• Toumani Diabate’s Symmetric Orchestra: Boulevard de L’Independence

    Toumani, Boulevard de L’Independece, Ya fama, Malí Sadio, Africa challenge, Wasso, Mammaddu diaby, Tapha niang, Single

    Músicos:
    Toumani Diabate: kora, karignan, director
    Fanta Maya Kouyate, Alhassane Kanoute, Oussein Tounkara, Amadou Goiteye, Mamamdou Kouyate: guitarra
    Foude Lassana Diabate: balafón
    Adama Tounkara, Bassekou Kouyate, Ganda Tounkara: ngoni
    Sekou Kante, Etienne Mbape: bajo
    Mamadou Fofana, Alex Wilson: teclados
    Fode Kouyate, Brice Wassy: batería
    Yaya Faye, Souleymane Faye, Mohammed Coulibaly: sabar
    Bandiogou Kouyate. Dramane Coulibaly, Lamine Toukar, Roberto Pla, Olalekan Babalola: percusión
    Kasse Mady Diabate, Moussa Niang, Mangala Karnara, Morissanda Kamissoko, Soumailia Kanoute: voces
    Pee Wee Ellis, Mike Smith: saxofón
    Matt Holland, Chris Storr, Byron Wallen, Sid Gould: trompeta
    Trevor Mires, Matt Colman, Fayyaz Virj: trombón
    Gavin Wright, Perry Montague-Mason, Patrick Kieman: violín
    Bruce White: viola
    Dave Daniels: cello

    Nonesuch, 2006

    Calificación: Está (muy) bien

    Boulevar de L’ Independence es el nuevo trabajo de la Symmetric Orchestra, proyecto liderado por uno de los íconos contemporáneos de la música de Malí: Toumani Diabate.
    En la actualidad, Malí es uno de los países más pobres del mundo.
    De sus 11 millones de habitantes, un 10 % es nómada. Tras una ardua investigación pudimos confirmar que el otro 90 %… no.
    No quiero abrumarlo con tantos conocimientos sobre todo en un campo que ignoro por completo (¡?) Tanto, que ni siquiera puedo precisar si Malí lleva acento en la “i” o no.
    De puro guapo, he decidido en forma unilateral ponérselo en la “m”.
    Tampoco puedo asegurar con exactitud cuál es el gentilicio de los nacidos en ese país… ¿serán “malitos”?
    Aunque me permito deducir que los nacidos en Malí, cuando alcanzan la edad adulta, se convierten en… malos.
    Pero también hay buenos… como el músico Toumani Diabate.
    Diabate integra la septuagésima generación de una dinastía familiar de… de… ¿koristas? ¿koreanos? ¿korajudos? De…
    Ejecutantes del instrumento llamado kora.
    La kora es una variante del arpa proveniente de la tradición musical de África occidental, con 21 cuerdas y construida a partir de una calabaza.
    África occidental constituye una contrastante unidad-diversidad, musical y cultural, que une y a la vez aleja a una extensa zona geográfica integrada por Senegal, Gambia, Guinea Bissau, Malí y Burkina Faso.
    Zona que integrara un espacio común antes del desmembramiento producido por la colonización francesa y británica. Diabate, a través de su concepción musical, intenta reconstruir la cultura del antiguo imperio mandinga, empeñándose en mostrar una imagen positiva de África y creativa en términos artísticos, a pesar de las carencias materiales.

    El inicio de Boulevard de L’Independence es con Toumani, cuya melodía central está tomada de un cántico de la hinchada del equipo de fútbol Malí Eagle (como Racing pero en versión afro). Aquí, Diabate readapta los característicos patrones polirrítmicos africanos incorporando un concepto de modernidad expresado en arreglos próximos al funk, sobre los que la voz de Soumailia Kanoute despliega su registro staccato.
    Boulevard de L’Independece, tema que da título al álbum, es una canción tradicional maninka que alude a la independencia de Malí. Honra y a su vez renueva la tradición griot, costumbre que adjudica al músico la función de transmitir la historia de una generación a otra. Aquí, Diabate adopta un sonido contemporáneo usando como fuente de inspiración a aquellas bandas surgidas en el contexto de la independencia de Malí como la Rail Band y los Ambassadeurs.
    Ya fama es la versión de una popular balada llamada Djelika, con la voz de Kasse Mady en primer plano sobre un diseño estructural soul al mejor estilo de los James Brown’s JB Horns. De hecho, uno de los integrantes de la Symmetric Orchestra, el saxofonista Pee Wee Ellis, también formo parte de la banda de James Brown.
    Una intro en kora a cargo de Diabate desemboca en Mali Sadio, tema que forma parte de la tradición musical mandinka y que cuenta una fábula sobre un hipopótamo aniquilado por un cazador europeo, simbolizando el sufrimiento del pueblo africano ante el proceso colonizador. El rango vocal de Mangala Kamara y la estructura melódica utilizada, recuerdan al tema de Prince, Nothing Compares 2U, pero en la versión de Sinead O’Connor.
    Africa challenge abre con un solo en balafón. El balafón es un instrumento construido con listones de madera bane rectangulares con dos filas de calabazas que proporcionan amplificación natural. Africa Challenge es una especie de rumba-afro-salsa con un toque senegalés aportado por Moussa Niang, quien aquí canta en lengua wolof.

    La música de la diáspora negra, especialmente música caribeña como la rumba o la salsa, representan la transformación de ritmos provenientes de Africa provocadas a partir del trafico de esclavos. De allí que esta fusión aparentemente irreconciliable, se desarrolle con total naturalidad.
    Wasso es la versión de un tema llamado Cheddo, que refiere a la caída del imperio mandinka, con buenos desempeños de Morissanda Kamissoko en voz y Adama Tounkara y Bassekou Kouyate en ngoni.
    El ngoni está dentro de la categoría de las pastas, elaborado con papa y sémola de trigo, harinas y queso de ricota. Generalmente acompañado por salsa de tomate, mantequilla y coronados con hojitas de salvia y… ah… no… ésos son ñoquis…
    El ngoni cuenta con un cuerpo principal y un brazo de madera hueca con forma de caño y tiene un parentesco con el banjo (y no es comestible).

    Mammaddu diaby está basado en una canción tradicional del repertorio de la kora provinente de Gambia, tierra natal del padre de Toumani Diabate, y lugar en que la kora es el instrumento nacional.
    Tapha niang es otra versión de Mali Sadio pero cantada en wolof por el cantante de Senegal, Moussa Niang.
    Single es el apropiado título para la adaptación de una canción tradicional maninka, aquí con características de hit-single tanto por su deliciosa aproximación al pop como por la inclusión de un interludio vocal cercano a lo que podría denominarse afro-rap.
    Malí tuvo sus primeras elecciones democráticas en 1992. En ese mismo año se constituyó la Symmetric Orchestra; de allí que intente expresar en términos musicales un espíritu de equidad, igualdad e integración.
    Síntesis: como dice Jorge Capaldo en Arte y Globalización: “Los mecanismos de manufacturación del consenso se convirtieron en un elemento central que moldea nuestras formas de imaginar el mundo de acuerdo a determinados intereses.”
    Existe hoy en día una penetración totalizadora del Mercado Cultural que impide separar la estrategia de los centros de poder con los modos de producción simbólica que antes pertenecían al arte y la cultura.
    Sin embargo, hay un creciente movimiento a nivel global que está reaccionando ante el estado de cosas vigente y propugna un desarrollo en función de otra escala de valores.
    “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”, al menos eso es lo que dicen…
    El Malí que pintó Toumani Diabate nos enseña que el mundo es muy diferente al que pretenden imponernos. Y no es poco mérito.
    El mundo no es sino música hecha realidad (Arthur Schopenhauer)

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés:
  • Anterior: