• The Bad Plus

    ¿Épica?

    R.A.: (Asintiendo) Ésa es la palabra. Creo que esas búsquedas fueron muy valorables y es una enseñanza que no podemos dejar de lado. Había, aparentemente, una necesidad de superación permanente y de explorar nuevos territorios musicales todo el tiempo.

    Pero por otro lado, no han realizado covers de grupos como Yes, Emerson, Lake & Palmer o Genesis y sí lo han hecho con composiciones de Tears for Fears, Abba o Vangelis, músicos más populares. ¿Por qué se han decidido por ese tipo de temas, aparentemente, más simples?

    E.I.: En verdad lo que buscamos es que se trate de melodías reconocidas ampliamente ya sea porque se han difundido mucho por radio… o por lo que fuere. Por supuesto que deben tener "algo" que nos seduzca y que nos brinde la posibilidad de poder experimentar e improvisar. Me resulta difícil responder con exactitud a tu pregunta, porque no sé muy bien qué es lo que una canción debe tener o no para que me atrape. Sí puedo decirte que tiene que ser una composición que nos permita involucrarnos y cambiar cosas sin que tengamos que explicarle al oyente de qué tema se trata. Y la verdad que es muy linda la sensación, cuando estamos en un concierto y aparece alguna de esas melodías, percibir el "ohhhhhh…" de la gente (risas). Es muy agradable sentir que el espectador recibió una sorpresa, digamos, agradable.

    Ustedes nunca trabajaron con invitados en sus discos: Y siempre interpretaron instrumentos acústicos. ¿Habrá cambios?

    Ambos: Ehhh.. well… we… (encimándose)

    A ver, esperen, organicémonos (risas). Yo ayer pensaba: "algo va a aparecer en el futuro: o un cantante, o música clásica o electrónicos". No sé… se me cruzó…

    R.A.: (risas de ambos) Así que eso lo estuviste pensando ayer, ¿no?

    Es un ejercicio inusual que a veces me asalta por sorpresa (risas)

    R.A.: Tenés dos de tres…

    Bueno… un 66% no está mal…

    R.A.: Nada mal, es verdad…

    ¿En el próximo álbum?

    R.A.: Sí; convocamos a una gran cantante, Wendy Lewis, de Minneapolis; durante mucho tiempo ella participó en el movimiento underground y David (King) tocó con ella en una banda hace más o menos 15 años…o algo así… en realidad no recuerdo cuánto tiempo hace…

    Pero tocaron juntos (risas)

    R.A.: Sí, dejémoslo así… tocaron juntos (risas), en algún momento, en el pasado. Y nosotros hacía rato que estábamos pensando en la posibilidad de incluir a un o una cantante; para ello necesitábamos a alguien que se amoldara a nuestra propuesta y creemos que Wendy es ideal. En el próximo álbum habrá solamente covers y ella canta en 8 ó 9 canciones y también incluiremos tres reversiones de obras clásicas contemporáneas en formato de trío: una pieza de Stravinsky, otra de Milton Babbitt y otra de Gyorgy Ligeti.

    Nota: El álbum For All I Care contiene 11 temas; las tres piezas clásicas mencionadas (la composición de Babbit en dos versiones) y covers de -atenti- The Flaming Lips, Nirvana, Wilco, The Bee Gees, Heart, Roger Miller… Pink Floyd… y Yes.

    Bueno… tenemos música clásica, una cantante… y nos falta la electrónica (risas). ¿Qué piensan, justamente, de la música electrónica?

    R.A.: Yo la amo. Podría decir que es mi pasión; de hecho seguramente concretaré algo en forma paralela al trío, un proyecto personal.

    Y (a Iverson) ¿por qué no tocás teclados?

    E.I.; Nunca logré sacar nada bueno de ellos (risas). Por supuesto que hay gente como Herbie Hancock que ha sabido muy bien qué hacer con ellos, pero no es mi caso. Igualmente no es algo que me entusiasme demasiado o que me quite el sueño. Y mucho menos cuando escucho teclados a los que quieren hacer sonar como un piano…

    Un piano es un piano.

    E.I.: Exactamente.

    Vos tocaste hace varios años en el trío Avantango (del contrabajista argentino Pablo Aslán y con el saxofonista Thomas Chapin); ¿por qué decidiste tocar en un trío de, básicamente, tango?

    E.I.: Bueno, en principio amo la música de Ástor Piazzolla. Cuando me mudé a New York conocí a Pablo (Aslán); en ese momento tocamos mucho con un bandoneonista, Raúl Jaurena y de verdad que tocamos y tocamos… en bailes, milongas; Pablo armó Avantango y me encantó el proyecto porque… es más, creo que terminó gustándome más el tango clásico que el de Piazzolla. Creo que la música de Troilo, Pugliese o Salgán es más potente, poderosa, cruda.

    Bueno, Piazzolla integró la orquesta de Troilo antes de…

    E.I.: (interrumpiendo) Sí, claro… y es lógico que haya decidido irse porque la música de Piazzolla excede todo rótulo. Creo que ni siquiera podemos decir que es tango. La música de PiaZzolla es un estilo en sí mismo; e inigualable. Pero el tango viejo es también increíble. Tanto el instrumental como el cantado.

    Pero… ¿entendés las letras?

    E.I.: No, pero las siento, ¿se entiende?

    (En este momento pasamos largos minutos hablando de rappers, del lunfardo y la diferencia -o no- entre sombrero y funyi, zapato y tamango y palabras que andá a traducirlas: percanta, bondi, farabute, fuelle, cafiolo y lindezas varias).

    E.I.: Interesante… aunque coincidirás conmigo en que la música en sí tiene su propio lenguaje y en el caso del tango es realmente fantástico.

    Y además (con malicia), paralelamente, tenés un quinteto de tango…

    E.I.: (sorprendido) No…

    (Haciéndome el sorprendido) ¿No?

    E.I.: No… hace unos cuantos años que no toco tango…

    Te lo preguntaba porque en un medio local salió esta información.

    E.I.: ¿De verdad? No sé de dónde lo habrán sacado…

    Chequeemos entonces otras cosas (risas): Ethan, te gusta el tango.

    E.I.: Por supuesto

    Y a vos, Reid, la electrónica.

    R.A.: Nada más cierto (risas)

    Ahora que el panorama se aclaró completamente (risas), pregunto: esos componentes, ¿están en The Bad Plus?

    R.A.: Yo calculo que sí, a pesar de que no tenemos un bandoneón y de que interpretamos instrumentos acústicos…

    E.I.: Hemos hecho un cover de Aphex Twin… eso cuenta, ¿no? Pero dejame volver a lo anterior… ya que se anda diciendo que estoy tocando tango tal vez deba pensarlo seriamente y concretar algo… como para que nadie quede mal parado (risas).

    Podemos decir entonces que se ha tratado de un claro ejemplo de "periodismo de anticipación".

    E.I.: Probablemente (risa contenida).

    En los shows actuales y teniendo en cuenta que fue editado hace más de un año, ¿el repertorio se basa en Prog o en el nuevo material?

    R.A.: Generalmente en nuestros shows intentamos hacer un mix entre el último álbum, temas de nuestros discos anteriores y adelantos del próximo CD. Lo que no podemos decir nunca es exactamente qué vamos a tocar, ya que el set list lo armamos cinco minutos antes de salir al escenario.

    Parece quedar claro que disfrutan muchísimo los conciertos; pero… ¿disfrutan de los tours? Con esa cuestión de acarrear valijas, los aeropuertos, los aviones…

    R.A.: La única razón por la que podemos tolerar todas esas cuestiones que mencionaste (y muchas otras), es el regocijo que nos da poder subir a un escenario y tocar nuestra música. Eso paga cualquier otra desventura posible. Si tuviéramos que pasar por todo eso para interpretar una música con la que no adherimos, te puedo asegurar que ninguno de nosotros lo haría. Porque es muy arduo, de verdad. Pero cuando estás tocando y además recibís el feedback de la gente… eso es impagable.

    ¿Cuál es la principal diferencia entre una composición y un arreglo?

    E.I.: Una composición es algo bien personal y gestado desde la nada; en cambio, a la hora de hacer un arreglo, ya partís de una base: el tema oiginal Y se trabaja sobre ello.

    Pero un arreglo, ¿no es de alguna manera una composición?

    E.I.: Buena pregunta… creo que sí, al menos en nuestro caso; porque generalmente partimos de melodías muy simples y reconocidas; la idea es arreglarlas de tal manera en la que se note qué estamos tocando pero también que lo estamos haciendo de una manera diferente y, en el mejor de los casos, inesperada.

    ¿Qué piensan de la actual situación política estadounidense?

    E.I.: Es un desastre; creo que todos tenemos grandes esperanzas puestas en Obama; creo que cualquier persona que quiera que las cosas no sigan en este estado catastrófico, en más de un sentido, deberían darle una chance real a Obama. No veo otra salida en este momento.

    Porque desde acá la ensación es que los Estados Unidos están pasando por una situación muy crítica, pero estamos lejos y entonces pregunto una obviedad, si me permiten: ¿es muy crítica la situación en los Estados Unidos?

    R.A.: Definitivamente sí. De lo que no estoy tan seguro es de que todos los norteamericanos tengan conciencia de ello. Hoy estamos sufriendo el resultado de años y años de decisiones erróneas por parte del gobierno.

    Y esto, ¿ha afectado el panorama musical neoyorquino?

    R.A.: Realmente no lo sé. Tal vez sí, tal vez no. Evidentemente la crisis ha hecho que muchos músicos decidieran alejarse de New York por motivos económicos. En lo personal, debo reconocer que no estoy muy metido en la escena musical neoyorquina porque cuando no estoy tocando… estoy de gira, así que mi percepción es más bien parcial y no sé si muy válida. Pero… (piensa) yo me mudé en 1995 y, en ese momento, el movimiento era realmente increíblemente potente, con muchísimas propuestas y músicos de todas partes del mundo, como tu compatriota Guillermo Klein, que es fantástico. Pero es sólo una muestra de la infinita cantidad de búsquedas que había en ese momento. Ahora creo que la crisis económica que afecta a New York, provoca que haya cierto estatismo o que esas búsquedas terminen dándose en otros estados menos contaminados política y económicamente. Pero tal vez esté sucediendo de una manera distinta. Habrá que ver qué ocurre en el futuro.
    (Nota: hace un par de años Reid Anderson le realizó una entrevista a Guillermo Klein que fuera publicada por la revista DownBeat. La misma, completa y en inglés, puede leerse en http://thebadplus.typepad.com/dothemath/2006/06/guillermo_klein.html ).

    No quiero que me odien, es temprano, están cansados, tocan esta noche, así que va mi última pregunta: en este momento llega un amigo mío que no tiene la menor idea de quiénes son. Luego de presentarlos, ¿cómo le explicarían qué hace The Bad Plus?

    (Ambos sonríen) E.I.: Podemos empezar por decir que suena como un trío, pero que lo más importante es el sonido colectivo; que si bien partimos desde el jazz tenemos incorporados distinos estilos que van desde la clásica contemporánea al indie rock, tenemos nuestras propias composiciones pero también nos gusta desestructurar composiciones ajenas. En definitiva, creo que somos un trío que aporta diversión, además; así que ¡disfrutalo! (risas)

    R.A.: Nada que agregar, adhiero completamente.

    Bueno, si me permiten, un bonus track. Ustedes y otros músicos de jazz han incorporado, como bien acaban de decir, elementos de estilos diferentes al jazz como la música clásica o el rock; ¿por qué?

    R.A.: Porque esa música está ahí, porque es música que escuchamos y tenemos incorporada; en algunos casos nos gustan mucho más algunas cosas que no pertenecen al jazz que el jazz en sí mismo.

    OK, pero… ¿por qué el jazz no es tan tenido en cuenta por los otros estilos?

    R.A..: Yo creo que en realidad (piensa, mucho). Probablemente los otros estilos… seguramente los otros estilos incorporan elementos del jazz; pero creo que cuando ocurre en el jazz, es más notorio, porque muchos aún la consideran una música muy estructurada y que no debería permitir la inserción de otros estilos.

    E.I.: Yo simplemente creo que, como ejemplo, nadie puede negar, hoy por hoy, al rock. Y me parece que las barreras se están demoliendo poco a poco y, en los últimos años, de manera más acelerada aún. Ni el jazz puede escaparse del rock ni el rock puede escaparse del jazz. Y a veces los límites son muy difusos.

    Pero no vamos a escuchar a Rush haciendo una versión de Summertime…

    R.A.: Tal vez no… probablemente no lo necesiten… lo cierto es que el jazz es algo así como un fenómeno social que siempre ha adquirido elementos que lo circundaban. Más aún en estos últimos tiempos en los que todo se ha vuelto un poco más "loco" (en castellano). Y se ha intentado que el jazz sea tan puro durante tanto tiempo, que está bien que ciertas "impurezas" lo salpiquen.

    http://www.thebadplus.com/

    Marcelo Morales

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Siguiente: