• Wendy Lewis

    ¿Pensaste en la posibilidad de que ellos fueran los integrantes de tu banda?

    (Piensa) Realmente no he pensado en ello. Pero, de nuevo, pienso que tal vez pueda suceder… de una u otra manera.

    ¿Por qué pensás que ellos necesitaban una cantante como vos?

    Creo que…

    En ese momento se acerca el contrabajista Reid Anderson a comunicarle que la necesitaban en la prueba de sonido; Lewis solicita permiso para retirarse unos minutos prometiendo volver.
    Cuando regresa, el ruido es ensordecedor, lo que dificulta la charla. A pesar del frío reinante propone seguir conversando en la vereda. Hacia allí fuimos y, cuando estaba por recordarle en qué habíamos quedado, se me adelanta y dice:

    Bueno… con respecto a lo que me habías preguntado, creo que ayudó que David King y yo tocamos juntos durante algunos años y ya había un conocimiento previo por parte de él. Lo que también creo es que The Bad Plus no iba a incorporar a una típica cantante de jazz. La búsqueda creo que fue más por el lado de encontrar a alguien que pudiera moverse cómodamente en un grupo pequeño y amoldarse a una propuesta preconcebida.

    ¿Vos pensás que sos una cantante o una intérprete?

    Creo que soy ambas cosas, pero siento que soy más una intérprete que una cantante.

    O sea que, entonces, The Bad Plus buscó una intérprete, más que una cantante…

    Es una buena lectura.

    Un vendedor de «Hecho en Buenos Aires» se acerca y ofrece la revista. Le explicamos a Lewis de qué se trata el proyecto (gente desocupada que se queda con un alto porcentaje del valor de la revista y que cuenta con la posibilidad de realizar talleres e insertarse en la sociedad ofreciéndoles servicios sociales y formativos).

    ¿Qué pensaste cuando el disco estuvo hecho? ¿Fue más o menos lo que esperabas?

    (Piensa) Me gusta. Verdaderamente me gusta. Nosotros grabamos sin haber realizado actuaciones en vivo, lo que de alguna manera atemoriza un poco, porque soy partidaria de la idea de que siempre es preferible tocar las canciones antes de grabarlas. Fue una manera diferente de trabajar a como estaba acostumbrada. Pero puedo decir que estoy orgullosa del resultado final.

    Pregunto en consecuencia: ¿cuáles son las principales diferencias entre la grabación del CD y las actuaciones?

    Bueno… hemos trabajado durante muchos meses y, a medida que pasa el tiempo, se va haciendo notoria una conexión cada vez mayor. El conocimiento mutuo se va acrecentando y eso te permite tener una mayor seguridad y, al mismo tiempo, coquetear con el riesgo. En cada actuación siempre se presentan situaciones diferentes que sobrellevás de mejor manera cuando hay plena interacción.

    ¿Es diferente la gente que va a ver a The Bad Plus en relación a la que va a ver a Redstart?

    Probablemente. Aunque creo que mucha de la gente que va a ver a The Bad Plus tranquilamente puede asistir a un concierto de mi banda y viceversa. De hecho, creo que hay un porcentaje de público que ha visto a ambos. Es la gente que no se interesa demasiado en si lo que va a ver es un concierto de jazz o de rock o de lo que sea, son los que van interesados en la música, más allá de estilos o propuestas. Eso es lo que siento y, también, lo que me hacen sentir.

    Vos sos cantante, intérpete, compositora, escritora… ¿te interesa, además, alguna otra rama del arte?

    Bueno… me interesan mucho las artes plásticas, por supuesto.

    ¿Y el teatro?

    Al teatro me gusta verlo.

    ¿Y no te ves desempeñando el rol de actriz?

    No… no me veo en ese lugar…

    Sim embargo (y empieza a sonreír), en cada una de tus presentaciones, de una u otra manera, actuás…

    Bueno… viéndolo así… pero no… son situaciones muy diferentes; no me veo estudiando un guión y esas cosas… en el escenario soy yo misma, no sigo ningún lineamiento previo, algo que en la actuación propiamente dicha resulta improbable.

    ¿Cuándo decidiste ser artista?

    Era muy joven… vengo de una familia donde había música y arte permanentemente. Mi madre fue una gran pianista y cantante; mi padre, también era cantante e interpretaba muchos instrumentos. Pero ninguno se dedicó profesionalmente a la música; mi hermano mayor es trompetista de jazz y el menor, baterista. Cuando era joven escribía, pintaba y cantaba pero a escondidas. Le tenía pánico al escenario y me costó mucho vencerlo.

    Pero… ¿había otra posibilidad, otra elección?

    En realidad no seguí los caminos lógicos; incluso durante un tiempo tuve que dedicarme a criar a mis hijos y a trabajar en otras cosas. Yo crecí en una familia normal pero muy religiosa. Y eso trae sus consecuencias. Me llevó un tiempo comprender lo que tenía dentro mío. Y poder sacarlo. Para que te des una idea, recién comencé a cantar profesionalmente a los 27 años, en un nightclub. Y mis primeras composiciones fueron dos o tres años después.

    ¿Y estás feliz con tu vida como artista?

    (con énfasis). De lo que estoy cansada es de no tener dinero (risas). Algunas veces es complicado pero ya me hice a la idea de que es así. Volviendo a lo que preguntaste antes, es cierto, no tengo hoy otra elección que no sea la de artista. Hasta en los momentos que debí trabajar de otra cosa seguí haciendo música, escribiendo… parece que es más fuerte que yo.

    Comprendo perfectamente lo que decís… ¿te interesa la política?

    Sí, por supuesto.

    ¿Estás feliz con la elección de Obama?

    Bueno… es un poco prematuro como para opinar de él y de su gestión. De lo que sí estoy contenta, feliz, es de habernos liberado de ese mal nacido de George W. Bush (pronunciado con un desprecio indisimulado). Ese tipo sí que hizo daño y no solamente dentro de los Estados Unidos. Bueno… vos debés saberlo porque Argentina no ha sido inmune al accionar de esa alimaña. Digo esto porque a pesar de haberte conocido hace unos minutos estoy convencida de que estás de acuerdo conmigo, ¿no?

    Por supuesto… buena deducción (risas)

    La aparición de otra persona pidiendo «unos pesitos pa’ la birra» nos da pie para preguntarle si estas cosas también suceden en Estados Unidos.

    Sí, desde ya. Absolutamente. No son siempre tan amigables como este muchacho que acaba de pasar. Hay miseria. Mucha. No voy a decir nada extraordinario y tampoco que sea privativo de mi país, pero hay mucha desatención social y debería haber más solidaridad. Por supuesto que tiene mucho que ver la ideología que se baja desde los gobiernos y los medios de comunicación, que hacen que mucha gente esté más preocupada por ver si puede conseguir otra tarjeta de crédito que en ayudar a alguien que verdaderamente lo necesite. Es de esperar que esto cambie, porque la tendencia es que las diferencias se acrecienten cada vez más con el paso del tiempo. Ya hablamos de un tal Bush, ¿no? (risas).

    Sé que te están esperando para inciar el concierto y no quiero que la multitud me culpe del retraso (risas); ¿cuáles son tus expectativas, como artista, para el futuro cercano?

    Éste es un buen momento para mí; me gustaría que este momento se prolongue durante un tiempo, ya sea con este trío o con un proyecto personal. También tengo pensado seguir dedicándome a la escritura; creo que estoy en condiciones de poder hacer planes ahora que mis hijos han crecido y no me necesitan tanto (risas). Me gustaría pasar el resto de mis días involucrada en lo que hago, de una manera u otra y sin tener que recurrir a otras tareas para sobrevivir.

    La última: supongamos que en este momento, aquí y ahora, se aparece un extraterrestre, justo al lado nuestro y te preguntara «¿quién sos y qué hacés?»

    Supongo que al menos hablaríamos el mismo idioma, ¿no? (risas)

    Ya sé que la pregunta no es muy seria que digamos pero…

    Le diría que soy una persona que, más allá de las circunstancias, tiene la necesidad y trata de hacer un poco de todo lo que me interesa realmente, ya sea escribiendo, cantando, pintando…

    Pero el extraterrestre insiste y dice «¿por qué?»

    (Piensa bastante) Hummmmm… por qué hago lo que hago… porque no tengo elección, porque amo lo que hago y porque de no hacerlo, definitivamente no sería yo.

    Y a los humanos, ¿qué les dirías?

    Que creo profundamente en el poder y la política de la creatividad en el mundo en que vivimos; en que nos informa y expande como seres humanos sin tener en cuenta de cuánto damos o recibimos. No me interesa la fama pero sí me interesa, profundamente y por igual, la conexión y comunicación tanto con mis colegas como con la audiencia.

    http://wildblueyonder.tumblr.com/
    http://myspace.com/wendylewismusic
    http://mentalcontagion.com/

    Marcelo Morales

    Nota: las imágenes del concierto briundado en La Trastienda han sido cedidas gentilmente por Laura Tenenbaum (¡se agradece!)

    Notas Relacionadas o de Interés: