• Rema Hasumi: Utazata

     

    uuazataAzuma Asobi, Goeika, Clouds Toward East Turning Madder, Chikuzen Imayou, Wind That Divides the Meadow, Moon Dissolves Into a Spring Dawn, Lullaby of Takeda

     

    Músicos:

    Rema Hasumi: piano, voz

    Todd Neufeld: guitarra eléctrica, guitarra acústica

    Thomas Morgan: contrabajo

    Billy Mintz: batería

    Músicos invitados:

    Ben Gerstein: trombón

    Sergio Krakowski: pandero, mbira, adufo

     

    Sello y año: Ruweh Records, 2015

    Calificación: Dame dos

     

    Una conversación nos permite hallar en el otro algo que no habíamos encontrado aún en nuestra propia experiencia (Hans-Georg Gadamer)

     

    Una conversación es la comunicación que se establece entre dos o más personas a través del lenguaje –tanto verbal como gestual– y en la que cada una de las partes intervinientes expresa sus ideas sin seguir una planificación prefijada. En la conversación también está implícito el voluntario esfuerzo por comprender y ser comprendido; pero, además, debe aspirarse a que el contexto conversacional genere un fluido intercambio de información, experiencias y pensamientos que facilite el desarrollo de los procesos cognitivos, la reafirmación de conceptos y el enriquecimiento mutuo.

    El psicólogo alemán Friedemann Schultz von Thun, en su obra Miteinander reden”, asegura que las conversaciones fructíferas están sujetas a un modelo comunicacional –que el autor describe mediante las nociones de “el cuadrado de la comunicación” y “el modelo de las cuatro orejas”– en donde se afirma que cada elemento expresado en la misma no contiene un solo mensaje sino cuatro en forma simultánea. Es decir, un mensaje sobre el contenido objetivo, otro que describe la relación del que habla con quien lo escucha, un mensaje destinado a influir y, finalmente, uno que informa de la propia personalidad de quien habla. Más allá de la certeza teórica de estos postulados, queda claro que toda conversación valiosa requiere siempre de un recíproco compromiso entre la voluntad expresiva del hablante y la profunda escucha por parte del oyente.

    En analogía con esos criterios, puede colegirse que la música también es una forma de conversación por cuanto ejerce transmisión de sentido y, aunque no se comporta semánticamente como un lenguaje, sí lo hace en términos estructurales.

    Buena parte de lo mencionado aflora de manera fáctica y simbólica en Utazata, el debut discográfico de la pianista y vocalista japonesa Rema Hasumi.

    El título del álbum se apropia de un antiguo vocablo japonés utilizado otrora para describir las apasionadas conversaciones sobre música que mantenían los cantantes con su audiencia al término de las actuaciones. Esa referencia a la acción de conversar en derredor de un hecho musical, se traduce en Utazata, mediante un entramado estético multicultural y plurivalente que -en analogía con el arquetipo comunicacional descripto por Friedemann Schultz von Thun- nos ofrece valiosa información sobre las ideas, objetivos e intereses musicales de Hasumi, al mismo tiempo que requiere del oyente un riguroso compromiso auditivo.

    El álbum Utazata propone, desde la perspectiva de la improvisación, una personal recreación de los ancestrales principios del gagaku y la música ritual japonesa con el ánimo de arribar a un original diseño sonoro que resulte consecuente con el espíritu de paz y la relevancia adjudicada a la femineidad, la mitología y el carácter ritual que distinguen a las artes escénicas de Japón.

    Rema Hasumi nació en Fukuoka (Japón) en 1983 y reside en Estados Unidos desde 2002. Su trayecto artístico incluye la presentación -a instancias de la notable vocalista Jen Shyu– de la obra The Patterns of Duplicity, sucesivas colaboraciones junto al saxofonista Darius Jones interpretando música de Alice Coltrane y la participación como vocalista en la banda liderada por el guitarrista Todd Neufeld, entre otros proyectos. A esto debe agregarse el cuarteto que la acompañó en su debut discográfico –integrado por Thomas Morgan en contrabajo, Billy Mintz en batería y Todd Neufeld en guitarra más las participaciones especiales de Ben Gerstein en trombón y Sergio Krakowski en pandero– y el trío ITAK (que completan Randy Peterson y Masa Kamaguchi) con el que próximamente editará su segunda producción como líder.

    Utazata abre con una introspectiva lectura de Azumi Asobi, canción tradicional para danza proveniente del sintoísmo, que hace alusión a la agricultura japonesa y se interpreta anualmente durante el equinoccio de primavera. La pieza transita una impronta austera y de temperamento introspectivo por donde se deslizan los delicados aportes vocales y pianísticos de Rema Hasumi, la envolvente precisión de Thomas Morgan en contrabajo, las ascéticas ornamentaciones que imparten el trombón de Ben Gerstein y la guitarra de Todd Neufeld y los subterráneos acentos percusivos provistos por la batería de Billy Mintz y el pandero de Sergio Krakowski.

    En Goeika nos ofrecen la recreación de una forma musical que suele formar parte de la festividad japonesa de origen budista denominada Obon. El cuarteto –precedido por un sucinto preludio a solo piano- configura aquí un etéreo paisaje sonoro del que se desprende una inocultable sensación de paz y espiritualidad. En ese contexto se distinguen las evanescentes cadencias que impulsan el contrabajo de Thomas Morgan y la batería de Billy Mintz, las estratégicas dosis de dramatismo que aporta el piano de Rema Hasumi y los espaciosos trazos dibujados por la guitarra de Todd Neufeld.

    En Clouds Toward East Turning Madder –la primera de las tres piezas originales que contiene el álbum- suman al trombón de Ben Gerstein para entregar en formato de quinteto un fluido relato colectivo caracterizado por sus estratégicos silencios, reposadas dinámicas e intangibles armonías.

    Desde los ancestrales y exóticos pliegues sonoros del tradicional Chikuzen Imayou, emerge una atmósfera de contenido lirismo en la que sobresale, especialmente, el aporte de Hasumi en piano y voz.

    Luego sobrevienen los originales Wind That Divides the Meadow y Moon Dissolves Into a Spring Dawn. El primero de ellos en cuarteto y con excluyente protagonismo de Todd Neufeld en guitarra y Rema Hasumi en piano y el segundo -en una alineación de quinteto que incluye a Ben Gerstein– con exquisitas intervenciones solistas por parte de Thomas Morgan en contrabajo y Billy Mintz en batería.

    En el cierre del álbum despliegan una encantadora lectura de Lullaby of Takeda, una de las más hermosas canciones populares japonesas. La versión describe un curso de innegable belleza melódica, pero sin dejar de transmitir la tristeza contenida en el texto original (la letra alude a una niña muy pobre del poblado de Takeda que fue obligada a realizar trabajo esclavo para una familia rica). Todo eso aparece subrayado por una sentida, económica y sutil entrega de conjunto.

    Utazata es una obra íntima, delicada, austera y muy personal.

    En ella, Rema Hasumi -sin gestos ampulosos ni declamaciones altisonantes–  manifiesta un enorme respeto por su historia, su cultura y sus raíces.

    Y la honestidad implícita en esa intención, por sí sola, inspira un profundo respeto.

     

    Si quieres ser respetado por los demás, lo mejor es respetarte a ti mismo. Sólo por el propio respeto que te tengas inspirarás a los otros a respetarte (Fiódor Dostoyevski)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: