• Pablo Aslán

    Pablo AslanPablo Aslán es un contrabajista argentino radicado en los Estados Unidos desde hace 25 años. Probable y seguramente, ésta sea la razón por la que la mayoría de sus compatriotas no estén al tanto de sus múltiples actividades como músico, algunas de ellas con amigos de la casa como Ethan Iverson (hoy en The Bad Plus) y el saxofonista y flautista Thomas Chapin (a quien no se le ocurrió mejor cosa que morirse y dejarnos así, sin su talento ni nada… ¿no podrías haber esperado un poco, Tomasito?), con quienes grabara su primer disco, en vivo, titulado Y en el 2000 también.

    Ha estudiado con Mark Helias, Eddie Gómez, Rufus Reid, Anthony Cox, Gabriel Senanes, Héctor Console, etc. (a partir de ahora, en cada listado, donde pongamos puntos suspensivos -…-, leer “etcétera”, que si no…).

    A cargo de Avantango, del New York Tango Trio o del New York-Buenos Aires Connection, se ha presentado (en los Estados Unidos) en el Carnegie Hall, el Town Hall, el Lincoln Center, el Metropolitan Museum, el Brooklyn Museum, el Knitting Factory, el McCallum Theater, el Cleveland Museum Of Art…

    También anduvo mostrando lo suyo por España, Japón, Uruguay, Canadá, Francia…

    Actuó con Wynton Marsalis, Yo Yo Ma, Lalo Schifrin, The Klezmatics, Pablo Ziegler, Joe Lovano, The Philadelphia Orchestra, David Krakauer, James Carter, David Sánchez, Randy Brecker, Stefon Harris…

    Aslan - grupoLa música clásica también lo tuvo en sus filas, actuando junto a directores y solistas como Lawrence Foster, Kenneth Klein, Leon Fleisher, John Williams, Lalo Schiffrin, Henry Mancini,  Andre Previn, Zdenek Macal, Jung-Ho Pak, Leon Bates, Gary Karr, Sharon Robinson, Dale Clevenger…
    Es arreglador, ha dado infinidad de clases, conferencias, talleres y seminarios.
    También fue narrador.
    Y productor.
    Participó de bandas de sonido de películas y programas de televisión.

    Pablo Aslan - AvantangoSu último disco fue editado en USA por el sello ZOHO Music en el 2004 y lleva por título Avantango.

    Anda de paso por Buenos Aires y ante el pedido del 1×5(+1) mostró tanto afán que hasta tituló su entrega, lo que respetaremos, como corresponde.

    Y si no corresponde, lo respetamos igual.
    Que su entrega ha sido harto generosa.
    Y además… nos cae bien, ¡qué joder!

    Cinco discos para hacerse músico, y uno de un músico ya hecho

    Estoy de regreso al país, aunque temporariamente, después de 25 años de vivir en EEUU. Esta visita prolongada a Buenos Aires me ha servido a esta altura de mi vida para hacer un balance y una reflexión sobre mi trayectoria como persona y como músico. Quiero aprovechar la ocasión de este 1×5(+1) para recordar discos que me sirvieron de inspiración cuando todavía era un adolescente durante la época de la dictadura y que fueron como un cable al cielo, estimulándome la imaginación e impulsándome a seguir con mi sueño de ser músico.

    Es dificil hoy en día darse cuenta de lo árido que era el ambiente cultural en esos años y, específicamente, los esfuerzos que hacíamos para escuchar buena música. Ante la cantidad de discos, videos, clínicas y visitas ilustres, me imagino que debe ser mucho más fácil hoy en día hacerse de una buena información musical. Pero quizás esa información no sea fácilmente traducible en una buena formación musical, sin tener el hambre y las ganas de entender la música, que es fundamental para seguir creciendo. Es decir, creo que el esfuerzo sigue siendo el mismo; y quizás sea más difícil darse cuenta cuáles son los discos importantes, los que te van a abrir la cabeza, los que te van a volver músico.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: