• Bill Bruford & Tim Garland: Earthworks Underground Orchestra

    Libreville, Up North, Pigalle, Speanking in Wooden Tongues, Footloose and Fancy Free, Bajo del sol, It Needn’t End in Tears, The Wooden Man Sings and the Stone Women Dances


    Músicos:
    Bill Bruford: batería y percusión
    Tim Garland: saxo tenor y soprano, clarinete bajo y flauta
    Alex Sipiagin, Jon Owens: trompeta
    Robin Eubanks, Rock Ciccarone: trombón
    Steve Wilson: saxo alto, flauta.
    Henry Hey: piano
    Mike Pope: bajo acústico y eléctrico.
    Summerfield Records, 2006

    Calificación: Más de lo mismo

    Existe un tácito acuerdo para pensar que no hay un enfoque unívoco que agote el significado del análisis musical y que sea el único válido. Cada perspectiva analítica contribuye a enriquecer la comprensión. En ese sentido, y como consecuencia del mismo, tengo sobre este disco… varios enfoques al mismo tiempo.
    La Earthworks Underground Orchestra es, en esencia, una revisión de la música de Earthworks observada a través de los ojos del saxofonista Tim Garland con una manifiesta complicidad de Bill Bruford, tal vez alentada por la experiencia que tuviera tiempo atrás junto a la orquesta de Buddy Rich.
    ¿Y esto agrega algo? Claro, agrega nada.
    Podría escribir cosas profundas sobre este disco, pero las únicas palabras profundas que vienen a mi mente en este momento son subsuelo, hueco, pozo, sótano, precipicio…
    Para un análisis apropiado no se puede dar la espalda a las consideraciones históricas. No podemos divorciar la obra de sus contextos estilísticos, históricos y sociológicos. Sólo un acercamiento multidimensional y plural nos revelará su verdadera naturaleza. Un análisis reflexivo, minucioso y una posterior revisión, nos permitirá en el debido tiempo…
    No me gustó; ¡el disco no me gustó!
    Este trabajo fue grabado en vivo en el Iridium Jazz Club de New York con motivo de la conmemoración del vigésimo aniversario de la constitución de la Bill Bruford’s Earthworks.
    William Scott Bruford nació el 17 de mayo de 1948 en Sevenoaks, Kent, Inglaterra. En sus comienzos hizo jazz (en realidad el jazz ya estaba hecho) pero su fama llegaría de la mano del rock. Integró Yes, formó parte de King Crimson, tuvo una breve participación en Genesis, fundó UK y participó en bandas como Gong y National Health. Lideró su propio proyecto, el Bill Bruford Group, e hizo algunos trabajos en dueto con Patrick Moraz. Promediando la década del ’80 conformó la Bill Bruford’s Earthworks, por aquel entonces integrada por Django Bates en teclados y trompeta, Ian Ballamy en saxo y Mick Hutton en bajo acústico. Esto le permitiría a Bruford desarrollarse en un contexto más afín al jazz.
    Bruford es un baterista reconocido por su estilo preciso, versátil y polirrítmico, además de haber sido uno de los precursores en la utilización de batería electrónica, tanto en estudio como en el escenario.
    Aquí, con Earthworks Underground Orchestra, se asocia a Tim Garland para desarrollar el lógico potencial que significa trabajar en equipo…
    Por ejemplo, si algo sale mal, puede echarle la culpa a otro…
    El otro, es el saxofonista británico Tim Garland. Pese a una dilatada trayectoria en la escena jazzera de Europa, muchos lo conocen por haber integrado la Chick Corea’s Origin. Su paso por esa banda lo marcaría a fuego, tanto que aquí exhibirá… las cicatrices.
    En este disco, además de aportar los arreglos, arrastrará a algunos de los miembros de su propia banda, la Tim Garland’s Dean Street Underground Orchestra.
    El arranque es con Libreville, tema originalmente incluido en el album Dig? de 1989. Aquí sientan las bases constitucionales de la Earthworks Underground Orchestra: arreglos orientados al mainstream, un tándem rítmico preciso y sólido, una sucesión de solos limpitos y pulcros como niño en su primer día de clases… todo muy (pero muy, ¿eh?) previsible. Lo más innovador parece ser la incorporación de algunos elementos de calypso. Me refiero al ritmo y no al submarino de Jacques Cousteau. Para evitar confundirse entre el calypso de Bruford y el de Cousteau, tenga en cuenta que el submarino es el único de los dos que puede salir a flote…
    La versión original de Up North pertenece al álbum debut de Earthworks de 1987 y con una posterior versión en vivo incluida en Stamping Ground de 1987, sustentada en una melodía que se adhiere a la oreja como si fuese cera. La inspiración de los arreglos conlleva aires afro-cubanos y aunque parezca una contradicción geográfica, éstos provienen de Corea. El único que alcanza a sobresalir es el experimentado Robin Eubanks en trombón y no precisamente por el tamaño de su instrumento.
    En síntesis: una especie de Earthworks para toda la familia.
    Pigalle del disco de 1981 All Heaven Broke Loose, nos trae una buena intervención de Henry Hey en piano. La base que conforman Bruford y Pope (quien reemplazara a Patitucci en la Chick Corea Elektric Band) es más sólida que Italia haciendo catenaccio. En medio de todo eso, se les caen un par de ideas… pero como el Iridium Jazz Club estaba oscuro, no las encuentran.
    La versión de Speanking in Wooden Tongues del álbum Random Acts of Happiness de 2004, es lo más Bruford del disco (¿lo más mejor?). Correctos solos de Garland (Tim no Judy) en soprano y de Sipiagin en trompeta. Sobre el cierre hay un solo de bajo a cargo de Mike Pope… quien reemplazara a Patitucci en la Chick Corea Elektric Band… sí… ¡ya sé que lo dije antes! Pero créame que es lo más original que puede llegar a mencionarse.
    A continuacion tenemos Footloose and Fancy Free de A Part and Yet Apart de 1999, aquí en extensa versión que no agrega demasiado al original salvo algunos minutos más; otra buena jugada de Eubanks por el andarivel derecho y muy seguro Bruford bajo los palos.
    Una intro en clarinete bajo a cargo de Garland deriva en Bajo del sol de Random Acts of Happiness. El enfoque adoptado recuerda (sin pasión) a My Spanish Heart de Chick Corea.
    It Needn’t End in Tears, con una versión anterior también en vivo que integró el álbum Stamping Ground, nos ofrece el inevitable momento romántico. En una primera audición me pareció innecesariamente larga. En las posteriores, en cambio, lo confirmé.
    The Wooden Man sings and the Stone Women Dances del álbum Sound and Surprise tiene arreglos un poco más comprometidos… Esto deja en claro que los tipos saben y pueden… bueno, también deja en claro que no siempre quieren.
    Se lucen Eubanks y Sipiagin, este último en un categórico cruce con Bruford que desemboca en un fantástico solo de batería. Por lejos lo mejor del disco… este tema dura 14 minutos; el disco, 72… no sé si me explico.
    Para definir este álbum trataremos de recurrir a la diplomacia (diplomacia es poder decir ¡qué bonito perrito!… hasta que puedas encontrar un bate de béisbol).
    Como ya dijimos, este disco conmemora el vigésimo aniversario de la Bill Bruford’s Earthworks.
    No sé si dentro de dos décadas se festejarán los cuarenta años.
    Pero de lo que sí estoy seguro es que en ese entonces no habrá fiesta por los 20 años de este disco.

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: