• Miles Okazaki Trickster: Thisness

    in some far off place; years in space; i’ll build a world; and wait for you

     

    Músicos:

    Miles Okazaki: guitarra, voz, robots

    Matt Mitchell: piano, Fender Rhodes, Prophet-6

    Anthony Tidd: bajo eléctrico

    Sean Rickman: batería

    Sello y año: Pi Recordings, 2022

    Calificación: Excelente

     

    Construiré un mundo de sueños abstractos y esperare por ti (Sun Ra)

     

    En 1925, algunos de los principales cultores del surrealismo se reunieron en la casa de André Breton para participar de un juego –vagamente inspirado en el pasatiempo de la era victoriana denominado “consecuencias”– que consistía en armar una oración siguiendo la regla “sustantivo-adjetivo-verbo” y en la que cada jugador sólo podía ver el final de lo escrito por el participante anterior para continuarla.

    La primera frase resultante de aquella experiencia lúdica colectiva fue: “Le cadavre – exquis – boira – le vin – Nouveau”; es decir, “el cadáver exquisito beberá el vino nuevo”.

    A partir de ese momento, el juego empezará a ser conocido con el nombre de cadáver exquisito o cadavre exquis en francés y su práctica asidua -por parte de André Breton y sus adláteres- tuvo como consecuencia una consolidación fáctica en los postulados del surrealismo que sostienen que toda creación artística debe aspirar a ser grupal, intuitiva, espontánea, lúdica y estar afincada en el automatismo psíquico.

    Lo cierto es que la práctica de aquel juego terminaría afianzando ideas y conceptos para el desarrollo de un arte colectivo surgido desde el inconsciente y en donde van aflorando, de manera espontánea, las representaciones reprimidas u oníricas que subyacen en lo más recóndito de la mente.

    De hecho, las técnicas inherentes al cadáver exquisito dieron lugar a una forma de creatividad vanguardista que luego se extenderá a las artes plásticas (con Salvador Dalí, Man Ray, Joan Miró y varios más), el cine (pensemos en Un chien andalou de Luis Buñuel o Le Sang d’un Poète de Jean Cocteau) y la literatura, como sucediera en la novela policial colectiva The Floating Admiral de 1931 donde participaron Agatha Christie, Gilbert K. Chesterton y otros doce escritores.

    Esos principios también fueron extrapolándose a la música hasta encontrar su representación más emblemática en la pieza colaborativa compuesta en 1940 por John Cage, Henry Cowell, Lou Harrison y Virgil Thomson titulada Party Pieces (“Sonorous and Exquisite Corpses”).

    En el álbum Thisness, el sobresaliente guitarrista y compositor estadounidense Miles Okazaki junto a su banda Trickster -que completan Matt Mitchell en piano, Fender Rhodes y Prophet-6, Anthony Tidd en bajo eléctrico y Sean Rickman en batería–, postula un ideario estético semejante a las improvisaciones colectivas desarrolladas por los surrealistas a través del juego cadáver exquisito.

    A diferencia de los discos anteriores realizados por el cuarteto -todos ellos hasta aquí signados mayormente por el material compuesto- en Thisness sólo hubo algunas ideas directivas fundantes que, durante la sesión de grabación, fueron creciendo y transformándose con una espontánea interacción grupal tendiente a recorrer -según afirma el líder del proyecto- “el espacio indefinido donde la lógica se disuelve y la creatividad prospera”.

    La elogiada trayectoria musical elaborada por Miles Okazaki comprende participaciones en álbumes de Steve Coleman (Functional Arrhythmias, Synovial Joints y Live at the Village Vanguard, vol.1), Matt Mitchell (Phalanx Ambassadors), Dan Weiss (Tintal Drumset Solo, Jhapal Drumset Solo, Fourteen y Sixteen: Drummers Suite), Jonathan Finlayson (Moment and the Message y Moving Still) y Ohad Talmor (Newsreel, Long Forms y Mise en Place), entre otros.

    Además, Okazaki forma parte del Mary Halvorson Quartet (proyecto sobre composiciones de John Zorn cristalizado en el disco Paimon, Book of Angels Vol. 32 y el volumen uno del box set The Bagatelles), mantiene una consolidada propuesta como dúo junto al baterista Dan Weiss (cuyo último exponente ha sido el álbum Music for Drums and Guitar de 2021), fue miembro entre 2008 y 2017 de Steve Coleman and Five Elements y contribuye en diversos trabajos encabezados por Adam Rudolph, Kenny Barron, Donny McCaslin, Miguel Zenón, Amir ElSaffar, Linda May Han Oh, Vijay Iyer, Jane Monheit, Rajna Swaminathan, Darcy James Argue, Jen Shyu, Alexis Cuadrado, Mark Giuliana, Patrick Cornelius, Ben Wendell y Jon Irabagon.

    Su debut como solista se cristaliza en 2008 con Mirror, álbum donde estuvo acompañado por Dan Weiss en batería y percusión y los saxofonistas Christof Knoche, David Binney, Miguel Zenón y Chris Potter.

    Más tarde publicará Generations de 2008 (junto a Miguel Zenón, David Binney y Christof Knoche en saxos, Jen Shyu en voz, Dan Weiss en batería y Jon Flaugher en bajo), Figurations de 2012 (en compañía del saxofonista Miguel Zenón, el contrabajista Thomas Morgan y el baterista Dan Weiss), el box set Work Volumes 1-6 de 2018 (donde ofrenda versiones de obras de Thelonious Monk para guitarra solista) y Hive Mind de 2021, trabajo que contara con la participación de John Zorn y en donde compartió créditos con el baterista Dan Weiss y el bajista Trevor Dunn.

    Por su parte, la discografía del cuarteto Miles Okazaki Trickster incluye los lanzamientos de Trickster en 2017 (allí con Sean Rickman en batería, Craig Taborn en piano y Anthony Tidd en bajo eléctrico) y The Sky Below de 2019 y Trickster’s Dream en 2020, estos dos últimos con su actual alineación.

    Thisness fue grabado por Ron Saint Germain y Ryan Streber en Oktaven Studios de Mount Vernon (Nueva York), David Breskin se encargó de la producción, el arte de la portada es una acuarela perteneciente a la pintora Linda Okazaki (madre del compositor) titulada Dream at Salt Creek y los textos que acompañan al disco corresponden al afamado académico, escritor e historiador estadounidense Robin D. G. Kelley.

    Los títulos de las cuatro piezas contenidas en el álbum proceden de fragmentos extractados de la primera parte de un poema de Sun Ra, incluido en su disco a solo piano de 1968 Moonrails and Satellites, tal como se detalla a continuación: 

    in some far off place

    many light years in space

    i’ll wait for you

    where human feet have never trod

    where human eyes have never seen

    i’ll build a world of abstract dreams

    and wait for you

    El recorte de esos fragmentos -de acuerdo con el orden propuesto por Miles Okazaki en Thisness– adquieren un significado propio que puede leerse así: “en un lugar lejano, a años en el espacio, construiré un mundo y esperaré por ti”.

    La apertura, con in some far off place, tiene origen en el mismo fraseo que aparece en el tema de inicio de cada uno de los tres álbumes anteriores del cuarteto, es decir: Kudzu en Trickster de 2017 y las dos versiones de Rise and Shine que abren los discos The Sky Below de 2019 y Trickster’s Dream de 2020.

    A partir de ese motivo inaugural, la pieza evolucionará de manera episódica mediante sucesivas transiciones caracterizadas por su precisión, naturalidad e ingenio. En ese contexto resultan de capital importancia la indiscutible sincronía impartida por la base que constituyen el bajo eléctrico de Anthony Tidd y la batería de Sean Rickman y las protagónicas intervenciones de Matt Mitchell en teclados y Miles Okazaki en guitarra.

    El imaginativo curso de years in space se aposenta sobre un monolítico pulso rítmico edificado por Sean Rickman en batería y Anthony Tidd en bajo eléctrico desde el cual emergerán una deslumbrante aparición del piano de Matt Mitchell, la variada originalidad sonora que destila la guitarra de Miles Okazaki, el evanescente pasaje a dúo encarnado por ambos músicos y una fase conclusiva de final deliberadamente abierto.

    El tema i’ll build a world se asienta en ideas rítmicas asociadas al funk sobre las que van alternándose un cristalino soliloquio de Miles Okazaki en guitarra, los laberínticos contrapuntos entre este último y el piano de Matt Mitchell y el avasallante aporte en batería de un Sean Rickman en estado de gracia. Así, hasta arribar al fantasmal cierre protagonizado por los electrónicos (el programa “robot” mencionado en la descripción) de Okazaki y el Prophet-6 de Mitchell.

    En el hipnótico transcurso de and wait for you, pieza con la que concluye el disco, sobresalen un solo en bajo eléctrico de contenida elocuencia por parte de Anthony Tidd, la exquisita centralidad que ocupa la guitarra de Miles Okazaki y las destacadas aportaciones de Matt Mitchell alternando Fender Rhodes, piano y Prophet-6.

    Miles Okazaki, junto a su banda Trickster, ha entregado en el álbum Thisness una obra vibrante, auténtica y, hasta cierto punto, apegada a los aspectos más revolucionarios del surrealismo.

     

    El surrealismo es revolucionario ya que es enemigo irreductible de todos los valores burgueses que retienen al mundo en las horribles condiciones actuales (René Magritte)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: