• Rudresh Mahanthappa

     

    Los medios de comunicación tienen la tendencia a categorizar y encasillar a la música y a los artistas. Sin intermediarios y con tus propias palabras… ¿cómo describirías tu música?

    Interesante pregunta. Durante mucho tiempo, me había estado considerando como “el saxo alto de la India” o un “músico de indio-jazz”. Más recientemente empecé a considerarme simplemente como un músico de jazz, lo cual obviamente es preferible a partir del hecho que mi música tiene una amplia gama de influencias e inspiraciones que no están limitadas a un arte especifico ni al origen étnico. Mi música se basa en la visión de avanzada del jazz tradicional que tuvieron en su momento artistas como John Coltrane, Charlie Parker, Duke Ellington, Sidney Bechet y la lista continúa… Más allá de eso estoy muy influenciado por la música clásica occidental y las artes visuales, tanto como por las ciencias y las matemáticas. En fin… ¿cómo podría describir mi música? (Hace una pausa). Diría que es jazz moderno entendiendo al jazz en su forma de expresión actual, no como un vehículo que pertenece a un museo. Por otro lado, ¡me hizo feliz ver una mayor aceptación de lo que hago de parte de los medios al haber ganado en dos categorías en la encuesta de la Downbeat del último año tanto como el hecho de haber recibido el premio de la Jazz Journalist Association en la categoría de saxo alto tanto el año anterior como el que recibí la semana pasada! (exclamando). Ese reconocimiento es bueno tanto para mí como para toda la comunidad de los músicos de jazz. Me emociona tanto como estar tocando como sesionista en ensambles liderados por Danilo Perez y Jack DeJohnette. Es siempre un gran honor y una tremenda validación saber que mi trabajo es una parte del continuo proceso del jazz.

    ¿Podrías decir que hay una filosofía básica detrás de tu música… algún factor común que está presente en toda tu discografía?

    Sí. El hilo conductor es una continua descripción de mi vida como hijo de inmigrantes indios en los Estados Unidos. Es una especie de diálogo permanente entre el mundo que me rodea y yo. Desde Yatra (álbum aparecido en 1995) a Kismen y Apti (ambos editados en 2008, el primero con "The Dakshina Ensamble" y el segundo con "The Indo-Pak Coalition"), siguiendo en el 2010 con los lanzamientos de Dual Identity (álbum de la banda que co-lidera con Steve Lehman), Tasty (disco del trío "MSG" que integra con Ronan Guilfoyle y Chander Sardjoe) y Apex (álbum de próximo lanzamiento, en colaboración con Bunky Green y con la participación de Jason Moran y Jack DeJohnette), ese discurso continúa. A veces se da más abiertamente con la inclusión de músicos de la India y otras veces se manifiesta como una asignación más profunda dentro de la tradición del jazz.

    ¿Qué importancia tienen para vos los estilos musicales? Según tu parecer, ¿están destinados a sobrevivir como tales o se irán mezclando hasta convertirse en algo global que incluya todo?

    El etiquetado de los estilos es simplemente una faceta del lenguaje y los humanos necesitamos sentirnos capaces de describir lo que vemos y oímos a través del uso de la menor cantidad de palabras que sean posibles. Mi música es un ejemplo de esa mezcla pero, aun así, quiero llamarla jazz moderno. El factor imperante para mí es que la integración entre géneros se produce naturalmente, sobre todo si es expuesta con integridad. Hay toneladas de música en que eso se hace de manera tan superficial que me pone enfermo; pero también hay grandes bandas y proyectos que realmente hacen justicia con el paisaje global en el cual vivimos.

    Hablemos acerca de tu instrumento… Contame algo sobre tu equipo actual y cómo fue que te involucraste con la casa Vandoren.

    Toco un saxo alto Yamaha 62. Es el mismo saxo que mis padres me dieron cuando tenía 14 años. No uso ningún otro bronce. He estado tocando cañas Vandoren desde que tenía 18. No fue sino hasta que me mudé a New York que el gran saxo alto Jorge Sylverster me conectó para obtener el respaldo de Vandoren. Me encantan sus redes y me encanta la gente encargada de su manufacturación en Francia y de la distribución en los Estados Unidos. También empecé a usar sus boquillas aunque sigo casado con mi boquilla Meyer 6, la cual he estado tocando desde mis 18. La mayoría de la gente piensa que mi equipo debe ser único porque mi sonido a menudo se percibe así, pero la realidad es que mi puesta a punto no es muy diferente que la de Phil Woods. El sonido nace en la mente y es producido por el cuerpo. El equipo es sólo una manera de que el sonido salga de allí para entrar en el mundo real con la mayor facilidad física o de la manera más confortable que sea posible.

    ¿Considerás que el saxo es una extensión física de vos mismo o es simplemente una herramienta que te permite expresarte? En el mismo sentido… ¿hallás un placer táctil cuando tocás el saxo o, dicho de otra manera, además de sus cualidades sonoras encontrás algún tipo de satisfacción distinta en la forma que el instrumento reacciona ante vos?

    El (saxo) alto parece como una extensión física. Cuando está en mi boca y manos, no siento una separación entre el instrumento y mi cuerpo. En algunos días, los obstáculos que siento con el instrumento en realidad son obstáculos de cómo la energía esta fluyendo desde mi cuerpo. El instrumento real cambia muy poco en el día a día, independientemente de lo que piensan los demás. Una vez que tengo una buena lengüeta y relajo mis hombros, somos uno solo. Por cierto hay días donde siento como si estuviera peleando con el instrumento pero eso casi siempre es mi problema y no se debe a mi bronce.

    ¿Has tocado clarinete o algún otro instrumento de viento alguna vez, además del saxo alto?

    No toco clarinete. He intentado hacerlo en la universidad junto con la flauta y era horrible con ambos. De hecho, tampoco toco ningún otro saxo, pero tengo un soprano fantástico que repararé y sacaré uno de estos días.

    Tu sonido puede ser descripto como un cruce entre la investigación rítmica de Steve Coleman, el lirismo de John Coltrane e inusuales aspectos que provienen de instrumentos como el shehnai del norte de India o su equivalente del sur, el nadaswaran… ¿Estarías de acuerdo con una descripción de ese tipo?

    En esencia, estoy de acuerdo con esa afirmación. Todas ésas son las influencias más importantes. No puedo decir específicamente cómo llegué ahí, pero cualquier cosa que asimila la mente, finalmente debe salir. Ésa es la naturaleza humana. Ésa es la belleza de la vida. Para mí, suceden muy pocas cosas en el mundo que son verdaderamente nuevas; y aun cuando la palabra innovación se lanza con demasiada frecuencia, lo cierto es que la mayoría de esas nuevas perspectivas son sólo reordenamientos necesarios de lo que ya ha ocurrido.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: