• Rodrigo Domínguez

    El saxofonista Rodrigo Domínguez debe ser uno de los músicos más requeridos de la escena jazzística argentina.

    Miembro estable del Quinteto Urbano hasta su disolución (junto con Juan Cruz de Urquiza, Oscar Giunta, Guillermo Delgado y Diego Schissi) y partícipe activo de los tres discos del grupo, Domínguez ha sabido transitar un camino que lo hace merecedor al importante lugar que ha sabido ganarse; y con armas nobles.

    Un claro referente de su instrumento en la Argentina, cuenta en la actualidad con varios proyectos. Con el "Organ Trio" (por llamarlo de alguna manera) grabó en el 2004 su primer y hasta ahora único álbum como líder, Tonal (BAU Records), acompañado por Ernesto Jodos en órgano Hammond y Sergio Verdinelli en batería.

    Pero además está por grabar junto con Verdinelli y Jerónimo Carmona en contrabajo. Por el momento, el nombre de la banda es (…). Sí, así: (…).

    Finalmente, Luis es el nombre de un cuarteto que conforma también con Verdinelli en batería, Jodos en piano y Carmona o Mariano Otero en contrabajo.

    También forma parte de la orquesta que dirige Mariano Otero y es miembro estable del grupo de la cantante Mariana Baraj.

    Le ha quedado tiempo además para grabar con Fernando Tarrés, Marcelo Gutfraind, Santiago Vázquez, Eleonora Eubel, Hernán Merlo, Tango Crash, Mariano Otero, Guillermo Klein, Enrique Norris, Guillermo Bazzola… y ocuparse de esta sección ni bien se lo solicitamos.

    Un placer Rodrigo, posta.

    Y aquí van, no exentas de humor, sus elecciones. 

    1- THE BEATLES – Love Songs

    Cuando niño, me pasaba horas escuchando dos compilaciones: Love Songs (inglesa) y una de ATC (Argentina Televosora Color, Canal 7), con la tapita dorada, que no me acuerdo el nombre. Había temas de varios discos. Me quedo con estos por razones sentimentales, los discos enteros los escuché despues.


    2- SPINETTA JADE – Madre en Años Luz

    Éste y Bajo Belgrano (trampa), fueron los Spinetta de mi adolescencia; me ponía los discos una y otra vez y los cantaba a gritos, poniendo la voz finita y con ese vibrato spinetteano… Luis es también uno de mis modelos de expresividad.

     

    3- WAYNE SHORTER – Atlantis


    Ver a Wayne en el '86 (a mis 16 años) en vivo en Shams fue lo que me decidió a tocar el saxo; después del primer show me volví a mi casa caminando (de Belgrano a Almagro), sin poder articular un pensamiento, probablemente babeando. Tocaron música de este disco, además de una versión de Footprints y una de Plaza Real… ¡que llorás!
    En realidad, pondría acá la grabación de ese concierto, que la tengo pasada de un casete Sekai.

     

    4- MILES DAVIS – The Complete Live at the Plugged Nickel

    (¡Más trampa! ¡¡Es una caja de 7 discos!!). El Mono Fontana me pasó uno de estos discos, el que circulaba antes de salir la caja. Fue algo que me cambió el enfoque de la música. Improvisación al límite del free, pero siempre en la forma… creo que es lo más profundo que se ha llegado a tocar grupalmente en un standard, quizás ahí nomás está…

     

    5- KEITH JARRETT – Standards Vol. 1

    También es difícil elegir algo de Jarrett, pero éste fue el primero que me compré, gastando una pequeña fortuna en el disco importado. Ufff…

     

    El +1

    RODRIGO DOMÍNGUEZ – Tonal

    El más uno es "Tonal", mi primer y por ahora único disco. Para mí es como un espejo. A veces escucho en él unas cosas que mamma mía… y a veces me digo: "mirá vos…"
    O sea: es lo que hay, aquí y ahora, para bien o para mal, lo que mata es la humedad.

    Gracias por invitarme a participar. Aprovecho para mandarle un saludo a mi vieja que me está mirando.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: