• Menage A Trois

    TANGO REFLECTIONS TRIO
    La Trastienda – Buenos Aires
    11 de septiembre de 2004
    Adrián Iaies : piano.
    Horacio Fumero: contrabajo.
    Pablo Mainetti: bandoneón.

    Triángulo equilátero y creativo

    El Tango Reflections Trio se presentó en La Trastienda los sábados 04 y 11 de septiembre.

    A Iaies (pianista, mentor y líder del proyecto), lo acompañaron Horacio Fumero en contrabajo y Pablo Mainetti en bandoneón.
    El repertorio estuvo basado en los discos Nocturna y Tango Reflections, que el pianista grabara en España y que a posteriori fueran editados en la Argentina por EMI.
    Pero hubo otras cosas para escuchar y mucho por destacar.

    Con un sonido bajo, intentando crear adrede (y lográndolo) un clima intimista, el trío se lució como tal, dejando incluso de lado y en beneficio de la música, malabares personales tribuneros.

    “El Marne” abrió el fuego, seguido de “La Pulpera de Santa Lucía” (¿vals, zamba en la percusión Fumerística?) con algún segmento del “Nefertiti” de Wayne Shorter, casi preanunciando “What are You Doing the Rest of Your Life” de Michel Legrand, con un contrabajo acariciado y un Mainetti potente en la sutileza.

    Horacio se monta sobre el contrabajo y rasgando cual si fuera un charango, introduce un ya clásico de las composiciones de Iaies, “Juárez el casamentero”, uno de los puntos altos de cada concierto del pianista.

    Un standard de jazz como un tango y lo exactamente inverso pudo apreciarse en el segmento a dúo de piano y bandoneón: interpretaron “Mariposita” y “Round Midnight” (tema que alguna vez Iaies presentara como “un tema de mi compositor de tango preferido: Thelonious Monk”).

    El pianista solo también se lame (y bien) con una versión impagable de “La Cumparsita” (ícono tanguero si los hay) que también incluyó pasajes Monkianos.

    Hubo tiempo para un dúo de Mainetti con Fumero (el tema del bandoneonista “Milonga del Isoca”), para otro dúo, Fumero / Iaies haciendo “Silbando”, para el tema que Adrián le dedicó a Piazzolla “Astor Changes” y el final justamente con una potentísima versión de “Decarísimo”.

    En trance, en pleno éxtasis, La Trastienda colmada reclamó por un bis y le entregaron tres: “Romance”, el ya clásico “Valsecito para una rubia tremenda” (cada vez que lo escucho no puedo dejar de asociarlo a Dave Douglas con Guy Klucevsek) y para el final final, el estreno de una bella balada “Algún día nunca llega”, que nada tiene que ver con aquel tema de Creedence, puesto que el mismo Iaies reconoce no haberlos escuchado jamás (¡?).

    Afortunadamente, de estos conciertos saldrá un disco en vivo y un dvd y parece ser que de la misma actuación que presenció este escriba, la del 11 de septiembre.

    Será una buena oportunidad para cotejar o para ver si el “vivo” difiere mucho, poquito o nada, de lo trasladado al cd/dvd.
    Hay planes para una presentación grande y en forma de este material, que bien podría ser el mes de abril (fecha aproximada de la edición conjunta, en formato doble).

    Y para el final algunas cosas que apuntar:
    Que Iaies no sólo tiene ideas, sino también una mano izquierda que nos remite a “Muñeca Brava”.

    La importante y creciente evolución de Mainetti que nos obliga a preguntarnos por su techo.

    Que el trío es impensable sin Fumero.
    Y que se trata de un verdadero trío.
    ¡Ah! El concierto, una gloria.

    Marcelo Morales.

    Notas Relacionadas o de Interés: