• Thumbscrew: Ours & Theirs

     

    OursThumbscrew: Ours

    Snarling Joys, Saturn Way, Cruel Heartless Bastards, Smoketree, Thumbprint, One Day, Rising Snow, Words that Rhyme with Spangle (angle bangle dangle jangle mangel mangle strangle tangle wangle wrangle), Unconditional

     

    Músicos:

    Michael Formanek: contrabajo

    Tomas Fujiwara: batería

    Mary Halvorson: guitarra

     

    Sello y año: Cuneiform Records, 2018

    Calificación: Dame dos

     

    theirsThumbscrew: Theirs

    Stablemates, Benzinho, House Party Starting, The Peacocks, East of the Sun, Scarlet Ribbons (For Her Hair), Buen Amigo, Dance Cadaverous, Effi, Weer is een dag voorbij

     

    Músicos:

    Michael Formanek: contrabajo

    Tomas Fujiwara: batería

    Mary Halvorson: guitarra

     

    Sello y año: Cuneiform Records, 2018

    Calificación: Dame dos

     

    La identidad colectiva sólo se presenta cuando la coexistencia aislada de los individuos adopta formas de cooperación y colaboración (Georg Simmel)

     

    El concepto de identidad colectiva se ha convertido, en el contexto de la globalización, en uno de los valores más apreciados y recurrentes de la actualidad. De allí su frecuente utilización en los ámbitos de las ciencias sociales, en el discurso político, el análisis cultural y en las diferentes manifestaciones del arte contemporáneo.

    El abordaje de la cuestión identitaria, se incrementó en las ultimas décadas con la aparición de los nuevos actores sociales derivados del contraste entre la apertura de fronteras que propició el avance tecnológico y la reivindicación de lo propio por parte de grupos que se resisten a abandonar su cultura. Además, la dificultad para hilvanar el trabajoso proceso de construcción de la identidad colectiva se vio acentuado por la proliferación del individualismo, la permanente sensación de incertidumbre que caracteriza a las sociedades modernas y una marcada ausencia de esquemas simbólicos que permitan la convivencia e inclusión de diferentes culturas, creencias y formas de pensamientos.

    Toda identidad supone un ejercicio de autorreflexión a través del cual el individuo pondera sus capacidades y toma consciencia de lo que es como persona. Sin embargo, vivimos con otros y no estamos solos; por lo tanto, ese autoconocimiento siempre implicará reconocerse como parte de un colectivo.

    En la tesis sobre la construcción de la identidad colectiva en las sociedades modernas desarrollada por el sociólogo y filosofo alemán Jürgen Habermas, surge a las claras que cuando un conjunto de individuos empieza a reconocerse mutuamente, se ve como parte de un grupo de pertenencia y desarrolla acciones comunes, la identidad adquirirá una dimensión colectiva.

    La definición del “yo colectivo”, como también afirma Habermas, sólo se da en el movimiento, la búsqueda de interacción con los otros y el desarrollo de un espíritu cooperativo.

    Esos principios fungen como adecuada descripción para el estelar ensamble colectivo Thumbscrew que conforman tres de los instrumentistas, compositores y líderes de banda más destacados de la nueva música creativa: la guitarrista Mary Halvorson, el baterista Tomas Fujiwara y el contrabajista Michael Formanek.

    El cohesivo ideario estético y la naturaleza experimental ofrecidos en este proyecto, amalgaman composición e improvisación con el jazz de vanguardia y la inquebrantable vocación cooperativa de sus integrantes.

    Los miembros de esta formación mantienen un enlace musical que excede a Thumbscrew y se manifiesta en múltiples colaboraciones reciprocas. Tomas Fujiwara secunda a Mary Halvorson en el cuarteto Reverse Blue y en el Mary Halvorson Quartet, Halvorson hace lo propio en sendas agrupaciones lideradas por Fujiwara (The Hook Up y Triple Double), ambos -además de compartir créditos en los grupos cooperativos The Out Louds e Illegal Crowns- son integrantes del Tomeka Reid Quartet y el Ensemble Kolossus de Michael Formanek y los tres convergen en la alineación de Mary Halvorson’s Code Girl.

    Thumbscrew debuta discográficamente en 2014 con el álbum Thumbscrew y en 2016 lanza su segundo trabajo titulado Convallaria.
    Ahora el trío regresa con la edición simultánea de dos álbumes que expresan visiones contrastantes pero complementarias de su singular enunciado musical: Ours y Theirs.
    El primero, destinado a reunir composiciones originales pertenecientes a Halvorson, Formanek y Fujiwara y el segundo íntegramente dedicado a versionar temas de otros compositores.
    Ambos trabajos fueron registrados en una misma sesión de grabación llevada a cabo durante la residencia ofrecida por el trío en el prestigioso City of Asylum de la ciudad de Pittsburgh (lugar en donde también grabaran Convallaria).

    Ours abre con la composición de Mary Halvorson titulada Snarling Joys. Los contornos iniciales desarrollados por el trío se sustentan en trazos delicados, elusivos y levemente informes para luego evolucionar mediante un emotivo crescendo que será subrayado -con indisimulable naturalidad- por el refulgente solo en contrabajo ofrecido por Michael Formanek.
    Saturn Way -tema con autoría perteneciente a Tomas Fujiwara- atraviesa climas divergentes mientras alterna vigorosos patrones rítmicos, suntuosas armonías y atildados contrastes cromáticos. Luego, el curso de la interpretación adopta dinámicas descendentes que convergen, sin apresuramientos, en un amplio y espacioso segmento de improvisación colectiva.

    A continuación, Michael Formanek aporta la asombrosa y adictiva Cruel Heartless Bastards. En su laberintico planteamiento confluyen la avanzada del jazz, tangenciales vestigios de punk e intrincadas figuras rítmicas que, en conjunto, irán construyendo una marcada sensación de pesantez. El clímax de la pieza será subrayado estratégicamente por la imaginación desenfrenada e infinitas sonoridades de la guitarra de Mary Halvorson.

    La íntima melancolía y los sutiles contornos que dibuja el ascético Smoketree -composición escrita por Halvorson- aparecen dictaminados por elegantes progresiones armónicas, el ejemplar uso en escobillas por parte de Tomas Fujiwara y los luminosos arrestos solistas de Michael Formanek en contrabajo y Mary Halvorson en guitarra.
    Los aires de blues, las sucesivas variaciones y la aparente inocencia melódica implícitos en Thumbprint -tema que también lleva la firma de la guitarrista- darán lugar a la descollante intervención protagonizada por Mary Halvorson y un liberador remate que oscila entre lo catártico y lo lúdico.

    Luego sobrevienen dos temas compuestos por Tomas Fujiwara: One Day y Raising Snow. El primero de ellos ofrenda una atmósfera sugestiva con tenues mutaciones dinámicas sobre las que se deslizan los encumbrados aportes solistas de Michael Formanek en contrabajo y Tomas Fujiwara en batería. En tanto que la segunda pieza transita líneas envolventes e inquietantes que -tras el cautivador alegato guitarrístico de Mary Halvorson- se disuelven en una vaporosa resolución de conjunto.

    El disco cierra con el complejo andamiaje estructural y los devaneos exploratorios de Words that Rhyme with Spangle (angle bangle dangle jangle mangel mangle strangle tangle wangle wrangle) y la intemporal melodía e introspectivo encanto de Unconditional, ambas composiciones aportadas por Michael Formanek.

     

    El álbum Theirs da inicio con una respetuosa y personal relectura de Stablemates, composición de Benny Golson extractada de su disco de 1958 Benny Golson and the Philadelphians. La sólida versión que postula el trío aparece dictaminada por los ingeniosos fraseos que parten desde la guitarra de Mary Halvorson, la habitual precisión de Tomas Fujiwara en batería y una refinada entrega solista por parte de Michael Formanek en contrabajo.

    Benzinho -canción popular brasilera de los años cincuenta escrita por el compositor carioca Jacob Do Badolim- es recordada con circunspecta devoción por el trio, mientras que el efecto en contratiempo y las notas sincopadas del clásico de Herbie Nichols House Party Starting (proveniente del álbum Herbie Nichols Trio de 1956) dan pie a una recreación colectiva de notable factura en la que sobresale, muy especialmente, el estupendo solo en batería a cargo de Tomas Fujiwara.

    En el exquisito enfoque ideado para la reinterpretación del imperecedero tema de Jimmy Rowles The Peacocks abundan sutilezas y lirismo, cualidades que serán resaltadas por la aquilatada contribución de Michael Formanek en contrabajo y una magistral labor protagónica de Mary Halvorson en guitarra.
    La libre adaptación de East of the Sun -canción popular de los años treinta perteneciente a Brooks Bowman, más tarde devenida en standard de jazz-  estará definida por sus sinuosos pliegues armónicos y la natural interacción colectiva que distingue a Thumbscrew.

    Scarlet Ribbons (For Her Hair) es una canción de 1949 escrita por Evelyn Danzing cuya primera versión fue interpretada por la cantante Jo Stafford y que, años después, se convertiría en un clásico del cancionero popular estadounidense. La lectura que elabora el trío -inspirada en los arreglos realizados para este tema por Johnny Smith- respeta el motivo musical y los aires de villancico contenidos en el original, pero reformula su entramado armónico para sentar las bases sonoras desde donde emergerá un solo en guitarra a cargo de Mary Halvorson de inaudita belleza.

    Seguidamente entregan una fresca y atildada recreación de Buen Amigo, célebre tango de Julio De Caro escrito en 1925 (cuya letra correspondió a Juan Carlos Marambio Catán) que el compositor dedicara al eminente cirujano argentino Enrique Finochietto en agradecimiento por atender gratuitamente a una paciente de bajos recursos.

    En la aproximación a Dance Cadaverous -inolvidable composición de Wayne Shorter incluida en el esencial Speak No Evil de 1966- el trío se aparta del original entronizando un flujo de improvisación libre basado en variaciones del motivo principal. En un contexto de marcada solidez grupal, sobresale aquí la performance en batería de Tomas Fujiwara.

    Effi –pieza de Stanley Cowell dedicada a su esposa, Effi Barry, originalmente incluida por Bobby Hutcherson en el disco de 1968 Patterns– es interpretada de forma exquisita mediante una efervescente entrega colectiva que alcanzará su cima en el magnífico solo en contrabajo de Michael Formanek.
    El cierre llega con una perspicaz, espaciosa e hipnótica representación del tema de Misha Mengelberg Weer is een dag voorbij para que la imaginativa guitarra de Mary Halvorson brille con luz propia.

    Thumbscrew, con los fantasticos álbumes Ours y Theirs, además de consagrarse como uno de los proyectos colectivos más consolidados de la actualidad, logra manifestar una identidad estética propia y de innegable fortaleza musical.

     

    La identidad estética viene en auxilio de lo no idéntico, de lo oprimido en la realidad por nuestra presión identificadora (Theodor Adorno)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: