• Todos Para Él y Él Para Todos: Medeski Scofield Martin & Wood

    House of Blues – Hollywood (USA)
    Domingo 23 de septiembre de 2007 – 21:00 hs.

    En la famosa novela Los Tres Mosqueteros, el dramaturgo francés Alejandro Dumas relata las aventuras de un joven llamado D’artagnan. Aunque parezca confuso, D’artagnan no es uno de los mosqueteros del título, sino que éstos son Athos, Porthos y Aramis.
    D’artagnan quería convertirse en mosquetero al servicio del rey Luís XIII; con ese objetivo abandona su Gascuña natal para dirigirse a París. Durante el trayecto sufre una serie de contratiempos, que incluyen tener que enfrentarse a los tres mosqueteros: Athos, Porthos y Aramis.
    La rivalidad inicial pronto se convierte en amistad. Allí sellan su compromiso con el famoso lema: “Todos para uno y uno para todos”.
    La novela de Dumas contó con el apoyo del público, merced a la vivacidad de su relato y el pintoresquismo de sus personajes.
    La historia de D’artagnan continuó en Veinte años después y El Vizconde de Bragelonne pero jamás superó el reconocimiento obtenido con Los Tres Mosqueteros, cuyo personaje central era… quien ya mencionamos y que a su vez no era uno de los… que también dijimos.
    Dejemos por un momento esta novela y pasemos a otra.

    Como parte de su gira por los Estados Unidos, se presentó en el mítico House of Blues de Hollywood el cuarteto MSM&W, integrado por John Medeski en teclados, John Scofield en guitarra, Billy Martin en batería y percusión y Chris Wood en bajo eléctrico y contrabajo.
    Para relatar la historia de este grupo no vamos a tener problemas ni habrá lugar a confusiones. En 1998 el guitarrista John Scofield editó el álbum A Go Go, acompañado por el trío Medeski, Martin & Wood. En realidad, los integrantes de ese grupo participaron en el disco de Scofield a título personal y no como banda, pero como andaban siempre juntos (como Athos, Porthos y Aramis) la gente empezó a confundirse un poco; y cuando digo gente, incluyo a los músicos. Casi una década después vuelven a reunirse para grabar Out Louder pero bajo la denominación grupal MSM&W. Ahora todo es más claro. Basta con abrir los ojos para ver en detalle una gran confusión. Trataré de explicarlo.

    Medeski Martin & Wood es un famoso trío integrado por Athos, Porthos y Aramis… no, eeehh… Los tres mosqueteros querían hacer un disco con D’artagnan… ¡No… tampoco!  MM&W es un trío, los mosqueteros también lo eran. Scofield es el protagonista… Todos para uno y uno para todos… Moe, Larry y Curly. No, ése era otro trío. Medeski Martin & Wood no deben ser confundidos con los tres mosqueteros: Clotho, Lakesis y Atrophos. ¡Ah… no! Ésas eran las Parkas… Las Parkas era un tema del primer disco de Emerson, Lake & Palmer que a su vez fue otro trío. También Crosby, Stills & Nash lo era, aunque a veces se sumaba Young que en ingles significa joven… D’artagnan era un young que quería convertirse en mosquetero al servicio de Luís XIII. Antes hubo doce luises más… Después del XIII viene el XIV y se lo discuto a cualquiera…
    Cuando a uno se le traspapelan las ideas, no hay caso… ¿vio?
    Calma. Pasemos en limpio. A Go Go es un disco de Scofield en el que tocan Medeski, Martin & Wood. Acoto: no es el mejor disco del guitarrista.
    En Out Louder también están reunidos los cuatro, pero parece más un disco de Medeski, Martin & Wood con Scofield. Acoto: no es el mejor disco de MM&W… ni de Scofield.
    Y ya que estamos… Tampoco la novela de Dumas es gran cosa.

    El House of Blues tiene dos sectores VIP. Uno donde cenan cómodamente sentadas las Very Important Persons y otro en el que se ubican como pueden los otros VIP (Veo Igual Parado).
    Lleno total. La composición del auditorio es bastante heterogénea. Unos pocos vinieron por Scofield, algunos más por los cuatro, la gran mayoría por Medeski, Martin & Wood y el resto, observando su comportamiento, ni siquiera saben cómo llegaron allí.

    El inicio es con el funky de Little Walter Rides Again, composición de Scofield que abre el álbum Out Louder. El sonido es potente y la amplificación, propia de una banda de rock, está casi en el límite de lo que el oído humano puede soportar. “Creo que no habrá demasiado lugar para sutilezas”, dije mientras intentaba desincrustar mis tímpanos de una pared. La base es una roca sobre la que Scofield hace un solo demoledor, implacable, bestial. Medeski lo sigue con una intervención cavernícola. Nada de saco y corbata. Taparrabos y un mazo. Solo de Wood en bajo eléctrico. Bien Martin en batería. Tras un breve contrapunto de guitarra y órgano, el tema se va desvaneciendo para empalmar con un pasaje en clavinet que oficia como introducción a In Case the World Changes It’s Mind. El groove o black music es un tipo de música de origen afroamericano con un sonido repetitivo y ritmo continuo. De eso se trata. Martin interactúa percusión y batería. Medeski pasa a la melódica. Scofield toca con slide y suena como si fuese Derek Trucks. Solo de batería. Vuelven al inicio. Mientras tanto la gente baila, salta, se mueve, rebota. Ya habrá tiempo para pensar. (¿habrá?).
    Seguidamente llega el tema de Chris Wood, Tequila and Chocolate. El tequila es un licor destilado originario de México, elaborado a base de jugo extraído del agave y mezclado con jarabe de maíz o caña de azúcar. El chocolate es un alimento que se obtiene mezclando azúcar con derivados de la semilla de cacao. Wood es “madera” en ingles. La madera es un material ortotrópico contenido en los troncos de los árboles. Esta extraña combinación de tequila, chocolate y madera suele dar como resultado un solo de bajo eléctrico con aires de flamenco. Dicho sea de paso, el flamenco es un género musical nacido en el siglo XVIII en Andalucía. Andalucía es… etc., etc., etc. Bueno, no sé por qué me pregunta todo esto pero aprovecho para decirle que Tequila and Chocolate es un tema de Out Louder que significa… poco y nada.

    Una breve intervención de Martin en pandereta abre el camino para el tema tradicional Tootie Ma Is A Big Fine Thing. En ocasiones resulta interesante reformular canciones con fuerte arraigo popular, otras veces es mejor dejarlas como están. Ésta es una de esas veces.
    Una intro experimental desemboca en New Reggae, que incluye un colorido pasaje rítmico que oficia como nexo con el groove de otro estreno: New New Orleáns. El tema está bien, pero el solo de Scofield es de otro planeta. Medeski intenta hacer lo propio pero sin éxito. A decir verdad, después del solo de Scofield, ni aunque Mozart se levante de la tumba y suba al escenario para hacer la Sinfonía Júpiter en ritmo de cumbia tocando el piano con los pies, lograría llamar la atención.

    A continuación despliegan una poderosa y muy festejada versión de Miles Behind. La alegría dura poco. Un preludio en contrabajo desemboca en Cachaca. La cachaca también llamada branquinha, caxa o (con perdón de la palabra) pinga, es la bebida más popular en Brasil. Es un aguardiente que se obtiene como producto de la destilación de la caña de azúcar. Digo esto para llenar el espacio en blanco que me sugiere lo que estoy escuchando. Para compensar el mal trago, ofrecen una furiosa versión de Deadzy, con un Scofield desbordante e imparable. Ovación, ídem. Sin dar respiro atacan con otro inédito de explícito titulo: Fuck You Guys, a puro rock’n’roll, con un guitarrista exultante amenazando con hacer el pasito de Chuck Berry. En What Now, una base monolítica y precisa propicia efusivas intervenciones de Medeski y Scofield.

    La calma regresa con Julia, tema de The Beatles incluido en The White Album de 1968. Datos importantes a saber: fue la única canción en la historia de The Beatles en la que John Lennon tocó y cantó sin acompañamiento. Los dos primeros versos están adaptados del poema de Kahlil Gibran, Sand and Foam. Julia era el nombre de la madre de Lennon. ¿Y la versión de MSM&W? Sólo diré que el insomnio tiene cura. El cierre será con el delicioso funky de Hottentot del album A Go Go, para que se desate la fiesta arriba y abajo del escenario.
    Regresan para hacer una sorprendente versión del clásico de The Buckinghams, Mercy, Mercy, Mercy.

    Ahora sí, final.
    Más de 2 horas de un concierto vivaz, entretenido y desparejo.
    Al igual que en la novela de Dumas, con tres mosqueteros y un cuarto hombre con el que parecen haber sellado un pacto de amistad bajo el lema: Todos para ÉL y Él para todos.

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas:

    El Ojo Tuerto: John Scofield Trio – Un Trío En Construcción
    El Ojo Tuerto: John Scofield – Pelado Pero Con Dos Pelucas
    El Ojo Tuerto: John Scofield – El Verdadero P.N.P.

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: