• Guía Para El Viaje – Julio 06

    El líder de The White Stripes, Jack White, dejó suspendido por un tiempo su dúo (¿por un tiempo? ¿por cuánto tiempo?) y se juntó con viejos amigos para hacer un grupo al que llamaron The Raconteurs; ellos son Brendan Benson (songwriter/voz y teclados) y la base de The Greenhornes (Patrick Keeler y  Jack Lawrence). Sacaron un disco que se llama  Broken Boy Soldiers. Arranca con Steady As She Goes, que seguramente escucharon por algunas radios; un lindo tema con deudas a Foo Fighters, como el resto del disco. Por lo que se percibe, Jack White está muy cómodo en su lugar como guitarrista y con una banda por detrás, algo que por momentos se extraña en The White Stripes (¿te comenté que esa formación de guitarra y batería me hace acordar al cine del Dogma 95? En ambos casos están dispuestos a crear a partir de una estructura molesta, innecesaria, vestirla  de estilo y armar algo a partir de eso, de vez en cuando pinta una idea, pero no es lo que abunda…). El disco está bien, nada del otro mundo, simpático por momentos. 

    El que sí es simpático durante todo el disco es Martín Buscaglia; el álbum se llama El Evangelio según mi jardinero, lo grabó con la producción de él mismo y de Nicolás Ibarburú; fue grabado entre Montevideo y Madrid, está muy bueno y me perdí el concierto que dio en La Trastienda a mitad de junio. Las letras dislocadas de Buscaglia y esas estructuras musicales que van desde el funky (Cerebro orgasmo envidia & Sofía, Chúpame la mente cable), la canción montevideana (Ante la duda todo, Trivial Polonio), el cover de Minnie Ripperton (Lovin’ You) hecho a puro banjo, tres y serrucho, los aires de Mateo (Presiento que esta noche soy un lirio), más uruguayismo (Jim Beam Dream), realmente el disco de Buscaglia es muy bueno, está hecho a pulmón y a corazón, se nota, y me gustó mucho. Es un disco del viaje.

    En el 2005 comenté un disco de un tal Josh Rouse, en un estilo country pop accesible y muy poco más. Bueno… resulta que este muchacho ahora se mudó con su novia a Valencia, España, allí se afincó y desde ahí sacó Subtítulo (sí, asi, en castellano…), un disco muy climático, simple, de baladas pop, a puras guitarras acústicas (todavía no le creció el español interior, ya tendremos algo de eso en el futuro…), presten atención, está bueno.

    Hablando de España, hace unos días me llegó el disco de Estrella Morente, Mujeres, producido por su padre, Enrique Morente, una autoridad de la canción española (recomiendo escuchar sus versiones de Leonard Cohen de hace unos años). El disco recorre a través de su voz un repertorio hecho por y para mujeres, e incluye su versión con aires españoles del tango Volver, que en la última película de Pedro Almodóvar (así titulada) hace que canta Penélope Cruz. Una sorpresa allí es encontrar las dos muy buenas versiones (una en vivo) que Estrella hace junto a Leo Sujatovich en piano, interpretando unas muy respetuosas y sentidas versiones de Nostalgias y Vuelvo al Sur. En momentos en los que salen discos de gente interpretando tangos, escuchar estas versiones es un placer. El resto del disco está bien, pero estos momentos valen la escucha.

    ¿Vieron la película Snatch, dirigida por Guy Ritchie? Es de 2000, con Benicio del Toro, Dennis Farina, Vinnie Jones y Brad Pitt en uno de sus mejores papeles, haciendo de un gitano violento. La peli está buena y la banda de sonido no se queda atrás, tiene un poco de todo, junto a algunos diálogos, están los clásicos intrusos 10cc, los corrosivos Stranglers, Massive Attack (¿los viste en vivo?), The Specials y su Ghost Town, un poco de reggae, ska, muy lindo disco, recomendado. Como la peli.

    Ya sé, Morales, lo que pensás de The Beatles, pero esto es terrible…
    El Concert for George, en cualquiera de sus versiones (cd o dvd) es un placer; salió hace tres años, retrata el encuentro que en el Royal Albert Hall hicieron sus amigos cuando se cumplió el primer año del fallecimiento de George Harrison. Es muy emotivo, realmente el nivel de los músicos es de primera línea, Jeff Lynne, Jools Holland, Tom Petty y los Heartbreakers, Sam Brown, el recientemente fallecido Billy Preston, Paul Mc Cartney, Ringo Starr, Jim Capaldi, Klaus Voormann, Ray Cooper, y todos bajo la dirección de un Eric Clapton en su máximo nivel de emoción. Otro que toca es Dhani Harrison, el hijo de George, igual al padre, pero igual igual, es como si sacaras a George del Cavern para que toque con unos tipos de sesenta años, muy impresionante… y encima podés ver en el dvd a los Monty Phyton haciendo el sketch del leñador. Ojo, también incluye un capítulo de Ravi Shankar que si querés lo salteás de una, a no ser que quieras echarle una mirada a la hermanita de Norah Jones que está buenísima…
    Fuera de todo chiste, el Concert for George es algo para guardar, no se lo pierdan.

    Hay un hijo bueno de Bob Marley, se llama Damian JR Gong Marley; el año pasado sacó un disco en el que mezcla las raíces paternas con el hip hop, con resultados muy interesantes. Se llama Welcome to Jamrock y guarda el mensaje político del padre, el espíritu del Stevie Wonder de los 70’s, mezclado con el ideario de Gill Scot- Heron (“revolution will not be televised”); escuchen The Master Has Come Back o All Night junto a Stephen Marley, una opción piola para escuchar algo diferente a Ziggy Marley… De paso, terminen de editar más compilados de Marley, che, basta… cansan…

    Nueva chiquita: se llama Corinne Bailey Rae, tiene escasos 26 añitos, viene de los UK, hace una música muy confortable, no tiene gran voz pero muy adecuada para lo que hace, parece que en algún momento va a dar un batacazo, presten atención.
    El nuevo disco de Pearl Jam (el Word me corrige y escribe Peral::J); está bien, nada del otro mundo, no tengo mucho para decir, parece el grunge crecido, pero tiende a ser un poco aburrido, estoy seguro que en poco tiempo sólo me va a quedar en el recuerdo la fruta de la tapa y ese azul tan lindo…

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: