• Woody Allen: Cómo acabar de una vez por todas con la cultura

    (Tusquets Editores)

    Cursos de verano

    Musicología III: El Grabador o Magnetófono. Se enseña al estudiante a tocar “Cielito lindo” en su flauta de madera; rápidamente progresa hasta llegar a los conciertos Brandeburgueses. Luego, lentamente, vuelve a “Cielito lindo”.

    Cultura musical: Para”oír” correctamente una gran obra musical, se debe: (1) saber el lugar de nacimiento del compositor, (2) ser capaz de distinguir un rondó de un scherzo y probarlo con la acción. La actitud es importante. Sonreír significa malos modales, a menos que el compositor haya querido que su música fuera graciosa, como en el caso de Till Eulenspiegel que contiene numerosas bromas musicales (aunque el trombón se lleva los efectos más cómicos). Asimismo, el oído debe estar entrenado, ya que se trata de un órgano que se despista con gran facilidad. La gente suele tener poco oído. Según como se colocan los auriculares estereofónicos es como si tuvieran una nariz en el lugar de la oreja. Otros temas incluyen: la pausa de cuatro compases y su potencial como arma política. Canto Gregoriano: qué monjes mantienen el ritmo.

    Notas Relacionadas o de Interés: