• En la corte del Rey Crimson están pasando cosas…

    La música del grupo británico King Crimson ocupa, sin lugar a dudas, varios capítulos de la historia del rock de los últimos cuarenta años. Desde su inolvidable debut discográfico con el álbum In the Court of the Crimson King en 1969 hasta su última aparición escénica en 2008 con motivo de la gira en la que conmemoró su cuadragésimo aniversario, la banda -aun con constantes cambios de integrantes y periódicas reencarnaciones o formatos diversos- ha sabido resistir el paso del tiempo casi como ningún otro grupo de rock progresivo.

    El historial de King Crimson abarca un período inicial que va desde su formación en 1968 hasta 1974, que incluye a los álbumes In the Court of the Crimson King, In the Wake of Poseidon y Islands de 1970, Lark’s Tongues in Aspic de 1973 y Stories and Bible Black y Red de 1974 (fase que contó con la presencia de su líder Robert Fripp, Greg Lake, Ian McDonald, Michael Giles, Pete Sinfield, Bill Bruford, John Wetton, David Cross y Mel Collins, entre otros). Una segunda etapa –con Fripp, Adrian Belew, Tony Levin y Bill Bruford- que se materializó en los álbumes Discipline de 1981, Beat en 1982 y Three of a Perfect Pair de 1984; una tercera época promediando los noventa en la que la banda se transformó en sexteto (o “doble trío”, según Fripp) que se tradujo en el álbum THRAK y un cuarto episodio que tuvo lugar apenas iniciado el nuevo milenio con The Construktion of  Light en 2000 y Power To Believe de 2003 (en ambos con Fripp, Belew, Pat Mastelotto y Trey Gunn).

    La banda, finalmente, retornó en 2008 con una breve gira -integrando a un segundo baterista (Galvin Harrison de Porcupine Tree) y nuevamente con Tony Levin en bajo- de la que se extrajo la edición en formato digital de Park West, Chicago, Illinois August 7, 2008.

    Es más que probable que a estas alturas usted piense que esta crónica crimsoniana sirve de prólogo para anunciar una nueva reunión de la banda pero… ¡no! ¿O sí? Bueno, casi… En realidad todo lo mencionado se refiere a dos emprendimientos en desarrollo (uno escénico y el otro discográfico) que guardan explícita relación con la música (y los músicos) de King Crimson.

     

    El primero de ellos es el Two of a Perfect Trio Tour, gira que reunirá en escena al trío Stickmen integrado por Tony Levin, Markus Rueter y Pat Mastelotto con el Adrian Belew Power Trio, banda que además de su líder incluye a Julie Stick en bajo y al baterista Tobias Ralph. En esas presentaciones, además de las actuaciones de cada uno de los tríos mencionados, se incluirá un extenso set dedicado a King Crimson con ambas bandas compartiendo escenario en formato de sexteto (¿o doble trío?). El Two of a Perfect Trio Tour -que tendrá lugar entre los meses de septiembre y octubre de 2011- abarcará más de treinta ciudades de los Estados Unidos, aunque también existe la posibilidad que el proyecto se extienda al resto del mundo en el primer semestre de 2012.

     

    La segunda nota de color (carmesí) tiene que ver con la edición de un nuevo volumen de la serie ProjeKct Crimson, en este caso perteneciente a Jakszyk, Fripp & Collins y su álbum A Scarcity of Miracles. Este trabajo de reciente edición incluye a cuatro ex–integrantes de King Crimson (su líder Robert Fripp en guitarras, Tony Levin en bajo y stick, Mel Collins en saxos y Galvin Harrison en batería y percusión) y al cantante y guitarrista Jakko Jakszyk (miembro de 21st Century Schizoid Band, grupo que rinde tributo a la obra de King Crimson). Las seis composiciones originales que integran esta producción discográfica han sido lanzadas simultáneamente por el sello Paneyiric Recordings en formato de vinilo, CD y también en una edición de lujo que incluye un DVD con tomas alternativas, el video clip del tema que dio título al álbum y dos improvisaciones a dúo entre Fripp y Jakszyk.

     

    Notas Relacionadas o de Interés: