• Pulpo: Pulpo

     

    PulpoFelipito, El hombrecito, Manuel, Viaje imaginario, Lawns, El pulpo que quiero ser, Se me va la voz, Para sanar

     

    Músicos:

    Nicolás Mu Sánchez: guitarra

    Fefe Botti: bajo, voz

    Martin Misa: batería

     

    Sello y año: PAI, 2017

    Calificación: Está muy bien

     

     

    La empatía nos permite percibir de una nueva forma nuestro mundo y movernos hacia adelante (Marshall Rosenberg)

     

    La empatía, en su primera acepción, se define como el “sentimiento de solidaridad del que comparte los afectos o emociones de otra persona o grupo”.

    No obstante, el concepto de empatía tiene distintas interpretaciones y puede ser analizado desde diferentes perspectivas teóricas. El término deriva del griego empátheia (emocionado, apasionado) y fue introducido en 1909 por el destacado psicólogo británico Edward B. Titchener para describir el sentimiento de participación afectiva a través del cual se desarrolla y manifiesta la capacidad cognitiva de percibir, en un contexto común, lo que el otro puede sentir.

    En rigor, el concepto de empatía -como afirmara el psicólogo humanista estadounidense Carl Rogers– fue creado para denotar la capacidad que tenemos de “sumergirnos” y coparticipar en la experiencia subjetiva de “un otro” que está ante nosotros; es decir, que el estado de empatía posibilita establecer el cuadro de referencia interno de otra persona con exactitud y entender los componentes emocionales o significaciones que le son anexas como si uno fuera “la otra” persona, pero sin llegar a la identificación.

    La palabra empatía suele confundirse con la idea de simpatía; sin embargo, estos términos son divergentes dado que la simpatía es un modo de comportamiento que hace que las personas resulten agradables a los demás, mientras que la empatía aparece relacionada con la capacidad de percibir los sentimientos y pensamientos de otro individuo y reaccionar en consecuencia.

    La empatía no es un don sino una condición innata del ser humano; por lo tanto, todos estamos habilitados para desarrollarla mediante la observación detallada del mundo emocional y cognitivo de los demás e intentando, a su vez, captar la vida del otro desde su propia perspectiva y no desde la nuestra.

    En una relación empática existe un proceso de comprensión intelectual que, en cierto sentido, implica olvidarse de uno mismo para acercarse al otro (cuanto más pendiente se está de lo propio, menor será la empatía) y otorga la habilidad para comprender los requerimientos, actitudes, sentimientos e ideas de los demás, propiciando el desarrollo de respuestas o acciones basadas en la reciprocidad, el impulso solidario y la intercomunicación entre las partes involucradas.

    Algunos de los atributos y cualidades contenidos en el criterio de empatía son, precisamente, las características más representativas de la propuesta musical ofrecida en Pulpo, el álbum debut de la banda argentina del mismo nombre que conforman Martín Misa en batería, Fefe Botti en bajo y voz y Nicolás Mu Sánchez en guitarra.

    El alegato elaborado por el trío tiene epicentro en el jazz, pero manifestándose permeable a la incorporación de elementos provenientes del rock y el folclore argentino. En la cohesiva sonoridad de Pulpo aparece cristalizada una indisimulable empatía entre sus miembros (Misa y Botti llevan más de dos décadas compartiendo proyectos, viajes de estudio y conciertos), la primacía de lo colectivo por sobre el lucimiento individual y un deliberado afán por entronizar la musicalidad en detrimento de los elementos superfluos y el virtuosismo innecesario.

    El baterista Martín Misa acredita una sólida formación académica que incluye estudios de percusión con el maestro Néstor Astutti en el Conservatorio Nacional López Buchardo y clases particulares con Walter Rinavera, Rodolfo de Luca, Miguel Tallo, Fernando Martínez y Sergio Verdinelli. En su trayecto artístico ha formado parte de la Orquesta de la Fundación Filarmónica de Quilmes, la Banda Sinfónica de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA), la Orquesta Libertador Gral. San Martín, Banda Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires, Orquesta Compañía de Ópera Juventud Lyrica, Orquesta Compañía de Ópera Buenos Aires Lírica y Orquesta Estable del Teatro Colón. En la actualidad se desempeña como asistente de solista de timbal en la Orquesta Sinfónica de Salta y dicta clases de percusión en la Orquesta Infantil y Juvenil de la provincia de Salta. Misa -además de participar en diferentes agrupaciones de jazz en la provincia de Salta- colabora con Martha Argerich, Bruno Gelber, Horacio Lavandera, Dino Saluzzi, Fernando Lerman, Richard Nant, Guillermo Klein, Mariana Baraj, Gabriela Montero, Guillermo Delgado, Escalandrum, Luis Salinas y Nito Mestre, entre muchos otros. En 2014 graba en compañía de Pablo Ledesma, Pepe Angelillo y Mono Hurtado el álbum Orillas y en 2015 presenta su primer disco solista titulado Siento Norte.

    El contrabajista, bajista y compositor Fernando Fefe Botti estudió en el Conservatorio Carlos López Buchardo (guitarra clásica primero y luego contrabajo), es egresado de la Escuela de Música Contemporánea (sede argentina de Berklee College of Music) con el título de Músico profesional y arreglador de música popular, realiza cursos de jazz en el Conservatorio de Ámsterdam (Holanda), participa en una Master Class con el profesor Jeff Bradetich en Mittenvald (Alemania), estudia bajo eléctrico con Adalberto Cevasco, Cesar Franov, Javier Malosetti y Mariano Otero, contrabajo con Juan Elías, Carlos Vega, Fabián Guerrero, Juan Pablo Navarro, Mariano Otero, Hernán Merlo, Horacio Cabarcos, Ernst Glerum y Jeff Bradetich y composición y armonía con Ernesto Jodos, Juan Pollo Raffo, Daniel Johansen, Laura Baade y Guillermo Klein. En el devenir de su recorrido musical, Fefe Botti trabaja junto a Susana Rinaldi, Pedro Aznar, Juan Carlos Baglietto, Alberto Cortez, León Gieco, Kevin Johansen, Ligia Piro, Liliana Herrero, Juan Falú, Guillermo Klein, Luis Salinas, Teresa Parodi, Lito Vitale, Abel Pintos, Horacio Fontova, Javier Calamaro, Julia Zenko, Raúl Carnota, Acá Seca Trío, Jorge Anders, Nicolás Guerschberg, Escalandrum, Juan Cruz de Urquiza, Pablo Agri, Richard Nant, Martin Pantyrer, Francisco Lo Voulo, Pocho Lapouble y muchos más. También oficia como contrabajista y bajista de la Banda Municipal de San Martín y docente de la Orquesta Escuela de Esteban Echeverría (ambos puestos obtenidos por concurso), participa en televisión (Latin American Idol y Mañana Vemos), obras de teatro y musicales (Eladia Quiero, Chicago, Casi Normales, etc.) y en el Homenaje a Mercedes Sosa Traigo un pueblo en mi voz. Botti ha editado cuatro discos como líder: Torus de 2007, Porfiado en 2011, Segunda naturaleza de 2013 y Otro Suelo en 2014, este último compuesto y arreglado en colaboración con Guillermo Klein.

    El guitarrista, compositor y docente Nicolás Mu Sánchez, por su parte, integra las agrupaciones La Mujer Barbuda, Noño Trío, Elipsis, Resistencia Chaco, Sophie Sobral & Factor Paracaídas y la banda de la cantante Nati Pellegrinet. Sánchez también lidera el grupo Mudo y desarrolla una consolidada labor como músico sesionista con artistas de rock y pop argentinos e internacionales.

    El debut discográfico de Pulpo abre con la composición de Fefe Botti titulada Felipito. El entramado de la pieza aparece dictaminado por un cristalino motivo melódico sobre el que se deslizarán la expresiva intervención en guitarra de Nicolás Mu Sánchez, los coloridos matices que imparten desde la batería de Martín Misa y una sobresaliente labor de Fefe Botti en bajo.

    El Hombrecito –tema perteneciente a Nicolás Mu Sánchez– ofrece una estética apacible signada por el lirismo y los trazos espaciosos, en donde las atinadas exposiciones solistas de Fefe Botti en bajo y Nicolás Mu Sánchez en guitarra ocuparán un lugar protagónico.

    A continuación, ofrecen una respetuosa, cálida y acertada lectura de Manuel, composición de Guillermo Klein extractada de su álbum Filtros de 2008, en cuyo tránsito irán convergiendo sin apresuramiento los ascéticos acentos de la batería de Martín Misa, los convincentes aportes vocales de Fefe Botti y la elocuente intervención de Nicolás Mu Sánchez en guitarra.

    La pieza de Fefe Botti Viaje imaginario se desarrolla al conjuro de imaginativas progresiones armónicas y una línea melódica de gran factura que evolucionarán hasta resolverse mediante un reposado clímax en el que sobresale, especialmente, la batería de Martín Misa.

    Luego sobrevienen una persuasiva, delicada y eficaz adaptación del tema de Carla Bley (proveniente de su álbum Sextet de 1987) Lawns, la controlada intensidad expuesta en la composición de Fefe Botti El pulpo que quiero ser (con excelentes aportes de Nicolás Mu Sánchez en guitarra y Martín Misa en batería) y una notable recreación de Se me va la voz (pieza de Guillermo Klein incluida en el álbum Los Guachos II de 1999) que ubicará en el centro de la escena a la voz de Fefe Botti.

    El álbum cierra con el contemplativo y fantástico paisaje sonoro que dibuja el tema de Nicolás Mu Sánchez Para sanar.

    El trío Pulpo, en su debut discográfico, ha entregado una propuesta musical sin artilugios ni gestos presuntuosos en la que abundan la frescura, el equilibrio, la claridad estética y un inocultable coraje para privilegiar la empatía.

     

    Todos tenemos empatía y quizás no todos tienen el coraje para mostrarla (Maya Angelou)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: