• Taylor Ho Bynum

    Al escuchar tu música, todo suena muy visual, muy cinematográfico…

    Me alegra muchísimo tu opinión. Parte de “Other Stories” fue realizada para una película. Me gusta que toda mi obra tenga una narrativa ya sea abstracta, oscura o surrealista.

    RanIntuyo que te gusta mucho el cine, ¿es así?

    Sí, por supuesto.

    ¿Kurosawa, Lars Von Trier o Spielberg?

    No soy fan de Spielberg. Tampoco de Von Trier, aunque encuentro que la forma en que utilizó la música en “Dancer In the Dark” fue interesantísima, especialmente porque amo la obra de Björk. Pero a quien amo absolutamente es a Kurosawa, es uno de mis grandes héroes tanto por su poderío visual como por su rango dramático. Desde la épica cualidad de “Ran” al humor de “Yojimbo” hasta le humana intimidad de “Ikuru”. Además, usa la música muy bien. La acción de “Ran” y la música de Takemitsu están integradas en forma brillante.

    Vos trabajás habitualmente con electrónicos y dj’s. ¿Por qué?

    Los electrónicos, turntables y laptops ya han sido aceptados como herramientas para hacer música. Eso no significa que elija siempre en forma conciente tener electrónicos como parte esencial de mi música. Y si están allí ha sido más por tratarse de artistas con quienes me resultaba interesante trabajar, que por el hecho específico de usar electrónicos. Mi inclinación natural tiende a ser acústica.

    ¿Considerás que todo este asunto de los electrónicos es pasajero?

    Estoy seguro de que estas herramientas permanecerán con nosotros para bien y continuarán desarrollándose. En los últimos 10 años fue asombroso cómo la música electrónica se ha vuelto más y más interesante y cómo la tecnología ha permitido obtener timbres más flexibles y con mayor interactividad. A medida que el negocio de la música se hace más difícil, la música creativa alcanza un mayor nivel de complejidad. He encontrado un montón de músicos que comenzaron en contextos acústicos y que se han ido orientando hacia la música electrónica. Encuentro más claridad y simplicidad en música  hecha de esa forma, ya que pueden tocar sólo acompañándose con electrónicos. De todas maneras, no me veo transitando esa ruta porque mi trabajo es dependiente de la colaboración de otros músicos y sigo amando la energía tan particular de la música acústica en vivo.

    Rachel BernsenY también has trabajado en interrelación con la danza…

    Hay una conexión tan natural e instintiva entre el sonido y el movimiento… Por eso, creo, existe atracción entre música y danza y especialmente en el contexto en vivo. He disfrutado mucho de mi trabajo con bailarines y coreógrafos porque me permite presentar mi música ritualizada teatralmente y logrando una performance interdisciplinaria que tocando, como es usual en clubes o bares. Mi esposa, Rachel Bernsen, es bailairna y coreógrafa y juntos hemos estado desarrollando un cuerpo de trabajo integral como dúo.

    ¿Se hace dificil trabajar juntos siendo pareja?

    Somos cuidadosos al desarrollar esta mutua colaboración ya que siempre tiene lo suyo trabajar con quien uno ama. Aun así, queremos dejar atrás la clase de concepto “musico parado a un lado tocando mientras la bailarina se mueve sobre el escenario” que uno suele ver por ahí, para hacer algo más integrado, trabajando en la construcción de piezas en donde buscamos una forma de performance artística en los que ambos estemos igualmente involucrados. Y aunque ella, obviamente, tiene habilidades particulares para el movimiento y yo para tocar la corneta, vos también me verás moviéndome lo que, por otra parte, disfruto mucho. Encuentro que trabajar en ese contexto abrió mi concepto para tocar.

    ¿En qué contribuyó?

    Siempre quise utilizar los espacios y los silencios a la manera en que lo hacen Miles (Davis) o Wadada Leo Smith o Bill Dixon, pero nunca había tenido la paciencia o la confianza necesarias para lograrlo. Pero tocando en relación con el movimiento, me siento mejor para trabajar usando el silencio y me encuentro mejor dispuesto para incorporar eso en mi forma de tocar.

    ¿Cuáles son tus planes futuros?

    Sarah BynumRecientemente terminé un nuevo disco con el sexteto y también un dueto con Tomas Fujiwara. Ambos serán editados el año próximo y tengo esperanzas de salir de gira con ambos proyectos. Estoy pensando involucrarme en un sello propio o en sociedad con alguien para tener un poco más de control sobre la parte de comercialización. También estoy trabajando en una nueva obra con SpiderMonkey String más un vocalista, usando textos de una novela de realismo mágico titulada “Madeleine está durmiendo”, que pertenece a mi hermana Sarah Shun-lien Bynum. Vamos a seguir con el dúo con Rachel, ya que estoy interesado en caminos que me permitan ir encontrando otras formas de trabajo interdisciplinario.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente:
    Anterior: