• Rudresh Mahanthappa

     

    ¿Pensás entonces que hay símbolos inherentes y formas provenientes de nuestros ancestros que están innatamente presente en nuestro inconsciente y que cuando nos ponemos en contacto con ellas nos volvemos más creativos?

    Interesante…No estoy seguro ¡pero me gusta la idea! Creo que hay elementos viscerales de melodía y ritmo que hablan desde el núcleo de nuestro ser, elementos que tal vez hablan con una condición humana intrínseca que se remonta a los albores del hombre. Quizás eso es lo que explota cuando sentimos realmente que estamos alcanzando una audiencia.

    El aspecto rítmico de tus composiciones es fenomenal. ¿Cómo hacés para que esos ritmos y mezclas de métrica estén en forma con los otros aspectos de tu música como la melodía y la armonía?

    ¡Gracias! En este punto, melodía, armonía y ritmo son todo uno para mí. Todos ellos ocurren simultáneamente en varias formas de contrapunto. Los escucho a cada uno de ellos como si fueran información y motivación para los otros. ¿Tiene sentido eso? El ritmo es melodía. La melodía crea armonía, ritmo y ritmo armónico. La armonía es simultáneamente sonido melódico y ritmo. Ésta no fue siempre mi percepción, pero en la medida que fui madurando, me voy dando cuenta de que eso es lo que los maestros de jazz y música de la India nos enseñan una y otra vez.

    Uno de los aspectos fundamentales de todo proceso creativo es la naturaleza de su fuente. La música abreva en distintas fuentes, algunas de las cuales son lógicas y otras recogen elementos místicos, instintivos o que se encuentran más allá de la lógica. ¿Cuánto de tu música proviene de uno u otro lugar y cómo describirías la secuencia que va desde la inspiración en síhasta finalizar la composición?

    Para mí, la mayoría de las grandes obras de arte en el mundo representan un equilibrio de lo intelectual y lo instintivo. Veo eso en la obra de Coltrane tanto como en la arquitectura de Frank Lloyd Wright; lo veo en la escultura de Brancusi y en las pinturas de Mark Rothko y digo esto sólo por citar algunos ejemplos. Como compositor, a veces empiezo con una melodía, una línea de bajo o un ciclo rítmico, pero usualmente tengo una estructura general en mente. Obviamente esa estructura deberá mutar hasta acomodarse para que “suene bien”. Otras veces empiezo con un concepto estructural que genera elementos musicales. El último enfoque es mantenerme fresco como si estuviese obligado a trabajar en los confines de algo nuevo y desafiante. A menudo se dice que uno está escribiendo las mismas cinco canciones una y una y otra vez. Estoy tratando conscientemente de evitar eso. Además tengo inclinaciones matemáticas y siempre he visto a la música y las matemáticas como formas conexas. La teoría numérica es casi tan hermosa como la música. De alguna manera, la música me da la impresión de que es una forma de teoría numérica que se hace audible. No es una idea nueva pero tiene un valor considerable.

    ¿En qué formas la composición y la improvisación requieren diferentes enfoques psicológicos y en qué manera el método de creación cambia la naturaleza de la música?

    Cuando compongo, quiero elaborar cuidadosamente algo que sea realmente duradero. Algo que valga la pena escuchar repetidas veces y quizás algo que suene completo incluso sin que la improvisación haya ocurrido aún. Obviamente eso significa un montón de reescrituras y ediciones además de tener que alcanzar la confianza necesaria para proponerle esa visión a mis compañeros de banda. Dicho esto, creo que la naturaleza de cada pieza de música que compongo puede verse afectada por los eventos de ese día. En este sentido, la improvisación y la composición pueden y deben cruzarse. A menudo me he preguntado cuán diferente seria una pieza de música si la hubiese escrito una semana antes o un año después, incluso habiendo estado trabajando con los mismos elementos, ideas y conceptos musicales. Vale la pena hacer notar que, más recientemente, mucho de las melodías de mis composiciones es el resultado de una limpieza de ideas improvisadas, así que el germen de la composición, de hecho, está enraizado en la improvisación. Últimamente, pienso que una gran improvisación debería tener todos los mismos elementos que tiene una gran composición. Eso es lo que muchos nos esforzamos por hacer… Hasta hace poco, toda la música que había compuesto fue producida específicamente para ser tocada por mí y por mis ensambles. Por lo tanto, las secciones de improvisación de esas piezas están construidas de forma que realce las capacidades de los miembros de la banda al tiempo que represente también un desafío para nuestro potencial. La improvisación debería dejar emerger espontáneamente el mismo equilibrio al que me refería antes en relación al intelecto y el instinto, pero siempre dentro del contexto determinado por la pieza.

    En la actualidad estás trabajando simultáneamente con diferentes bandas. ¿Qué te impulsa a expresarte al mismo tiempo en diferentes contextos?

    Aquí hay varios factores. Algunos ensambles han surgido a partir del deseo por trabajar con una instrumentación en particular. Un ejemplo es el Indo-Pak Coalition, un trío con saxo, percusión (tabla y batería) y guitarra. Al mismo tiempo, esta banda no existiría si no fuese por las perspectivas únicas de Dan Weiss y Rez Abbasi. Otros ensambles manifiestan el querer trabajar con un músico en particular, como ocurre en Kinsmen con Kadri Golpanath, en Dual Identity con Steve Lehman, en el inminente Aphex con Bunky Green. Nunca pensé que todos esos ensambles estarían grabando y tocando simultáneamente, así que es un auténtico desafío conservar la frescura tanto como improvisador como compositor en todas las situaciones y hacer que cada una de estas amalgamas de sonido sean únicas.

    Hablemos de algunas de tus grabaciones y grupos más recientes, empezando por lo que estás haciendo en estos días en el nuevo cuarteto con Dave Fiuczynski. ¿Qué me podés contar acerca de esa comisión del Chambers Music America?

    Esta es una historia graciosa. Contacté a Dave (Fiuczynski) hace unos pocos años para que intentáramos hacer algo juntos pero él estaba muy ocupado en ese momento. Más tarde, él escuchó Apti (el álbum de "Indo-Pak Coalition") y se puso en contacto conmigo nuevamente. Empezamos hablando de lo que podríamos hacer juntos y sobre quiénes querrían trabajar con nosotros. Él mencionó que había estado tocando con Jack DeJohnette y que podríamos pedirle que participe. Después de escuchar mi música, Jack (DeJohnette) me llamó para ver la posibilidad de que me uniera a su banda. Así que Dave (Fiuczynski) y yo terminamos participando en la banda de Jack (DeJohnette); o sea que el arranque de nuestro propio proyecto podríamos decir que fue algo lento. Esperamos ir haciendo algo a principios de 2011 aunque aún tenemos que decidir quiénes estarán en el grupo. Será un cuarteto con énfasis en el groove y la microtonalidad y, como todos saben, el dominio de Dave en ambos campos es impecable. Por cierto estamos agradecidos por el apoyo recibido de Chamber Music America para hacer que este proyecto sea posible.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: