• Moppa Elliott: Jazz Band/Rock Band/Dance Band

     


    MoppaDisco 1

    Advancing on a Wild Pitch: Oreland, Herminie, St. Mary’s Proctor, Baden, Can’t Tell Shipp From Shohola, Slab

    Unspeakable Garbage: Rocks MD, Punxsutawney, Stone Hill, Minersville

    Disco 2

    Unspeakable Garbage: Drumore, Quarryville, Chrome, Bethlehem, Big Rock

    Acceleration Due to Gravity: Waddle, Geiger, Sparks, Energy, Power, Bangor

     

    Músicos:

    Advancing on a Wild Pitch (Jazz Band):

    Moppa Elliott: contrabajo

    Sam Kulik: trombón

    Charles Evans: saxo barítono

    Danny Fox: piano

    Christian Coleman: batería

     

    Unspeakable Garbage (Rock Band):

    Moppa Elliott: bajo

    Jon Irabagon: saxo tenor

    Nick Millevoi: guitarra

    Ron Stabinsky: piano, teclados

    Dan Monaghan: batería

     

    Acceleration Due to Gravity (Dance Band):

    Moppa Elliott: bajo

    George Burton: piano

    Mike Pride: batería

    Nate Wooley: trompeta

    Dave Taylor: trombón bajo

    Matt Nelson: saxo alto, saxo soprano

    Bryan Murray: saxo tenor, saxo soprano, saxo balto!

    Kyle Saulnier: saxo barítono

    Ava Mendoza: guitarra

     

    Sello y año: Hot Cup Records, 2019

    Calificación: Dame dos

     

    La personalidad no es una noción unitaria, sino una constelación de facetas. (Mohsin Hamid)

     

    El excepcional compositor, bajista, educador y líder de banda Moppa Elliott, en el ambicioso álbum doble Jazz Band/Rock Band/Dance Band, reúne a tres agrupaciones diferentes -la “jazz band” Advancing on a Wild Pitch, la “rock band” Unspeakable Garbage y la “dance band” Acceleration Due to Gravity-

    para manifestar los diversos aspectos que componen su personalidad musical y la variada gama de influencias que subyacen en el cuerpo de trabajo plasmado por el incomparable Mostly Other People Do the Killing.

    En la prolífica trayectoria desarrollada por Moppa Elliott asoman las contribuciones realizadas a favor de los ensambles Jon Lundbom & Big Five Chord y Bryan and the Haggards, su álbum en contrabajo solo Still, Up in the Air de 2016 y el liderazgo de Mostly Other People Do the Killing.

    Esta última banda, constituida en 2003, aparece documentada mediante una elogiada discografía que incluye a Mostly Other People do the Killing de 2004, Shamokin!!! en 2007, This is Our Moosic de 2008, Forty Fort en 2010, el doble Live in Coimbra de 2011, Slippery Rock (todos ellos en cuarteto con Moppa Elliott, Peter Evans, Jon Irabagon y Kevin Shea) y Red Hot (allí como septeto y sumando a Dave Taylor, Brandon Seabrock y Ron Stanbinsky) en 2013, Blue y Hannover de 2014 (ambos con el cuarteto original), Mauch Chunk de 2015 (también en cuarteto, pero con Stabinsky ocupando el lugar que dejara vacante Peter Evans), Loefer’s Hollow (nuevamente en septeto, aunque incorporando al trompetista Steven Bernstein) y Paint de 2017, este último en un formato de trío integrado por Moppa Elliott, Kevin Shea y Ron Stabinsky.

     

    El tramo inicial del primero de los dos discos comprendidos en Jazz Band/Rock Band/Dance Band tiene como protagonista al quinteto Advancing on a Wild Pitch que conforman -además de su líder en contrabajo- Sam Kulik en trombón, Charles Evans en saxo barítono, Danny Fox en piano y Christian Coleman en batería. Esta agrupación, constituida en 2016, desmonta algunas de las composiciones de Moppa Elliott que integran el repertorio de Mostly Other People Do the Killing para abordarlas desde una perspectiva asociada al jazz clásico de principios de los sesenta.

    Esos postulados aparecerán vivamente expresados desde la apertura con los sólidos trazos que dibuja Oreland. La pieza se ajusta a las convenciones del género mediante una secuencia estructural donde convergen la presentación del tema, una sección central asignada a los solistas -en la que sobresalen el trombón de Sam Kulik, el saxo barítono de Charles Evans y el piano de Danny Fox- y la reformulación colectiva del motivo original.

    A continuación, el quinteto ofrece una aquilatada relectura de Herminie, composición de Moppa Elliott incluida en el álbum Mauch Chunk editado por Mostly Other People Do the Killing en 2015. La recreación de este tema -en origen dedicado al legendario pianista Sonny Clark- amalgama aspectos emparentados al spanish tinge y el bebop que serán estratégicamente subrayados por la robusta base que conforman la batería de Christian Coleman y el contrabajo de Elliott, un atinado contrapunto entre el saxo barítono de Charles Evans y el trombón de Sam Kulik y la chispeante intervención solista de Danny Fox en piano.

    Luego sobrevienen versiones de tres temas de Mostly Other People Do The Killing. En primer término, con una asequible reinterpretación de St. Mary’s Proctor (extractada de Forty Fort de 2010) que incluye destacadas apariciones de Charles Evans en saxo barítono, Sam Kulik en trombón y Christian Coleman en batería; más adelante, representada en la encantadora exposición realizada por el quinteto de Baden -pieza proveniente del álbum Shamokin!!! de 2007- y, finalmente, mediante un ameno repaso de Can’t Tell Shipp From Shohola (del disco Slippery Rock! de 2013).

    El segmento asignado a Advancing on a Wild Pitch cierra con el férvido y elocuente alegato jazzístico que materializa Slab.

    La última parte del primer disco tendrá epicentro en Unspeakable Garbage, banda en la que Moppa Elliott -acompañado por Jon Irabagon en saxo tenor, Nick Millevoi en guitarra, Ron Stabinsky en piano y teclados y Dan Monaghan en batería- explora en forma catártica el vocabulario del rock de los años ochenta con intención de modelar una propuesta que, según afirma el propio compositor, podría describirse como un “Van Halen instrumental o Def Leppard sin cantante o Aerosmith con más acordes”.

    En el visceral y refrescante entramado de Rocks, MD confluyen la maciza base elaborada por el bajo eléctrico de Moppa Elliott y la batería de Dan Monaghan, los coloridos adornos entregados por Nick Millevoi en guitarra y Ron Stabinsky en teclados y una colosal intervención solista de Jon Irabagon en saxo tenor donde asoman referencias a Careless Whisper de George Michael.

    La ingenua crudeza de Punxsutawney aparece dictaminada por la solidez de conjunto, el sonido vintage que emerge del teclado de Ron Stabinsky y otro titánico e inclasificable unipersonal a cargo de Jon Irabagon en saxo tenor.

    La llana espontaneidad que manifiesta Stone Hill encuentra sus rasgos sobresalientes a través de un efervescente duelo entre la guitarra de Nick Millevoi y el saxo tenor de Jon Irabagon y mediante los elocuentes aportes ofrecidos por Dan Moneghan en batería; en tanto que la natural soltura expositiva de Minnersville -tema con el que cierra el primer disco- ubica como personaje central a la punzante intervención de Nick Millevoi en guitarra.

    La propuesta del quinteto Unspeakable Garbage continua en el disco 2 mediante Drumore, pieza que emparenta al rock’n’roll tradicional con lejanos vestigios de ska y en la que detentará un especial destaque la guitarra de Nick Millevoi.

    En el directo y adictivo mundo sonoro que edifica Quarryville asoman la enorme consistencia del bajo de Moppa Elliott, el protagónico aporte de Jon Irabagon en saxo tenor y la notable exposición de Ron Stabinsky en teclados.

    La última sección del capítulo asignado al rock comprende a los afables rasgos que distinguen a Chrome, el espíritu naif que destila Bethlehem y los simpáticos aires de soft-rock que envuelven a Big Rock.

    El resto del álbum lo ocupa el noneto Acceleration Due to Gravity (es decir, la “dance band”) que alinea a Moppa Elliott en bajo, George Burton en piano, Mike Pride en batería, Nate Wooley en trompeta, Dave Taylor en trombón bajo, Matt Nelson en saxos alto y soprano, Bryan Murray en saxos tenor, soprano y balto!, Kyle Saunier en saxo barítono y Ava Mendoza en guitarra.

    Este proyecto es el resultado de dieciocho años de amistad entre Burton y Elliott y la contribución estética ofrecida por Mike Pride. La propuesta se funda en el vasto territorio que ocupa la música de baile estadounidense, desde el jump blues surgido en los años veinte hasta la contemporaneidad del hip-hop, pero tamizada por un original enfoque que articula sutiles variaciones rítmicas, las amplias libertades otorgadas a los solistas y el escaso uso de motivos musicales en el andamiaje sonoro de las composiciones.

    Esos singulares postulados toman cuerpo desde el comienzo con las libertades expuestas por Waddle. Sobre los sinuosos pliegues e innovadora argumentación que exhibe la composición de Moppa Elliott, irán emergiendo las destacadas apariciones solistas del trombón bajo de Dave Taylor, el piano de George Burton, el balto! de Bryan Murray y el saxo alto de Matt Nelson.

    En la expresiva prédica desplegada por Geiger se anudarán las relevantes entregas de Kyle Saunier en saxo alto y Ava Mendoza en guitarra; mientras que el temperamento tribal representado por Sparks, encuentra fundamento estético en una musculosa e impactante sonoridad colectiva sobre la que se deslizará la formidable intervención de Nate Wooley en trompeta.

    Energy hace honor al título por medio de una demostración de ímpetu e intensidad musical desde la que van emergiendo los prominentes aportes de Moppa Elliott en bajo y Mike Pride en batería y las entusiastas declaraciones solistas de Dave Taylor en trombón bajo, George Burton en piano y los saxos de Kyle Saunier, Bryan Murray y Matt Nelson.

    La propuesta de Acceleration Due to Gravity continúa con una extraordinaria versión de Power, canción perteneciente al rapero estadounidense Kanye West incluida en su álbum de 2010 My Beautiful Dark Twisted Fantasy. En la lectura ofrendada por el noneto se aglutinan la característica exuberancia orquestal que distingue al Sonido Filadelfia, explícitas alusiones al hip-hop y una inesperada inserción del imperecedero 21st Century Schizoid Man, tema proveniente del debut discográfico de King Crimson en 1969 con In the Court of the Crimson King. Todo eso, coronado por una superlativa exposición colectiva en donde resaltan el gran trabajo elaborado por Mike Pride en batería y las rutilantes intervenciones solistas de Nate Wooley en trompeta y Ava Mendoza en guitarra.

    El colofón del álbum llega con Bangor. Una oblicua e inusual aproximación al hip-hop que evoluciona vigorosamente hasta desembocar en los luminosos y ágiles fraseos que se imparten desde el piano de George Burton.

     

    Los múltiples y contrastantes intereses estéticos que animan e impulsan la personalidad musical de Moppa Elliott encuentran, en el formidable Jazz Band/Rock Band/Dance Band, una síntesis ideal entre la necesidad expresiva y el ejercicio pleno de la libertad creativa.

     

    La personalidad del hombre es una síntesis de infinito y finito, de temporal y eterno, de libertad y necesidad (Soren Kierkegaard)

     

    Sergio Piccirilli 

     

    Notas Relacionadas o de Interés: