• Josh Nelson: The Sky Remains

     

    SkyBridges And Tunnels, The Sky Remains, On The Sidewalk, The Architect, Ah, Los Angeles, Lost Souls Of Saturn, Pitseleh, Pacific Ocean Park, Run, Stairways

     

    Músicos:

    Josh Nelson: piano, Nord Electro 3, voz

    Anthony Wilson: guitarra, voz

    Kathleen Grace: voz

    Lilian Senegpiehl: voz

    Josh Johnson: saxo alto, flauta

    Chris Lawrence: trompeta, fiscorno

    Brian Walsh: clarinete, clarinete bajo

    Larry Goldings: órgano Hammond B-3

    Alex Boneham: bajo

    Dan Schnelle: batería

    Aaron Serfaty: percusión

     

    Sello y año: Origin Records, 2017

    Calificación: Está muy bien

     

    Cada ciudad puede ser otra cuando el amor la transfigura (Mario Benedetti)

     

    La ciudad de Los Angeles se fundó el 4 de septiembre de 1781 y, originalmente, fue bautizada con el singular nombre de El Pueblo de Nuestra Señora de los Ángeles del Río de Porciúncula, en honor a la capilla Santa María degli Angeli de Porciúncula (Italia) de donde provenían los primeros misioneros franciscanos en California. Tras la guerra de la independencia, la ciudad pasa a integrar México en 1821, pero en 1848 –según lo pactado en el Tratado de Guadalupe Hidalgo- Los Angeles (al igual que el resto de California) es anexado a Estados Unidos de América. Dos años más tarde, obtendría el status ciudadano con el que hoy es reconocida. La inabordable historia de la ciudad, su desordenado desarrollo poblacional y arquitectónico e innegables contrastes culturales, fueron dictaminados por diferentes ciclos migratorios, primero motivados en la fiebre del oro, luego por la llamada Conquista del Oeste y, finalmente, con el establecimiento de Hollywood como la Meca del cine.

    Lo cierto es que, con el correr de los años, Los Angeles llegaría a convertirse en la segunda ciudad más poblada de Estados Unidos y en uno de los centros urbanos más conocidos del mundo.

    Este prólogo viene a cuento de The Sky Remains, álbum en el que Josh Nelson explora -desde una perspectiva musical contemporánea- el pasado y el presente e imagina el futuro de su amada ciudad natal: Los Angeles.

    El pianista, compositor y líder de banda Josh Nelson acredita colaboraciones con Kurt Elling, John Pizzarelli, Benny Golson, Sheila Jordan, John Clayton, George Mraz, Jeff Hamilton, Joe Chambers, Peter Erskine, Tom Scott, Richard Galliano, Miguel Atwood-Ferguson y Christian Howes, entre otros. Además acompañó en escena a vocalistas como Natalie Cole, Freda Payne y Alicia Olatuja y ha mantenido una consolidada sociedad musical con la cantante Sara Gazarek que se plasmó en diferentes producciones discográficas encabezadas por Gazarek (Yours, Live at the Jazz Bakery, Return to You y Blossom and Bee) y en el álbum a dúo Dream in the Blue de 2016.

    Josh Nelson debutó como solista en 1998 con First Stories, luego llegarían los discos The Leadwell Project en 2002, Anticipation de 2004, Let it Go en 2007, I Hear a Raphsody de 2009 y Exploring Mars de 2015. También lidera la propuesta multimedios The Discovery Project cristalizada en el álbum Discoveries de 2011.

    Josh Nelson en Bridges and Tunnels, tema que da inicio a The Sky Remains, tributa un simbólico homenaje a los visionarios emprendedores que hicieron de Los Angeles una realidad. El título de la composición refiere de manera explícita a la construcción en los albores del siglo pasado de túneles subterráneos (muchos de los cuales hoy se encuentran abandonados) e innumerables puentes sobre –el otrora caudaloso- Los Angeles River que, sorteando obstáculos naturales, posibilitaron la definitiva transformación de la ciudad. La composición ofrece un modelo narrativo con prólogo, desarrollo y final, en donde el jazz oficia a manera de telón de fondo. En su curso evolutivo se suceden climas diversos y sutiles transformaciones dinámicas desde los cuales emergerán el protagónico aporte de Josh Nelson en piano, los atinados adornos que proveen el saxo de Josh Johnson y el clarinete de Brian Walsh, las ornamentaciones vocales ofrecidas por Kathleen Grace y Lilian Senegpiehl y el cristalino fraseo en guitarra a cargo de Anthony Wilson.

    Una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad de Los Angeles es el famoso Grffith Park; este lugar, además de ser uno de los parques urbanos más grandes de Estados Unidos, cobija a los célebres Griffith Observatory y Greek Theatre. Es de conocimiento público que el predio y los fondos para la construcción del parque fueron donados por el millonario Griffith J. Griffith, pero muy pocos conocen que realizó ese donativo para resarcir su imagen después de haber sido condenado a dos años de prisión por dispararle a su esposa.

    Ese juego de contrastes entre el atractivo turístico que ofrece el Parque Griffith y la mórbida historia que le dio origen, se extrapola al eje argumental del tema (co-escrito por Josh Nelson y Kathleen Grace) The Sky Remains. El flujo composicional sigue una impronta más próxima a la canción pop que al jazz y ubica en el centro de la escena a la cálida y expresiva voz de Kathleen Grace y el aquilatado despliegue pianístico de Josh Nelson.

    El titulo On The Sidewalk hace referencia a la columna homónima del periódico The California Edge escrita por Charlotta Bass, la primera mujer afroamericana en dirigir un medio de prensa en Estados Unidos. El ensamble entrega una pieza afincada en los pilares del jazz moderno, en la que convergerá una breve polifonía instrumental a cargo de los vientos, los sólidos patrones rítmicos encarnados en el contrabajo de Alex Boneham y una certera exposición de la línea melódica principal por parte de la trompeta de Chris Lawrence.

    Los dispares, extravagantes y coloridos humores que transmite The Architect parecen representar los contrastes y la diversidad arquitectónica que domina a una ciudad como Los Angeles, en la que conviven el legado de Frank Lloyd Wright y joyas de la arquitectura moderna como el Walt Disney Concert Hall con vestigios coloniales de hispanidad y guiños edilicios al séptimo arte. El vibrante transcurso de la pieza será subrayado mediante las notables exposiciones solistas de Josh Nelson en piano, Josh Johnson en saxo alto, Alex Boneham en contrabajo y Dan Schnelle en batería.

    El tema Ah, Los Angeles se inspira en Ask the Dust (Pregúntale al polvo), la famosa novela de John Fante ambientada en la ciudad de Los Angeles durante la Gran Depresión de 1930. Los melancólicos, pero afables trazos iniciales irán evolucionando sin apresuramiento para confluir en el lírico crescendo que desembocará en una recapitulación del motivo original. En ese contexto tendrán preeminencia el aplomado aporte vocal de Lilian Senegpiehl y la aparición como solista de Anthony Wilson en guitarra.

    A continuación brindan una encantadora y excitante versión de Lost Souls Of Saturn, tema escrito por el recordado compositor Russ Garcia y que, en origen, fuera incluido en su álbum de 1959 Fantastica – Music From Outer Space. La cultura tiki, las tradiciones provenientes de la Polinesia y su correlato musical manifestado en el género exótica –corriente a la que suscribe la canción de Russ Garcia versionada aquí- tuvo una etapa de apogeo en Los Angeles durante la década de los sesenta. En la seductora y fascinante lectura ofrecida por el ensamble, tendrán una participación sobresaliente el piano de Josh Nelson, la percusión de Aaron Serfaty, el clarinete de Brian Walsh y la flauta de Josh Johnson.

    El segundo y último cover que incluye The Sky Remains se materializa con una nostálgica recreación de Pitseleh, pieza del cantautor estadounidense Elliott Smith (fallecido en la ciudad de Los Angeles en confusas circunstancias) extractada de su álbum de 1998 XO. La versión –consecuente con el estilo que caracterizó a Smith– tendrá epicentro en la voz de Lilian Senegpiehl y la guitarra de Anthony Wilson,

    El melancólico y danzante entramado musical de Pacific Ocean Park –el título alude al nombre del parque de diversiones que funcionara en la ciudad de Santa Monica entre 1958 y 1967– oscila entre la cadencia del vals y el vigor de la mazurca, mientras otorga los roles interpretativos centrales al piano de Josh Nelson y la guitarra de Anthony Wilson.

    El cálido y añoso temperamento que esgrime Run, encarnado con autoridad en la voz de Kathleen Grace, tiene como destino recordar al atleta, medallista olímpico e ícono del deporte angelino Matthew MacKenzie “Mack” Robinson.

    El álbum cierra con los elegantes trazos melódicos e interpretativos que dibuja Stairways, título que hace referencia a los cientos de escaleras históricas esparcidas en diferentes puntos de la ciudad de Los Angeles.

    Josh Nelson, en el exquisito y refinado The Sky Remains, ofrece una oda a su ciudad que, además, sirve para recordarnos que cuando una persona encuentra su lugar en el mundo siempre estará apegado a él, sin importar a dónde vaya.

     

    La ciudad te seguirá donde quiera que vayas (Konstantinos Kavafis)

     

    Sergio Piccirilli 

    Notas Relacionadas o de Interés: