• Henry Threadgill Zooid: In for a Penny, In for a Pound

     

    in for a penny in for a poundDisco 1: In for a Penny, In for a Pound (opening), Ceroepic (for drums and percussion), Dosepic (for cello)

    Disco 2: Off the Prompt Box (exordium), Tresepic (for trombone and tuba), Unoepic (for guitar)

     

    Músicos:

    Henry Threadgill: saxo alto, flauta, flauta baja

    Jose Davila: trombón, tuba

    Liberty Ellman: guitarra

    Christopher Hoffman: violonchelo

    Elliot Humberto Kavee: batería, percusión

     

    Sello y año: Pi Recordings, 2015

    Calificación: A la marosca

     

    Las acciones de los hombres son las mejores intérpretes de sus pensamientos (James Joyce)

     

    Ulises es una novela del escritor irlandés James Joyce publicada en 1922 a la que se considera como una de las obras literarias en lengua inglesa más influyentes, renombradas y controversiales del siglo XX. La complejidad de los textos pergeñados por Joyce ha sido objeto de numerosos y profundos análisis –no exentos de polémicas, por cierto- de los que surgen algunas claves que pueden facilitar una cabal comprensión de esta novela. En el ecléctico y elusivo relato de Ulises (o Ulysses de acuerdo a su título original en inglés) asoma la iconografía del simbolismo griego –de hecho la obra se inspira en Ulises, el personaje central de la Odisea de Homero-, afloran elementos provenientes del impresionismo pictórico, se extrapola al campo literario el leit motiv de la música y la asociación libre del psicoanálisis, emergen aspectos inherentes al vitalismo filosófico, surgen ciertos lineamientos en su narrativa asociados a la denominada “corriente de conciencia” (narración en forma de pensamientos de los personajes en lugar de utilizar el diálogo o la descripción) y existe un empleo de recursos emparentados al “monólogo interior” de la retórica francesa, técnica literaria que trata de reproducir los mecanismos del pensamiento en el texto y que en el epílogo de la novela de Joyce alcanzan su máxima expresión mediante un monólogo -sin signos de puntuación- que emula el fluir libre y desinhibido del pensamiento.

    A estas alturas usted ya debe haberse preguntado cuál es la relación –si es que la hubiera- entre Ulises y el álbum que motiva este comentario. Pues bien, en la monumental obra desarrollada durante las últimas cuatro décadas por el legendario saxofonista, flautista y compositor Henry Threadgill (y está claro que el álbum doble In for a Penny, In for a Pound no es la excepción a la regla) se dan cita un sinfín de coincidencias de estilo con la novela de James Joyce y asoman varios aspectos colindantes entre ambas.

    Sin embargo, esta afirmación no es tan temeraria como puede suponerse ya que el propio Threadgill, en más de una ocasión, ha manifestado su interés por aplicar a la estructura de la composición los substratos más profundos del Ulises de Joyce. En efecto, la mayor parte de su obra compositiva proviene de pensamientos abstractos, involucra un uso de las proporciones que deviene de la pintura y dejan fluir libremente una especie de “monólogo interior” que luego se convierte en sonidos del mismo modo que en la novela de Joyce está expresado en términos literarios.

    La inabarcable trayectoria que elaboró Henry Threadgill durante las últimas cuatro décadas incluye a los tríos Air (materializado en los álbumes Air Song de 1975, Air Raid en 1976, Live Air y Air Time de 1977, Open Air Suit y Montreux Swisse en 1978, Air Love de 1979, Air Mail de 1980 y 80° Below ’82 de 1982) y New Air (Live at Montreal International Jazz Festival en 1983 y Air Show No. 1 de 1986) y sus sextetos de los años ochenta: Sextet y Sextett (con los que editó When Was That? en 1982, Just the Facts and Pass the Bucket de 1983, Subject to Change de 1984, You Know the Number en 1987, Easily Slip Into Another World de 1988 y Rag Bush and All en 1989). Más tarde se expresó en Henry Threadgill’s Very Very Circus con Spirit of Nuff… Nuff de 1990, Live at Koncepts en 1993 y Carry the Day de 1994 y en trabajos junto a la agrupación Make a Move como Where’s Your Cup? de 1996 y Everybodys Mouth’s a Book en 2001 para, finalmente, abocarse por entero al Henry Threadgill Zooid, ensamble que lo viene acompañando desde los albores del nuevo milenio hasta nuestros días y con el que produjo una excelente discografía comprendida por los álbumes Up Popped the Two Lips en 2001, Pop Start the Tape, StoP de 2005, The Bring Us to Volume 1 & 2 (en 2009 y 2010, respectivamente) y Tomorrow Sunny / The Revelry, Spp de 2012.

    Henry Thradgill, en In for a Penny, In for a Pound, ofrece una exploración de su personal sistema para integrar composición e improvisación grupal, en donde el material compuesto oficia a la manera de una plataforma polifónica separada por series preconcebidas de intervalos que son utilizados como punto de partida para el ejercicio improvisador de cada uno de los miembros de Zooid.

    Este trabajo, que su autor describe como “épico”, está integrado por una única pieza dividida en cuatro movimientos principales (cada uno de ellos con epicentro en un solista diferente: la percusión de Elliot Humberto Kavee en Ceroepic, el cello de Christopher Hoffman en Dosepic, el trombón y la tuba de Jose Davila en Tresepic y la guitarra de Liberty Ellman en Unoepic) y una breve pieza de apertura y un exordio, ambos con protagonismo excluyente de Henry Threadgill en saxo alto, flauta y flauta baja.

    Ese carácter épico adjudicado por Threadgill a la obra no sólo se expresa en algunos de los nombres de las composiciones y en los enormes alcances de su contenido sino también –por lo menos en forma sublimada- en el título del álbum. Toda vez que el sentido del proverbio inglés “in for a penny, in for a pound”  tiene equivalencia con refranes populares como “de perdidos, al río”, “ya que estamos en el baile, bailemos” o “jugarse el todo por el todo”.

    El primero de los discos abre con la extraña belleza del movimiento introductorio titulado In for a Penny, In for a Pound (opening), un segmento pleno de colores en contraste y cuyo enunciado central recae en la flauta de Henry Threadgill.

    Ceroepic (for drums and percussion) fija un temperamento que oscila entre lo episódico y lo abstracto en el que convergen con naturalidad las avanzadas del jazz y la música de cámara. El rol protagónico –aunque no de forma excluyente- está adjudicado aquí a la batería y la percusión de Elliot Humberto Kavee.

    Dosepic (for cello) oferta un espacioso lienzo sonoro signado por su dinámica ascendente –interceptada por estratégicos pasajes introspectivos- de cuyos pliegues emergen las sutilezas que imparte el cello de Christopher Hoffman.

    La apertura del segundo disco se concentra en el conciso y encantador relato de Off the Prompt Box (exordium), el cual asigna un especial destaque a la incomparable sonoridad del saxo alto de Henry Threadgill.

    En el fragmentado carácter desplegado en Tresepic (for trombone and tuba) se manifiesta una explicita deconstrucción de la tradición del jazz alternada por elementos provenientes de la música de cámara y el minimalismo. Aquí el centro de la escena es ocupado por la tuba y el trombón de Jose Davila pero también otorga relevancia a los aportes solistas de Liberty Ellman en guitarra y Elliot Humberto Kavee en batería.

    El cierre llega con las atrapantes complejidades sonoras que exhibe Unoepic (for guitar) de las que se desprende una sobresaliente labor de Liberty Ellman en guitarra y aquilatadas intervenciones de Kavee en batería y Hoffman en cello.

    Umberto Eco decía que leer Ulises de James Joyce no es mirar lo que pasa sino comprometerse con el texto y dejar que los pensamientos afloren.

    Ese requerimiento podría trasladarse en términos musicales a In for a Penny, In for a Pound.  Una obra en donde la pasión y valentía manifestadas por Henry Threadgill en toda su vida artística, una vez más, resultan victoriosas.

     

    Toda la vida es una conquista, la victoria de la pasión humana sobre los mandamientos de la cobardía (James Joyce)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: