• Satoko Fujii: Invisible Hand

     

    SatokoDisco 1: Thought, Increase, Invisible Hand, Flouting, Hayase

    Disco 2: I Know You Don’t Know, Spring Storm, Inori, Green Cab, Gen Himmel

     

    Músico:

    Satoko Fujii: piano

     

    Sello y año: Cortez Sound, 2017

    Calificación: Dame dos

     

     

     

    Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible (San Francisco de Asís)

     

    El adjetivo prolífico refiere, en su primera acepción, a aquél que tiene virtud de engendrar. Sin embargo, dicho término también es utilizado con frecuencia en el campo del arte para describir a quien es autor o creador de muchas obras.

    Por cierto, la cantidad de creaciones que justifican esa descripción no es exacta, tiene un indubitable carácter subjetivo y, además, depende de los factores contextuales en donde se manifiesta. También debe destacarse que ser prolífico no siempre conlleva un valor positivo ya que la cantidad, en ocasiones, puede ir en desmedro de la calidad. Quizás debamos pensar que lo prolífico no afectará la calidad cuando el creador tiene para expresar algo valioso e imprescindible, cuando siente una responsabilidad creativa ineludible y, en definitiva, cuando sus obras –como afirmaba Rainer Maria Rilke en Cartas a un joven poeta“han nacido al impulso de una íntima necesidad”.

    Desde ese lugar imaginario donde el término prolífico aparece asociado de manera indeleble con la calidad, emerge con fuerza ejemplificadora el nombre de la pianista y compositora japonesa Satoko Fujii.

    En su inabordable trayecto artístico afloran aspiraciones estéticas heterogéneas desarrolladas al conjuro de formatos y contextos musicales diversos e influencias dispares –que van del jazz a la tradición folclórica japonesa pasando por la libre improvisación, el rock y la música clásica contemporánea– pero todo ello unificado por un alegato de invariable calidad creativa y muy personal.

    La prolífica discografía desarrollada por Fujii durante las últimas décadas documenta en forma cabal la amplitud de su singular ideario musical. En esa producción asoman, entre otros trabajos, los cuartetos Satoko Fujii Four (con Natsuki Tamura, Mark Dresser y Jim Black), Satoko Fujii Quartet (en compañía de Tamura, Norikatsu Koreyasu y Tatsuya Yoshida), Ma-Do (Tamura, Norikatsu Koreyasu y Akira Horikoshi), Satoko Fuji Tobira (con Tamura, Todd Nicholson y Takashi Itani) y Min-Yoh Ensemble (Tamura, Curtis Hasselbring y Andrea Parkins), los proyectos colectivos Kaze (Tamura, Christian Pruvost y Peter Orins) y Junk Box (con Tamura y John Hollenbeck), sus múltiples ensambles orquestales (Satoko Fujii Orchestra New York, Satoko Fujii Orchestra Tokyo, Satoko Fujii Orchestra Nagoya, Satoko Fujii Orchestra Kobe y Satoko Fujii Orchestra Berlin), los tríos Satoko Fujii Trio (secundada por Mark Dresser y Jim Black) y Satoko Fujii New Trio (con Todd Nicholson y Takashi Itani) y sendos dúos con la pianista Myra Melford (en 2 Piano Duo), la violinista y cantante Carla Kihlstedt (Minamo), el trompetista Natsuki Tamura (NatSat), el baterista Tatsuya Yoshida (Toh-Kichi) y el contrabajista Joe Fonda.

    En el enorme cuerpo de trabajo elaborado por Satoko Fujii –hasta aquí materializado en una discografía cercana al centenar de títulos publicados– también hay un breve capítulo dedicado para los registros a solo piano en el que aparecen los álbumes Indication de 1996, Sketches en 2004 y Gen Himmel de 2013.

    A ese segmento de su obra, precisamente, acaba de agregarse el magnífico disco doble titulado Invisible Hand.

    Este trabajo registra un concierto ofrecido el 28 de abril de 2016 en el prestigioso club de jazz Cortez de la ciudad de Mito, Japón.

    El programa entregado por Satoko Fujii esa noche incluyó un set enteramente improvisado –que abarca la totalidad del primero de los dos discos contenidos en el álbum– y un segundo segmento destinado, en su mayor parte, a recrear algunas de las composiciones que integran su extenso catálogo.

    El primero de los discos abre con el introspectivo lirismo de Thought. La pieza ofrece un ascético ejercicio de improvisación melódica en donde Fujii deja aflorar sus tempranas influencias heredadas de Paul Bley –pianista con el cual estudiara en el New England Conservatory of Music e hiciera, poco después, el álbum a dúo Somenthing About Water de 1996– para ofrecer un alegato espacioso, cristalino e hipnótico.

    Increase, en abierto juego de contrastes con el tema de apertura, describe un curso fragmentado y de carácter episódico en donde se alternan pasajes etéreos y estratégicos silencios con fraseos elaborados al conjuro de un profundo dramatismo.

    Invisible Hand –pieza que da título al álbum– evoluciona a partir de la ejemplar utilización de técnicas ampliadas por parte de Satoko Fujii para, finalmente, desvanecerse en una coda de temperamento vaporoso e incorpóreo.

    En el desarrollo de Floating, el piano va antagonizando el acertado uso de notas percutidas con una línea melódica de encantadora sencillez hasta elaborar un alegato cohesivo y de emotiva luminosidad.

    El primero de los discos cierra con Hayase. Este vocablo japonés -cuyo significado es “corriente rápida”- describe apropiadamente el agitado tránsito, la espontaneidad y el flujo de ideas que caracterizan al contenido del tema.

    La segunda parte de Invisible Hand da inicio con una formidable lectura de I Know You Don’t Know, composición de Satoko Fujii que cuenta con versiones previas en los álbumes April Shower de 2001 y Gen Himmel en 2013.

    A continuación sobreviene una lograda adaptación para solo piano de Spring Storm, tema que diera título al álbum debut del Satoko Fujii New Trio en 2013 y que en esta recreación adopta un carácter narrativo pleno de matices y colores.

    En Inori –pieza que integrara los álbumes de 2007 When We Where There del Satoko Fujii Four e In Krakow In November a dúo con el trompetista Natsuki Tamura– se yuxtapone un exquisito trabajo en el arpa cromática del piano con sonoridades de contenido abstracto, posteriormente embellecidas mediante el acceso a una línea melódica de innegable lirismo y encomiable precisión.

    En el arrollador ejercicio improvisador de Green Cab convergen técnicas ampliadas, imaginativas texturas, aterciopelados glissandos y una sorprendente sección en donde el impulso rítmico parece aproximarse en forma tangencial a los perímetros del boogie-woogie.

    Gen Himmel es una composición de Fujii dedicada a Norikatsu Koreyasu, bajista de Satoko Fujii Ma-Do, inesperadamente fallecido en 2011. Los aires de góspel que exuda esta pieza –con versiones previas a solo piano en Gen Himmel de 2013 y con la Satoko Fujii Orchestra New York en Shiki de 2014– aquí aparecen magnificados mediante una entrega de tono elegíaco y cargada de hondo dramatismo.

    Satoko Fujii, en el notable Invisible Hand –uno de los siete álbumes que tiene previsto editar este año–, ha entregado una obra íntima y de inocultable belleza en la que confirma su talento, originalidad y el coraje necesario para afrontar nuevos desafíos creativos.

     

    La creatividad requiere el coraje de dejar de lado lo seguro (Erich Fromm)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: