• Peter Bruun’s All Too Human: Vernacular Avant-garde

     

    VernacularFollow Me, All Too Human, Vernacular Avant-garde, Sunshine Superman, Extended Mind, Is That So Sir Names

     

    Músicos:

    Peter Bruun: batería, mikrokorg

    Kasper Tranberg: trompeta, corneta

    Marc Ducret: guitarras de seis y doce cuerdas

    Simon Toldam: Moog, Juno 60, philicorda

     

    Sello y año: Ayler Records, 2018

    Calificación: Dame dos

     

    El hombre es un ser finito con aspiraciones infinitas. Y aquí radica la paradoja de la condición humana (Domingo Marrero)

     

    La paradoja es, en esencia, una idea extraña opuesta a la opinión general. También se entiende por paradoja a la afirmación inverosímil que se expone con apariencia de real y a los razonamientos basados en premisas válidas que conducen a contradicciones o situaciones contrarias a lo considerado verdadero.

    La paradoja tiende a infringir el sentido común, pero su formulación –a contrario sensu de los sofismas– no conlleva una contradicción lógica. Por ello, aun cuando la expresión paradojal implique lo opuesto a lo que se considera cierto, terminará siendo un enunciado que lleva dos conclusiones contradictorias entre sí, pero igualmente válidas; es decir, un contrasentido con sentido.

    Las paradojas son siempre un estímulo para la reflexión, contribuyen al procesamiento de información abstracta y, en cierto modo, revelan las limitaciones de la comprensión humana para desmenuzar el complejo entramado que compone la realidad.

    El valor de lo paradójico, precisamente, aparece diseminado en las singulares convicciones estéticas pergeñadas por la agrupación Peter Bruun’s All Too Human.

    Los conceptos musicales manifestados en el debut discográfico de la banda que lidera el compositor y baterista danés Peter Bruun, tienen un sesgo paradojal en donde se contraponen simplicidad y complejidad, tradición e innovación, lo popular y la vanguardia. Dichas premisas emergen en forma sublimada y de manera explícita desde el título del álbum, toda vez que Vernacular Avant-garde amalgama y combina las contradictorias cualidades de lo vernáculo (“Lengua o dialecto originario y propio de una determinada zona geográfica bien delimitada”) con la renovación de formas y contenidos, el carácter experimental y la radical heterodoxia subyacente en la Avant-garde.

    Peter Bruun es una destacada figura de la improvisación contemporánea y la música creativa y que, debido a su versatilidad expresiva, reconocido bagaje técnico e inquebrantable vocación para transitar estéticas innovadoras, se ha erigido como uno de los bateristas más requeridos en la nueva escena del jazz europeo

    En el amplio tránsito artístico desplegado por Peter Bruun, convergen los protagónicos roles que ocupa en el grupo de art-pop Eggs Laid By Tiger (formación que completan Martin Dahl en guitarras y Jonas Westergaard en bajo), la sociedad con Petter Eldh cristalizada en GÆST y en su versión como trío con Tim Berne en GÆST#One, el Mono Trio que conforma con el bajista Anders Christensen y el pianista Simon Toldam y el elogiado proyecto solista Unintended Consequences de 2017 (en donde aparece secundado por Søren Kjærgaard en piano, Torben Snekkestad en saxo y clarinete, Eivin Lønning en trompeta y Jonas Westergaard en bajo).

    Además, Bruun formó parte del cuarteto Buffalo Age (allí compartiendo créditos con Chris Speed, Nils Davidsen y Kasper Tranberg), participa en el consolidado trío Django Bates’ Beloved (junto al cual edita los álbumes Bird en 2009, Confirmation de 2012 y The Study Of Touch en 2017), es miembro del Samuel Blaser Trio (con quien publica Taktlos Zürich 2017 en 2018) y trabaja con el guitarrista Marc Ducret (en el ensamble Tower Bridge y el quinteto Real Thing#1), el pianista Jacob Anderskov (Resonance de 2016), la Simon Toldman Orkester Stork (Stork en 2011 y Bells of Sunday de 2013), el Mark Solborg Trio (The Trees en 2013) y el Richard Anderson’s Udu (Itu de 2016), entre muchas otras producciones.

    Sin embargo, All Too Human no es un proyecto más en la trayectoria de Peter Bruun sino la materialización definitiva de una relación musical de varios años entre su líder y el resto de los miembros del cuarteto: el trompetista y cornetista danés Kasper Tranberg (The Universal Quartet, Kasper Tranberg’s Strawboss, Kasper Tranberg Tokyo Quartet), el guitarrista francés Marc Ducret (Marc Ducret Trio +1, Big Satan, Samuel Blaser Trio) y el tecladista danés Simon Toldam (Simon Toldam Trio, Stork, Han Bennink Trio).

    Las experiencias compartidas y el conocimiento mutuo de los músicos hacen posible que la “paradojal” sonoridad, los materiales heterogéneos utilizados y las intrincadas variaciones que atraviesan a Vernacular Avant-garde, se expresen en todo momento con autoridad declarativa, convicción e innegable naturalidad.

    El álbum da inicio con la elaborada densidad rítmica de Follow Me. En su episódico transcurso aparecen confrontados dos segmentos diferenciales; el primero, apoyado en un inquietante groove en donde resultan capitales los aportes de Peter Bruun alternando su batería con las líneas de bajo que imparte desde el mikrokorg y las cristalinas frases descriptas por la trompeta de Kasper Tranberg. En tanto que el segundo y último pasaje de la pieza dibujará una reposada atmósfera espacial que ubica en el centro de la escena a los teclados de Simon Toldam y la guitarra de Marc Ducret.

    En la composición titulada All Too Human el cuarteto ofrenda un sombrío, aletargado e introspectivo relato musical que se nutre en los atildados acentos de Peter Bruun en batería y teclados, la siempre imaginativa sonoridad de la guitarra de Marc Ducret, los insondables colores orquestales representados por Simon Toldman en sintetizador y la sutil solemnidad que emerge desde la corneta de Kasper Tranberg.

    Un encantador preludio en guitarra a cargo de Marc Ducret desemboca en el complejo andamiaje estructural que da vida a Vernacular Avant-garde, tema que da título al álbum. En los postulados de la pieza convergen sonoridades retro futuristas, enrevesados patrones rítmicos, dinámicas en contraste y amplios espacios para una exploración colectiva que irá yuxtaponiendo las coloridas intervenciones de Simon Toldman en teclados y Peter Bruun en mikrokorg y batería, con la protagónica labor en trompeta de Kasper Tranberg.

    Los inesperados giros de la inclasificable Sunshine Superman germinan desde una introducción en teclados de impronta catedralicia a cargo de Simon Toldman para luego evolucionar -mediante las asimétricas cadencias que impulsa la batería de Peter Bruun y los perturbadores ornamentos que subraya la corneta de Kasper Tranberg- a través de una catarsis colectiva en donde sobresale la guitarra de Marc Ducret. La pieza, finalmente, se resuelve en una coda evanescente que reformula el clima inicial del tema.

    El hipnótico Extended Mind gira en derredor del ostinato que elabora Simon Toldman en teclados, desde cuyos pliegues irán asomando los aquilatados adornos ofrecidos por la trompeta de Kasper Tranberg, la controlada precisión rítmica de Peter Bruun en batería y mikrokorg y un solo en guitarra de extraño lirismo por parte de Marc Ducret.

    El álbum concluye en las contrastantes variaciones, los inusuales arrestos improvisados e insólitas sonoridades que dictaminan el asfixiante y provocativo desarrollo del frenético Is That So Sir Names.

    Peter Bruun’s All Too Human, con el sorprendente y paradojal Vernacular Avant-garde, ha entregado un debut discográfico enérgico, desafiante, osado y -como indica la denominación del proyecto- muy humano.

     

    En una obra humana, con todas sus imperfecciones, búsquedas y aparentes contradicciones, reside el valor más profundo de la humanidad (Jorge Luis Borges)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: