• Piglia + Nacht + Stupía: La incertidumbre

     

    Tapa_La_incertidumbreTafí, Lo invisible, La certeza, La incertidumbre, El zorzal, Sergi, Danza del río, Lecturas

     

    Músicos:

    Luis Nacht: saxos tenor y alto

    Juan Pablo Arredondo: guitarra

    Patricio Carpossi: guitarra

    Jerónimo Carmona: contrabajo

    Carto Brandán: batería

    Ricardo Piglia: textos, voz en Lecturas

    Eduardo Stupía: imágenes

     

    Sello y año: Club del Disco, 2015

    Calificación: Dame dos

     

    Luis Nacht es un saxofonista y compositor argentino nacido en 1959, que ha formado parte de varias de las propuestas más influyentes del jazz contemporáneo de nuestro país, cuyo arte ha trascendido las fronteras y que desde 1999 lidera sus propios proyectos con los que ha registrado los álbumes Nacht Musik (2001), Nacht Mood (2003), El cuento del Tío (2005), El presente (2006), En las nubes (2010) y Lo invisible (2012).

    El escritor Ricardo Piglia (Adrogué, Buenos Aires, 1941), a lo largo de su extensa y rica trayectoria, ha merecido una gran cantidad de reconocimientos dentro y fuera de la Argentina. Es autor de novelas, cuentos, ensayos y guiones para cine. También ha realizado participaciones para televisión y su obra ha sido traducida a numerosos idiomas: inglés, francés, italiano, portugués, alemán, etc.

    Eduardo Stupía (Vicente López, Buenos Aires, 1951), es artista plástico y expone local e internacionalmente desde 1973, tanto en muestras grupales o individuales. También recibió numerosas distinciones por su obra y se ha desempeñado como jurado en varios concursos municipales y nacionales. Sus trabajos integran una buena cantidad de colecciones privadas en la Argentina y el exterior.

     

    Los tres artistas mencionados son los responsables máximos de La incertidumbre, un álbum que conjuga música, literatura y artes plásticas conformando una obra atemporal de carácter infrecuente por estas latitudes.

    La música está a cargo del quinteto que lidera Luis Nacht (composición, saxos tenor y alto), a quien acompañan Carto Brandán (batería), Jerónimo Carmona (contrabajo) y los guitarristas Juan Pablo Arredondo y Patricio Carpossi. Los textos pertenecen a Ricardo Piglia quien, además, aporta su voz en el último track del álbum, Lecturas, extraídos de su libro Prisión Perpetua que fuera editado por Anagrama (Barcelona) en 1988. Y las atrapantes imágenes que ilustran el álbum en técnica collage pertenecen, por supuesto, a Eduardo Stupía.

     

    Yendo a la parte que más nos compete, la musical, hay que decir que a lo largo de las ocho composiciones originales que abarcan La incertidumbre, el sonido de este quinteto apianístico es compacto, sólido, espacioso y homogéneo. Hay una sustancial diferencia con el trabajo anterior del saxofonista (Lo invisible, en trío, junto con Ernesto Jodos en piano y Carmona en contrabajo), pero es necesario aclarar que estamos en presencia del mismo cuarteto de anteriores registros como En las nubes (2010), El presente (2006) y El cuento del Tío (2005) con el agregado de otro guitarrista, Patricio Carpossi. La banda suena entonces realmente afiatada y al no ser la primera vez que ambos guitarristas trabajan en forma conjunta, la cohesión lograda no suena forzada. El líder, además, permite que todos los instrumentistas tengan sus momentos de destaque resultando –en lo personal- un acierto su carácter no invasivo. La solidez que proviene desde el conocimiento mutuo entre Carto Brandán y Jerónimo Carmona en la base rítmica, los distintos entramados surgidos desde las guitarras de Arredondo y Carpossi, más la soltura y capacidad con la que Nacht ejecuta su instrumento (especialmente el tenor), brindan momentos muy atractivos en un álbum que cuenta con un sonido grupal potente tanto en los momentos de mayor enjundia como en los más reflexivos o líricos. Un párrafo aparte merece el tema que cierra el CD, Lecturas, donde Piglia procede a la –justamente- lectura de textos propios, muchos de ellos no incluidos en el booklet del disco, a veces acompañado, a veces no, por música incidental de carácter camerístico. El track es el más largo de La incertidumbre: más de 24 minutos. Como en toda obra conceptual que se precie, las ocho piezas que componen el disco –incluso Lecturas, una suerte de mini-obra dentro de otra obra- parecen conformar una gran suite de aproximadamente 65 minutos que amerita escucharse como tal.

     

    La incertidumbre, que fuera editado por Club del Disco, viene con una lujosa presentación que incluye, además del CD, un booklet de 50 páginas de 16 x 16 cm. de tapas semiduras, con los mencionados textos de Ricardo Piglia e ilustraciones de Eduardo Stupía. Es, también, una experiencia fascinante donde confluyen en singular armonía tres expresiones artísticas que se complementan en gran forma para la concreción de un álbum atractivo desde sus tres aristas: visual, literaria y sonora. Pero lo más importante es que, en este caso, el resultado final es aún superior a la sumatoria de las partes.

     

    Marcelo Morales

    Notas Relacionadas o de Interés: