• Mark Dresser Quintet en concierto: Una clase magistral

     

    QDosJueves 3 de agosto de 2017 – 20:00 hs.

    Hammer Museum (Los Angeles, USA)

     

    El término maestro describe, en su primera acepción, a la persona habilitada con los conocimientos y capacidad necesarios para impartir enseñanzas en una ciencia, un arte o un oficio. La raíz etimológica del vocablo maestro deriva de latín magister o magis –que significa “más”- y, originalmente, aludía a quienes tenían el más alto grado de competencia dentro de un oficio en oposición al término minister (voz en latín de la cual deriva “ministro”) que representaba a los subordinados con menos conocimientos o habilidades.

    En la sociedad actual, también se admite el uso de la palabra maestro para hacer referencia a personas de mérito relevante entre las de su clase o que transmiten valores a través del ejemplo y enseñanzas de vida que trascienden el conocimiento formal.

    El formidable contrabajista, compositor, improvisador, docente y colaborador interdisciplinario Mark Dresser debe ser considerado un maestro en el sentido más amplio del concepto, no sólo por tratarse de uno de los popes en su instrumento sino también por la reconocida tarea que desarrolla desde hace años en el campo pedagógico como facultativo de la prestigiosa University of Califonia, San Diego (UCSD).

    Mark Dresser ha desplegado, durante las últimas cuatro décadas, un venerado e inabordable trayecto artístico. Desde su aparición en los albores de la década del setenta como miembro del mítico Stanley Crouch’s Black Music Infinity (combo de free jazz que incluyera a Bobby Bradford, Arthur Blythe, James Newton y David Murray) ha ido desarrollando un tránsito musical que comprende su inolvidable participación entre 1985 y 1994 en el cuarteto de Anthony Braxton (con Marilyn Crispell y Gerry Hemingway), la intervención en el legendario Arcado String Trio (con Mark Feldman y Hank Roberts) y una inagotable lista de contribuciones a favor de luminarias del jazz como John Zorn, Henry Threadgill, Tim Berne, Ray Anderson, Dave Douglas, Jane Ira Bloom. Satoko Fujii, Ray Anderson, Anthony Davis, Joe Lovano, Bobby Bradford, Steve Lehman y Bob Ostertag, entre muchos otros.

    MarkUnoMark Dresser integra los proyectos cooperativos Trio M (compartiendo créditos con Myra Melford y Matt Wilson), Mauger Trio (en sociedad con Gerry Hemingway y Rudresh Mahanthappa) y Jones Jones (junto a Larry Ochs y Vladimir Tarasov), mantiene sendos dúos con el pianista Denman Maroney, el contrabajista Mark Helias (en The Mark Brothers), la cantante Jen Shyu y el trombonista Roswell Rudd y aparece encabezando los ensambles Mark Dresser Trio (que completan Denman Maroney y Matthias Ziegler), Mark Dresser Quintet (en origen conformado por Rudresh Mahanthappa, Tom Rainey, Michael Dessen y Denman Maroney) y Mark Dresser Seven, septeto de reciente constitución que alinea a su líder en contrabajo, Nicole Mitchell en flautas alta y soprano, Marty Ehrlich en clarinete y clarinete bajo, David Morales Boroff en violín, Michael Dessen en trombón, Joshua White en piano y Jim Black en batería.

    Mark Dresser se presentó en el afamado Hammer Museum de Los Angeles -y como parte del ciclo anual JazzPop con dirección musical de Lisa Mezzacappa- acompañado por su quinteto, en esta ocasión conformado por Nicole Mitchell (Black Earth Ensemble, Sonic Projections) en flauta y piccolo, Michael Dessen (Michael Dessen Trio, Lisa Mezzacappa’s Glorious Ravage) en trombón, Joshua White (Joshua White Trio & Quintet) en piano y Michael Sarin (Broken Arm Trio, Simon Nabatov / Max Johnson / Michael Sarin Trio) en batería.

    Un impecable dueto de flauta y trombón oficia como prólogo para el tema de apertura: Not Whithstanding. En la lectura de esta composición (co-escrita por Rudresh Mahanthappa y Mark Dresser) extractada del álbum Nourishments de 2013, el quinteto ofrece una vibrante e imponente amalgama de complejidad rítmica, rigor técnico y emotividad. Desde ese sólido andamiaje estructural irán aflorando las sucesivas exposiciones de los solistas; primero, con una brillante intervención de Nicole Mitchell en flauta, luego con vibrantes aportes protagonizados por el trombón de Michael Dessen y la batería de Michael Sarin y, finalmente, con los arrolladores e imaginativos soliloquios de Joshua White en piano y Mark Dresser en contrabajo.

    Acto seguido entregan una encantadora versión de Digestivo, tema proveniente de Aquifer de 2009. La sencillez en la definición de su línea melódica contrasta con la variada gama de matices y texturas ofrecida por el ensamble, a la vez que permite una atinada secuencia de solos en donde tienen especial destaque la ejemplar aparición de Nicole Mitchell en piccolo y el desbordante alegato pianístico de Joshua White.

    QUnoA continuación sobreviene un pasaje dedicado al álbum Sedimental You editado en 2016 por la agrupación Mark Dresser Seven. En primer término llegará una introspectiva reinterpretación de Will Well (for Roswell Rudd). Esta pieza –inspirada en el coraje manifestado por el legendario trombonista Roswell Rudd para superar una difícil enfermedad– nace a partir de un contenido preludio en solo de piano a cargo de Joshua White para luego evolucionar, delicadamente y sin apresuramientos, hasta resolverse mediante el paradigmático uso del contrabajo con arco por parte de Mark Dresser.

    El segmento dedicado a Sedimental You en la noche angelina cerrará con el formidable Hobby Lobby Horse. El tema –cuyo título alude a la célebre cadena de artesanías “Hobby Lobby” con sede en la ciudad de Oklahoma– confronta su endiablado e indescifrable groove con una línea melódica acumulativa sobre la que se aposentará el fragmentado y sorpresivo ejercicio improvisador de los solistas –en donde sobresale el trombón de Michael Dessen– y una coda de trazos amañados en la que abundan las sutilezas y los giros inesperados.

    La recreación de Rasaman –composición incluida en el álbum Nourishments de 2013 dedicada al maestro de sitar y actual director del ensamble de música clásica de India en la Universidad de California en San Diego, Kartik Seshadri- aparece dictaminada por la asimetría de sus patrones rítmicos y los modos melódicos que caracterizan al raga indio. En un contexto instrumental de indiscutible solidez, resultarán esenciales el aporte solista de Michael Dessen en trombón, la contribución de Nicole Mitchell -alternando piccolo y flauta- y las cadencias que imparte -con y sin baquetas- Michael Sarin en batería.

    Seguidamente el quinteto estrena una composición –aún sin título definitivo– que destila gracia, fortaleza e ingenio y en donde convergen con naturalidad el jazz tradicional y la vanguardia. En el burbujeante curso evolutivo de la pieza se suceden una exquisita introducción de Mark Dresser en contrabajo, el monumental alegato solista de Nicole Mitchell en flauta, los arrestos experimentales que emergen del trombón de Michael Dessen y la efervescente y visceral narrativa expuesta desde el piano por Joshua White.

    MarkEl concierto finalizará con un clásico en el repertorio de Mark Dresser: Ekoneni. Esta composición se inspira en el galardonado libro de la escritora zimbabuense Yvonne Vera (1964-2005) “The Stone Virgins” de 2002. El entramado de la pieza –en origen incluida en el álbum Time Changes de 2006 y luego versionada en el DVD Guts de 2010 y con Trio M en Guest House de 2012– yuxtapone la sencillez de su melodía con el recorrido de una impronta rítmica que remite a la música tradicional de Zimbabue sobre la que emergerán los aplomados solos de Mark Dresser en contrabajo, Michael Dessen en trombón y Michael Sarin en batería. Final subrayado con merecidos aplausos.

    Mark Dresser brindó, en la noche del Hammer Museum, un concierto estupendo, vivaz y admirable que –como corresponde a maestros de su estirpe– terminaría oficiando a modo de… Una clase magistral.

     

    Sergio Piccirilli

     

    Nota: Agradecemos el aporte fotográfico de Justin Lahiri Lamonea y Dean Westerfield

    Notas Relacionadas o de Interés: