• Gilad Atzmon: Musik

    Joven Hermosa y triste, Surfing, Liberating the American People, Tutu Tango, Re-arranging the 20th Century, Lili Marlene, And She Is Happy.

    Músicos:
    Gilad Atzmon - MusikGilad Atzmon (soprano and alto saxophone, clarinet, trombone, flute)
    Frank Harrison (piano).
    Yaron Stavi (acoustic bass).
    Asaf Sirkis (drums, bandir).
    Romano Viazzani (accordion).
    Dumitru Ovidiu Fratila (violin, trumpet).
    Robert Wyatt (voice, trumpet).
    Guillermo Rozenthuler (vocals).
    Matthaios Tsahourides (pontic lyra, greek bouzouki).
    Tali Altzmon (vocals).

    Enja Records, 2005
    Calificacion: Dáme dos

    “No busco respuestas, busco preguntas” (Gilad Atzmon).
    Gilad Atzmon nació en Israel en 1963. Saxofonista, compositor y escritor. Desde hace años está radicado en Inglaterra. Si bien fue criado en la doctrina del judaísmo, apoya públicamente la liberación del pueblo palestino.
    Detesta el principio racial del Estado de Israel y es un activo militante en favor de la creación de un estado democrático que aglutine tanto a palestinos como israelíes.
    Como músico lidera su propia banda Orient House Ensamble.
    Como escritor ha editado dos polémicas novelas Perplex Guide y My One and Only Love.
    Su posición política le ha valido un ejército de detractores, además de impedirle ingresar a su Israel natal.

    Pero… ¿quién es realmente Gilad Atzmon? “Soy un músico de jazz que escribe libros. Primero músico, después escritor. Si alguien lee mis libros y me dice que es la peor literatura que leyó en su vida no me lastima, pero si me dicen algo parecido de mi música posiblemente me mate”.

    Desde el título de su último disco nos inquieta y provoca: Musik. La terminación en “k” apela a un entendimiento más germánico y europeo, alejado de las connotaciones anglosajonas que hubiese tenido la palabra “music”. El subtítulo de esta obra no resulta menos provocador: Re-arranging the 20th Century (Reparando el siglo XX). Ante este trabajo no se puede permanecer indiferente. Es más, para disfrutarlo es necesario comprometerse.

    Aquí confluye un laberíntico despliegue de estilos, con el jazz como fuente principal de inspiración pero reconociendo influencias que se mueven del klezmer al tango. Atzmon se encarga de compatibilizar esos, aparentemente, irreconciliables estilos alcanzando un sonido multicultural, diferente, incómodo y a la vez atrapante. En este disco nos podemos encontrar con un tango, Joven, Hermosa y Triste, con la participación en voces del argentino Guillermo Rozenthuler sobre texto de Atzmon inspirado en su primer libro.
    También el tango está presente como ingrediente en el cambiante e impecable Surfing, con un poema de Atzmon basado en su ultima novela.

    En Musik encontramos temas como Liberating the American People con sonoridades de medio oriente, más cercanas en términos compositivos a su álbum anterior Exile o la desafiante inclusión de un cover de Lili Marlene o el pretencioso tema que da título al disco que incorpora pasajes de It Ain’t Necessarily So de Gershwin, Roll Out the Barrel de Vejvoda y Mack the Knife de Kurt Weill. Todo “reparado” a la delirante manera de Atzmon.

    Fiel a su concepto ácido, movilizador y desconcertante, el disco cierra con un tema fantasma en tono festivo que intenta desdramatizar el contenido de esta obra.
    Que por si no quedó claro, es imperdible.

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: