• Sylvie Courvoisier Trio: D’Agala

     

    CourvoisierImprint Double – for Antoine Courvoisier, Bourgeois Spider – for Louise Bourgeois, Éclats for Ornette – for Ornette Coleman, Simone – for Simone Veil, Pierino Porcospino – for Charlie, D’Agala – for Geri Allen, Circumbent – for Martin Puryear, Fly Whisk – for Irène Schweizer, South Side Rules – for John Abercrombie

     

    Músicos:

    Sylvie Courvoisier: piano

    Kenny Wollesen: batería, wollesonic

    Drew Gress: contrabajo

     

    Sello y año: Intakt Records, 2018

    Calificación: Dame dos

     

    Se puede sobresalir con talento, pero es mejor hacerlo teniendo constancia y dedicación (Ornette Coleman)

     

    La palabra dedicación describe la actitud del que se entrega con fervor o abnegación a una actividad. La idea de dedicación suele relacionarse con el tiempo, la perseverancia y el esfuerzo que una persona consagra a la concreción de un objetivo predeterminado. El término aparece asociado con cualidades y virtudes -como la constancia, el afán, la entrega, el esmero, la aplicación y el empeño– que resultan imprescindibles para alcanzar las metas trazadas y los propósitos anhelados.

    La dedicación también puede hacer referencia –en su segunda acepción– al ofrecimiento de una obra, la mención a terceros o al acto de homenaje dirigido a alguien que amerita esa distinción y reconocimiento.

    Los dos significados principales de la palabra dedicación parecen amalgamarse en D’Agala, el nuevo trabajo del trío liderado por Sylvie Courvoisier.

    El ideario estético elaborado por Courvoisier a través de los años siempre ha manifestado su firme dedicación al arte musical; pero en esta ocasión el significado del vocablo dedicación también adquiere carácter de homenaje, dado que cada una de las composiciones incluidas en el álbum está dedicada a quienes admira o influyeron tanto en su vida personal como artística.

    La fértil e impactante trayectoria musical desplegada por Sylvie Courvoisier da testimonio de sus múltiples aspiraciones estéticas y aparece cristalizada en una amplia gama de contextos y formatos, que van desde performances a solo piano o proyectos interdisciplinarios como el espectáculo La Curva -en sociedad con el bailaor flamenco Israel Galván-, hasta variadas contribuciones a favor de John Zorn (Masada Marathon, Cobra, Bagatelle Marathon) y el liderazgo compartido con Evan Parker, Ikue Mori y Mark Feldman en Miller’s Tale de 2016.

    Courvoisier mantiene una consolidada sociedad musical con su esposo, el violinista Mark Feldman, que está documentada en la discografía del dúo que los congrega (Music for Violin and Piano de 1999, Masada Recital en 2004, Malphas de 2006, Oblivia en 2010 y Live at Théâtre Vid-Lausanne de 2013), pero que también asoma en otros emprendimientos comunes como el trío que integraran con Erik Friedlander en Abaton de 2004, el quinteto que produjo el magnífico Lonelyville de 2007, las diferentes alineaciones del Sylvie Courvoisier – Mark Feldman Quartet (To Fly To Steal de 2010 y Hotel Du Norde en 2011 con Thomas Morgan y Gerry Hemingway y Birdies for Lulu de 2014 junto a Scott Colley y Billy Mintz) y en la convergencia de ambos en los álbumes Cobra de John Zorn en 2002, Great Jewish Music de Sacha Argoy en 2003, Irving Stone Memorial Concert en 2004 y Earle Brown’s Folio and Four Systems de 2006.

    Además, Sylvie Courvoisier forma parte del trío cooperativo Mephista en compañía de Ikue Mori y Susie Ibarra (materializado en los álbumes Black Narcissus de 2002 y Entomological Reflections en 2004), integra sendos dúos con la guitarrista Mary Halvorson (Crop Circles de 2017) y los saxofonistas Evan Parker (Either or and en 2014) y Ellery Eskelin (Every so often de 2010) y participa como sesionista en los proyectos Ikue Mori’s Obelisk, Erik Friedlander’s Claws & Wings y Nate Wooley’s Battle Pieces, entre otros.

    Sin embargo, uno de sus emprendimientos más representativos de su actual imaginario musical se encuentra corporizado por el sobresaliente Sylvie Courvoisier Trio que integran su líder en piano, Drew Gress (The Claudia Quintet, Steve Lehman Octet, Tom Rainey Obbligato) en contrabajo y Kenny Wollesen (Sex Mob, Bill Frisell Trio, John Zorn’s The Dreamers) en batería.

    Ahora esta formación, tras el debut cristalizado en 2014 a través del exquisito Double Windsor, regresa con el álbum que lleva por título D’Agala.

    La apertura con Imprint Double – for Antoine Courvoisier nos traslada a una de las influencias tempranas de la compositora: su padre, un pianista amateur de jazz con afinidad por el dixieland y el swing. Esa referencia personal se extrapola a una pieza en donde confluyen el efecto rítmico del fraseo shuffle y la hipnótica sencillez del boogie-woogie mediante una concepción sonora colectiva de innegable cohesión y claridad estructural. El tema evolucionará luego a través de una exploración en territorios dominados por la improvisación para, finalmente, resolverse en una encantadora recapitulación del motivo original. Todo enfatizado por la solidez del contrabajo de Drew Gress, el imaginativo desempeño de Kenny Wollesen –alternando el uso de escobillas, baquetas y técnica de manos- en batería y la superlativa dramaticidad y virtuosismo que emanan del piano de Sylvie Courvoisier.

    Louise Josٞéphine Bourgeois (1911-2010) fue una prestigiosa escultora francesa nacionalizada estadounidense a quien se reconoce mundialmente por sus enormes obras en metal inspiradas en arañas que aspiraban a simbolizar la protección materna. A dicha artista alude de manera explícita el título del expresivo e imponente Bourgeois Spider. El itinerario de la composición irá yuxtaponiendo la luminosa exposición pianística de Sylvie Courvoisier (en donde aflora un vocabulario que abarca notas bloqueadas, pizzicato en el interior del piano, utilización del pedal de resonancia como elemento de percusión, etc.) con el pulso firme de Drew Gress y la infinita inventiva que derrocha Kenny Wollesen desde la batería y en los accesorios percusivos que componen su wollesonic.

    Las estructuras armónicas de final abierto, la liberación de los cambios de acordes sistemáticos y los conceptos de creación colectiva basados en la forma que caracterizaron los innovadores aportes de Ornette Coleman al jazz, ofician a manera de piedra fundacional para el alegato expuesto por el trío en Éclats for Ornette. El fragmentado mapa sonoro de la pieza congrega libertad, nitidez, balance y una resplandeciente entrega grupal en la que tienen especial destaque el minucioso solo de batería ofrecido por Kenny Wollesen y la exuberante intervención de Sylvie Courvoisier en piano.

    La fortaleza expresiva, los profundos espacios y las inesperadas resoluciones elaboradas por el trío en Simone, encuentran fuente de inspiración en la figura de Simone Veil (1927-2017), política francesa sobreviviente del Holocausto, encargada de promulgar la despenalización del aborto en su país cuando ejercía el Ministerio de Sanidad y primera mujer en ocupar la presidencia del Parlamento Europeo.

    Tras el burbujeante e ingenioso desarrollo de Pierino Porcospino (nombre del personaje principal del libro infantil del mismo nombre), llegará el tema que da título al álbum dedicado a la inolvidable pianista de jazz Geri Allen (1957-2017). La pieza dibuja una línea melódica atemporal en derredor de un clima de elegante melancolía por donde se deslizan los inesperados matices que ofrenda Kenny Wollesen en wollesonic, las suntuosas frases impartidas por el piano de Sylvie Courvoisier y el protagónico aporte solista de Drew Gress en contrabajo.

    El notable escultor afroamericano Martin Puryear ha desarrollado una obra que asocia la escultura formalista y el art brut con el minimalismo y la tradición artesana para reflejar su interés por la geometría, la abstracción y la referencia histórica. A esa labor artística, justamente, va dedicado el tema Circumbent.

    La composición pergeñada por Couvoisier traza un ascético paisaje sonoro afincado en controladas variaciones y firmes líneas instrumentales de conjunto periódicamente interceptadas por los ágiles y precisos fraseos del piano.

    La pianista suiza Irène Schweizer –una de las personalidades más conspicuas del free jazz y la libre improvisación europea– es acreedora de la dedicatoria consagrada en Fly Whisk. Los tonos pausados y el puntilloso acabado que brota de la pieza resultarán acentuados por los elaborados arrestos pianísticos de Sylvie Courvoisier, el aquilatado uso de las escobillas que proviene de la batería de Kenny Wollesen, la modélica intervención de Drew Gress en contrabajo con arco y una fase resolutiva en bloque de notable factura.

    El tema de cierre, South Side Rules, honra la memoria del incomparable guitarrista neoyorquino John Abercrombie (1944-2017) mediante una composición dictaminada por su sugerente línea melódica, los delicados patrones rítmicos y un crescendo colectivo que acumula tensión sin artilugios ni gestos ampulosos.

    Sylvie Courvoisier, en el álbum D’Agala, configura una obra que destila claridad de ideas, buen gusto, talento y la firme voluntad de reconocer a quienes influyeron en la construcción de su admirable personalidad artística.

     

    Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento. Es el talento de reconocer a los talentosos. (Elbert Hubbard)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: