• Mostly Other People Do the Killing: Mauch Chunk

     

    Mauch_ChunkMauch Chunk is Jim Thorpe (for Henry Threadgill), West Bolivar (for Caetano Veloso), Obelisk (for Dave Holland), Niagra (for Will Connell), Herminie (for Sonny Clark), Townville (for Brieanne Beaujolais), Mehoopany (for Frank Fonseca)

     

    Músicos:

    Moppa Elliott: contrabajo

    Jon Irabagon: saxo alto

    Kevin Shea: batería

    Ron Stabinsky: piano

     

    Sello y año: Hot Cup Records, 2015

    Calificación: Dame dos

    ¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio (H.G. Wells)

     

    El concepto de cambio ha sido motivo de arduos debates filosóficos a lo largo de la historia. El cambio es una característica inherente al ser humano y, en consecuencia, resulta susceptible a que se le otorguen diferentes significados y atribuciones. En ese contexto podemos hallar un amplio abanico de respuestas posibles y que van desde la negación de la existencia del cambio sostenida por Parménides, hasta la afirmación de que “nada es permanente porque todo está sujeto al cambio” ofrecida por Heráclito de Éfeso. Entre ambos extremos encontraremos las perspectivas darwinistas que entienden el cambio como una adaptación evolutiva, la aserción de que el cambio es lo único que permanece en el tiempo esbozada por Nietzsche, las ideas de Aristóteles direccionadas a señalar que en los cambios algunas cualidades pueden mutar y otras no –documentada en su Teoría de las Cuatro Causas- y la tesis de que “el cambio es la única cosa inmutable” pergeñada por Arthur Schopenhauer.

    Más allá de estas cuestiones filosóficas, debemos aceptar que los cambios acompañarán nuestra vida de distintas maneras del mismo modo que debemos entender que nunca serán un verdadero problema mientras aceptemos que la realidad es siempre variable, contradictoria y dinámica.

    Lo cierto es que la noción de cambio -en particular cuando éstos implican el final de una etapa y el comienzo de otra- manifiesta su incontrastable presencia en el álbum de Mostlly Other People Do the Killing titulado Mauch Chunk

    En este trabajo, el octavo que registran en estudio, el cuarteto liderado por Moppa Elliott estrena una nueva formación que –tras el alejamiento de Peter Evans– incluye al pianista Ron Stabinsky.

    La afirmación aristotélica de que “en todo cambio hay algo que cambia y algo que permanece. Lo que permanece es el sustrato” puede ser de gran utilidad para visualizar en esta reseña cuánto ha cambiado –además de la modificación en la alineación instrumental y la incorporación de un nuevo integrante- en Mostly Other People Do the Killing y cuánto de su sustrato aún permanece vigente.

    Una somera recorrida por la producción discográfica del cuarteto –en origen conformado por Moppa Elliott en contrabajo, Jon Irabagon en saxo, Peter Evans en trompeta y Kevin Shea en batería– permite un cabal entendimiento, tanto de los contenidos fundacionales de la banda como de sus posteriores exploraciones estéticas.

    En el ADN del cuarteto convergen –desde una perspectiva de avanzada- la iconografía del hard-bop, una impronta del swing equidistante con aquello que Jelly Roll Morton denominó Spanish Tinge  (término que, a grandes rasgos, hace referencia a la incorporación en el jazz de ritmos afro-latinos) y la libre improvisación pero adosándole, además, influencias que van desde el pop a la música clásica.

    Esa confluencia de elementos dispares, asoma materializada vivamente en los álbumes Mostly Other People Do the Killing de 2004, Shamokin!!! en 2007, This is Our Moosic de 2008 y Forty Fort en 2010. Con Slippery Rock de 2011 ampliaron la propuesta mediante una exploración de estilos asociados al smooth jazz y la música de fusión. En 2013, con Red Hot, cristalizaron –en formato de septeto y con David Taylor, Ron Stabinsky y Brandon Seabrook como músicos invitados- una respetuosa aproximación a la era de oro del hot jazz y luego, mediante el álbum Blue de 2014, ofrecieron una (controversial y polémica) copia “nota por nota” del legendario e icónico Kind of Blue de Miles Davis.

    Mauch Chunk comprende siete nuevas composiciones de Moppa Elliott en las que se avizora un retorno a la esencia del hard-bop, implícito en la esencia del cuarteto original pero con fuerte anclaje en la tradición del post—bop de los años cincuenta y sesenta; y, también, existe una evidente mutación en la estrategia interpretativa que deviene de su nueva alineación tímbrica. En analogía con la frase de Aristóteles podríamos colegir que esto último explica lo que ha cambiado, mientras que lo anterior es una incontrastable manifestación de que aquí “lo que permanece es el sustrato”.

    La noción de cambio también aparece de forma sublimada en el título del álbum, ya que Mauch Chunk fue el nombre original de un pequeño poblado de Pensilvania fundado en 1818 y que en 1953 cambió su denominación por Jim Thorpe en honor al atleta y medallista olímpico de ascendencia indígena americana del mismo nombre.

    El álbum abre, justamente, con Mauch Chunk is Jim Thorpe. Todos los temas, en este trabajo discográfico, tienen una dedicatoria que describe de forma más o menos explícita las influencias recibidas durante el proceso composicional de cada uno de ellos. La primera pieza tiene epicentro en la figura de Henry Threadgill y su composición Spotted Dick is Pudding del álbum Easily Slip Into Another World de 1987. Esa alusión dictamina el tratamiento armónico de la composición y establece el sólido andamiaje estructural sobre el que se van deslizando un aquilatado solo de Ron Stanbinsky en piano y la protagónica labor de John Irabagon en saxo alto. El tema sigue su evolución con naturalidad hasta desembocar en un pasaje de improvisación colectiva que incluye solapadas referencias –tanto constructivas como formales- al enfoque composicional de Conlon Nancarrow.

     

    Los aires de bossa nova que recorren West Bolivar comprenden una tangencial alusión al músico brasilero Caetano Veloso que, incluso, se manifiestan a través de la incorporación de algunos fragmentos de su canción Cobra Coral del álbum Noites Do Norte de 2000. La variedad de centros tonales y los múltiples cambios rítmicos alcanzan su clímax definitivo en un notable solo de piano de Ron Stabinsky que incluye frases de The Hop Botton Hop (tema de Moppa Elliott perteneciente al álbum Shamokin!!! de 2007) y citas de la obertura de la ópera Guillermo Tell de Rossini.

    Obelik es una pieza inspirada en Dave Holland que ofrece variados cambios de dinámica –apuntalados por la habitual solidez de Moppa Elliott en contrabajo y el incomparable enfoque percusivo de Kevin Shea– sobre los que se suceden una brillante exposición en solitario de Ron Stabinsky al piano en la que asoman frases que van desde Juju de Wayne Shorter hasta la canción de música disco The Hustle de Van McCoy,  la destacada intervención solista de Jon Irabagon en saxo alto y una sección improvisada final en la que se vislumbran elementos asociados a Philip Glass y Cream.

    El nostálgico temperamento con aletargadas candencias de vals que manifiesta Niagra sirve como homenaje póstumo al saxofonista y educador Will Connell fallecido en 2014 (el título de la composición hace referencia al club de jazz en donde MOPDTK tuvo su primer show a instancias de Connell). El austero tratamiento ofrecido aquí se corona con un emotivo y atinado solo en contrabajo a cargo de Moppa Elliott.

    Herminie es un tema dedicado al inolvidable pianista Sonny Clark –el título alude a la ciudad en donde nació y creció- que gira en derredor de un motivo en donde se amalgaman elementos emparentados al spanish tinge y el blues, a partir de los cuales emergen las sucesivas apariciones solistas de Ron Stabinsky y Jon Irabagon.

    La fenomenal Townville es una composición que, debido a sus características, aparece hermanada al tema Biggertown del álbum This is Our Moosic de 2008 ya que ambas –además de llevar nombres de distintas ciudades del estado de Pensilvania- unifican tres temas separados y reciben un tratamiento armónico referenciado en algunas obras de John Coltrane. Aquí, todas las secciones orbitan alrededor de una figura en blues desde la cual van emergiendo las exposiciones de los solistas –todas ellas de notable factura-  hasta concluir en una catarsis de improvisación grupal.

    En los simpáticos aires de boogaloo (ritmo latino procedente de la fusión de música afrocubana y soul) implícitos en Mehoopany –tema con el que cierra el álbum– van aflorando la arrolladora y protagónica labor de Kevin Shea en batería, una caótica explosión colectiva –con breves citas al tema de The Police de 1983 Walking in your Footsteps asomando en las frases que imparte el saxo alto de Jon Irabagon– y un fundido final que le adjudica a la pieza un carácter deliberadamente inconcluso.

    Mostly Other People Do the Killing, en Mauch Chunk, vuelve a demostrar su vigencia y vitalidad creativa pero, también, manifiesta una enorme capacidad para reinventarse y para afrontar los cambios exitosamente.

     

    El cambio es inevitable en la música, las cosas cambian (John Coltrane)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: