, además de expresar como pocas lo que canta, se destaca por la naturalidad en el fraseo y una técnica prodigiosa que siempre está al servicio de lo que el tema requiere.

    En el emotivo y vibrante Big Bags, cuya autoría corresponde a Victor, se enlazan los notables aportes –primero con pizzicato y luego en arco- del contrabajo de Lisa Mezzacappa, la episódica frescura de la guitarra de John Finkbeiner y otra descollante labor vocal de Fay Victor en la que asoman su especial capacidad para darle vida a los textos, la sutileza de matices y un arrollador dominio del canto mediante el scat.

     

    Un impecable solo en contrabajo a cargo de Lisa Mezzacappa abre el tema que le pertenece, titulado Shut Out the Sun. La pieza transita los lejanos perímetros del blues pero incorporando un segmento central de improvisación colectiva en donde aflora el balanceado ejercicio de técnicas extendidas por parte del trío.

    trio 3El cierre de la primera parte del concierto llega con una inesperada e impactante versión del clásico de Iggy Pop Dirt; una lectura poderosa y llena de vitalidad, sustentada en la fortaleza del contrabajo de Mezzacappa, la ardiente e imaginativa sonoridad de la guitarra de John Finkbeiner y en el inmenso espectro de emociones que es capaz de recrear Fay Victor con su voz. Ovación.

    Tras un breve intermedio el trío regresa con Make No Plans, pieza de Mezzacappa que –además de incluir un magnífico soliloquio en contrabajo de su autora- parece diluir deliberadamente las fronteras que separan la improvisación libre de los rigores que emanan de la partitura.

    A continuación se suceden dos canciones pertenecientes a Victor; primero con el espacioso ostinato de Patience (dedicado al legendario William Parker) y luego a través de la encantadora exploración del lúdico Chocolate Milk Money.

    trio 4En la etapa conclusiva del concierto sobrevienen un abrasivo pasaje improvisado que desemboca en los patrones en blues del exquisito Ballad of the Eartheaters y la emotiva intensidad que emerge de la pieza en homenaje a la poeta y activista afroamericana Jayne Cortez: Transit. Memorable final.

     

    La música y el lenguaje son formas de comunicación que –aun siendo cognitivamente independientes- implican la existencia de un emisor, un mensaje y un destinatario.

    En la música, cuando la emisión del mensaje es clara, precisa y convincente –como en el caso del concierto ofrecido por Lisa Mezzacappa Trio + Fay Victor– la comunicación de las ideas que el artista quiere transmitir siempre encontrará el camino más apropiado para… llegar a destino.

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: