• Mariano Loiácono

    Y te tiene que haber dejado una mina...

    Seguro. Y tenés que haber tomado mate... La cultura argentina y, específicamente, porteña, tenés que sentirla para estar cerca del tango. Con el jazz es lo mismo: insertarse en lo periférico te acerca al estilo.

    Esto no implica que no haya músicos argentinos que, con base jazzera e insertando estilos autóctonos, no hayan hecho cosas interesantes...

    Muy interesantes. Pero para mí no es jazz. Podríamos decir que es música argentina contemporánea o creativa...

    Aquí incluiríamos a músicos como Guillermo Klein (asiente) o Fernando Tarrés o a Iaies cuando se mete con el tango...

    ¡Claro! Y que conste que no estoy haciendo juicios de valor. "Cruces", de Tarrés, me encanta, pero me cuesta encapsularlo como jazz.

    Vos querés decir que también podría pasar como un disco folclórico con elementos jazzísticos...

    Tal cual. Es que a veces hay discos que están más cerca de ser tangueros o folclóricos o de candombe... con elementos del jazz.

    Juan Cruz de Urquiza es un músico de jazz, ¿estamos de acuerdo?

    Absolutamente.

    ¿Cómo juega entonces que versione Helter Skelter? ¿Sigue siendo jazz?

    ¿El tema o la música de Juan Cruz?

    La música.

    Sigue siendo jazz. Porque el tema está arrimado al estilo en lugar de llevar el estilo al tema. Es una versión jazzera la que hizo. Puede existir una versióin de "Zamba de mi esperanza" que sea jazz, incluso...

    El que está leyendo esto, ¿no puede pensar que el tuyo es un pensamiento obtuso y que estás limitando el "movimiento" o el estilo?

    Seguro que sí y por supuesto que está en todo su derecho. De alguna manera reconozco que es un pensamiento cerrado, pero no en cuanto al arte, sino en cuanto al estilo. Yo acepto cualquier tipo de música, pero soy contrario a decir "el terrible movimiento de jazz argentino". Adhiero a que hay muchísima música y músicos de gran nivel. Pero lo que no se sabe qué es, pasa a llevar el mote de "jazz argentino". Entonces ahí es donde yo no compro esa cuestión del "boom del jazz". Hay gente que está haciendo cosas impresionantes acá, pero esa cantidad de gente no es mucha.

    ¿Pensás que algunos especulan con la inserción de estilos autóctonos para diferenciarse?

    Puede ser. Pero vuelvo a aclarar: no es que no me guste, al contrario, simplemente que me parece que estamos hablando de lenguajes distintos.

    Yo creo que todas estas afirmaciones tienen que ver con tu pasado clásico (risas).

    Al final termino siendo un ortodoxo (más risas).

    Se me ocurren varias cosas... cuando Coltrane se metió con la música africana, por ejemplo...

    Pero tenía el jazz adentro... Acá hay gente que no ha tocado un blues y piensa que haciendo una chacarera "medio free"...

    También se da el caso de los que tal vez no tengan con qué...

    Siempre se tiene con qué como para poder ir hacia algún lado.

    ¿Vos hacia qué lado vas'

    (Piensa) Intento ir hacia el lado del jazz.

    ¿Fue traumático llegar al primer disco?

    No, siempre tuve mucha calma. Hacía ya unos años que Mariano (Otero) me insistía para que hiciera lo mío. Pero esperé hasta que aparecieran un par de garabatos (risas) y ahí sí.

    Yo puedo entender que en tu quinteto no haya un piano porque estás en claro combate contra el instrumento (risas), pero explicame la inserción del bajo eléctrico (sonríe). Primero el porqué y después si no es una "impureza" en el jazz.

    Puede ser. Pero habría que preguntárselo a (el bajista) Steve Swallow (risas). La idea era armar un grupo con música enfocada en el jazz de los '50 ó '60 y que no suenen standards, por algo que comentabas antes, que es difícil hacerlo mejor que aquellos monstruos. Uno de los puntos a trabajar...

    Tocarlos igual sería algo similar a la música clásica

    Tal cual. Uno de los puntos a trabajar era la sonoridad del grupo. El estilo va por un carril, el desafío era encontrarle un sonido distinto, moderno. Primero pensé en el bajo eléctrico porque además me encanta Mariano tocándolo; así evitábamos el contrabajo, porque además con la guitarra se podía producir un "efecto Rhodes". Otra cosa, desde lo compositivo, tenía que ver con darle al bajo líneas que con el contrabajo serían muy difíciles de lograr. Quería que el bajo tuviera su lugar... especial.

    A Juan Cruz (de Urquiza) le hice la misma pregunta: ¿vos creés que esto que comentás la gente lo capta?

    Creo que la mayoría no. Pero no llega ni a preguntárselo, que es un eslabón anterior a la comprensión.

    ¿Se daría cuenta si no funciona?

    El que se da cuenta que no funciona, también se da cuenta si funciona. Que son pocos... es cierto. Los que tocamos, los (con suerte) cinco periodistas que en Buenos Aires cubren shows y están empapados con la cuestión... y los demás seguramente no.

    Ya que "nos" tocaste, la prensa, ¿interpretó hacia dónde iba tu disco?

    Sí, la verdad que debo decir que sí. Más allá de estar o no conforme con lo escrito, el concepto iba hacia el mismo lado.

    O sea que el mensaje llegó.

    Es que me parece que el disco, en ese punto, es muy claro. Tal vez por la sencillez, porque es un disco sencillo, espontáneo, prácticamente en vivo, sin retoques...

    Vos tenés 26 años y el grupo tiene más o menos unos dos años, ¿no?

    Sí...

    ¿Cómo funciona la cabeza de un líder de tu edad teniendo que manejar gente mayor que vos?

    No es fácil. Hay que pensar mucho, pero es fundamental ser concreto. Llevo estos papeles porque siento estos papeles y quiero estos papeles. O sea: "ésta es la música". Y ser concreto. También con la elección de lugares para tocar, el sello por dónde sacarlo... muchas cosas. Y no hablo de autoritarismo. pero si sos el líder, tenés que proponer. Si entre todos encontramos mejores variantes, adelante. Pero tenés que ser claro y, obviamente, no pifiar demasiado.

    ¿De qué manera lograste generar ese respeto?

    De la única manera: tocando.

    ¿Nada más?

    Cada cual tiene su manera de tocar; esto implica también cómo te plantás frente al papel, frente a la gente y otros detalles. Hay maneras y maneras.

    Y además se toca como se vive...

    Se toca como se vive.

    ¿O se vive como se toca?

    (Piensa) Se toca como se vive porque primero se vivió.

    ¿Y esta dualidad de ser líder de alguien que a su vez te lidera?

    Ubicuidad y respeto. Con diferencias, por supuesto...

    ¿Y ahora para dónde vas?

    Tengo varias ideas en la cabeza. Voy a seguir tocando con el quinteto pero mi próximo disco será en otro formato. Tengo ganas de co-liderar un proyecto, pero la otra parte aún no lo sabe...

    No voy a publicarlo, pero... ¿la otra parte lo sabe?

    Aún no. Puedo adelantar que me gustaría que fuera un sexteto... o quinteto, esta vez con contrabajo y... ¡piano! (risas).

    www.myspace.com/marianoloiaconotrumpet

    Marcelo Morales

    Notas Relacionadas: Uno Por Cinco (+1): Mariano Loiácono Discos / DVD's: Mariano Loiácono - I Knew It El Ojo Tuerto: Mariano Loiácono - Candidato al Título

    Notas Relacionadas o de Interés: