• Taylor Ho Bynum

    ¿Después qué paso?

    Bynum - RosenthalDespués de eso me mudé a Boston y me involucré en la escena de esa ciudad. Eso fue interesante y excitante al mismo tiempo. Toqué con tipos como Bhob Rainey y Greg Kelly que me abrieron a cosas nuevas. También tuve un dúo con el percusionista Eric Rosenthal en el que desestructurábamos standards y participé de un trío con el percusionista Curt Newton y el cellista Jeff Song, además de un montón de shows con tipos como Timo Shanko, Nate McBride, Charlie Kolhase, Soo-Jung Kae, Luther Gray… también toqué con el grupo Paradigm Shift con Stephen Haynes que es uno de mis trompetistas favoritos, Bill Lowe y Joe Daley en tubas y Syd Smart y también Warren Smith o Pheeroan akLaff en batería. Aquello fue muy divertido y enriquecedor. Pero además colaboré con algunos proyectos de teatro, poesía y otras artes.

    Fue entonces que empezaste a hacer música de big band, ¿no?

    Sí… en aquellos días toqué en la Mark Harvey’s Aadvark Orchestra, en la big band liderada por Bill Lowe y en el proyecto de la compositora Laura Andel. Pero también hice música salsa de vanguardia con mi amigo Aib Gómez-Delgado en Zemog, el Gallo Bueno, música africana con el baterista de Ghana, Kwaku Kwaakye Obeng…

    ¿Algo más?

    Sí, claro (risas). Toqué en conciertos de rock, música klezmer, en casamientos y por supuesto jazz tradicional. Encuentro esa etapa como un período fantástico ya que me brindó el entrenamiento necesario para hacer diferentes clases de música. Y comencé a tocar con la Fully Celebrated Orchestra que, como mencioné antes, estaba liderada por Jim Hobbs. El grupo llevaba casi una década como trío cuando me incorporé a él. Durante tres años y medio tuvimos la oportunidad de tocar una vez por semana sin interrupciones.

    Después tocaste con Anthony Braxton…

    Cerca de 2001 empecé a trabajar con Anthony. Grabamos un disco en dueto en el 2002, pero además él me animó a que volviera a Wesleyan para obtener un master en composición. Finalmente lo obtuve dos años después. Desde aquel entonces toco con Braxton regularmente. Encaramos juntos unos proyectos increíbles, incluyendo una obra de 8 horas para cincuenta músicos que denominamos Genome Project. También participé en la premier de su composicion 103 y tuve el honor de co-conducir su European Creative Orchestra, más algunas giras y grabaciones con su quinteto, su sexteto, el trío, etc.

    Fue entonces que te integraste a la banda de Cecil Taylor…

    En el 2002 me integré a la Cecil Taylor’s Large Ensamble. Es poderosamente inspirador para cualquier músico tocar con él. Un maestro, una leyenda viviente… pero después decidí enfocarme en mi propia música.

    Cecil TaylorAntes de hablar de “tu” música, ¿qué significó para vos compartir proyectos y tocar junto a quienes fueron tus maestros?

    En realidad tocar con mis maestros fue la cosa más natural del mundo. Y mucho de eso fue producto de la bendición que recibí al tener maestros que supieron manejar la delicada transición de una relación institucional maestro-alumno a otra más musical de mentor-discípulo para en última instancia darme la bienvenida como un colaborador y como un par. Ese intercambio generacional que es tan importante en la música, hoy por hoy está relegado; por eso me siento afortunado en hacer música con quienes aprendí. Como tocamos durante años, hay entre nosotros una conexión muy profunda, que va más allá de lo musical. Con Braxton, por ejemplo, he tenido una relación verdaderamente seria con su música desde que yo tenía 18 años. Y eso ciertamente aumentó la posibilidad de aproximarme a su concepción artística y lograr interpretar su lenguaje musical con fluidez.

    ¿Qué otros compositores te inspiraron?

    Mis tres compositores favoritos son Duke Ellington, Charles Yves y Anthony Braxton, por supuesto. Braxton ha sido una fuente de inspiración permanente y con él me involucré en diferentes contextos. Lo abarcativo de su visión musical es tan poderoso… pero si tuviera que hacer una lista incluiría a Miles Davis, Henry Threadgill, Prince, Bela Bartok, Ástor Piazzolla, Thelonious Monk, Jimi Hendrix, Beethoven, George Clinton, Sun Ra y en especial músicos con los que trabajé y estudié, como Jim Hobbs y Bill Lowe.

    Other Stories Hablemos de “Other Stories”. ¿Sentís que fue el mejor trabajo de tu carrera?

    Sería imposible para mí decir que es el “mejor” trabajo de mi carrera. Siento que la mayoría de mis discos representan algo de mi personalidad musical, especialmente el dúo con Eric Rosenthal, el trío Ex Nihilo, la Fully Celebrated Orchestra y el dúo con Braxton. “Other Stories” es, claramente, la más completa y personal de las grabaciones que hice como compositor y líder de banda. En ese sentido es muy especial para mí.

    ¿Por qué SpiderMonkey?

    Había usado el nombre SpiderMonkey para una variedad de proyectos desde que estaba en la escuela, usualmente para ensambles extendidos y con una instrumentacion inusual.

    ¿Y cuándo decidiste agregarle un cuarteto de cuerdas?

    Spider Monkey - stringsLa primera vez que puse cuerdas fue haciendo música para una película de Leigh Dana Jackson en el 2002. Luego tuve la oportunidad de seguir desarrollando esa música durante mi residencia en el Artstuff de Boston. Seguimos escribiendo música para ese grupo y tocando con ellos, así fue que se convirtió en SpiderMonkey Strings. Luego se agregaron la tuba, la guitarra eléctrica, la batería y así hicimos algunas presentaciones en vivo. Más tarde se incorporó Jay Hoggard como invitado especial en vibráfono.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente:
    Anterior: