• The Claudia Quintet / Jim Black, Tim Lefebvre & Chris Speed en concierto: Metamorfosis

     

    angel city jazz festAngel City Jazz Festival 2013

    Red Cat – Los Angeles, California (USA)

    Viernes 11 de octubre de 2013 – 20:30 hs.

     

    En el acreditado Red Cat de la Ciudad de Los Angeles y como parte de las actividades dispuestas por los organizadores del Angel City Jazz Festival, tuvo lugar el 11 de octubre un deslumbrante doble programa que reunió en escena a The Claudia Quintet (con su líder John Hollenbeck en batería, Chris Speed en saxo tenor y clarinete, Matt Moran en vibráfono, Red Wierenga en acordeón y Chris Tordini en contrabajo) y al trío conformado por el baterista Jim Black, el bajista Tim Lefebvre y el clarinetista y saxofonista Chris Speed.

    El Angel Jazz Festival –desde su constitución en 2008 a la fecha- además de cobijar a algunas de las expresiones más prominentes de la avanzada jazzística, se ha caracterizado por adjudicar a cada una de sus ediciones un carácter temático que aparece representado tanto en sus respectivas denominaciones como en la agenda de actividades programadas.

    El festival, durante sus primeros años, adoptó la denominación Rethinking Jazz e invitó a reflexionar sobre el acontecer del jazz en el nuevo milenio; en la entrega correspondiente a 2011 asumía el lema Global Jam y convocaba a representantes de las vanguardias musicales de distintas partes del mundo; y en 2012 era designado Artists and Legends mientras permitía que los músicos participantes compartieran escenario con sus mentores o les rindieran tributo. Ahora, en su sexta edición, el Angel City Jazz Festival recibió el –inquietante – nombre de Metamorphosis.

     

    Antes de ahondar en los motivos de esta denominación, bien vale decir que la palabra metamorfosis (del latín “meta” = cambio y “morfos” = formas), en su acepción más aceptada, describe la “transformación de algo en otra cosa”, aunque también puede referirse a la “mudanza que hace alguien o algo de un estado a otro” o al cambio de funciones, formas y género de vida que experimentan muchos animales durante su desarrollo.

    metamorfosisEste último es un proceso biológico mediante el cual un ser vivo se transforma en otro completamente diferente. Algunas especies se desarrollan -desde su nacimiento hasta la madurez- por medio de bruscas mutaciones estructurales y fisiológicas en donde no sólo hay cambios de tamaño y forma sino también de hábitat y comportamiento.

    No soy un experto en la materia -y usted no tardará mucho en comprobarlo- pero puedo asegurar que la metamorfosis se da en muchos insectos (abejas, hormigas, moscas, cobradores de impuestos, etc.), en algunos anfibios (no me refiero al vehículo de ese nombre que usan los militares sino a los animales… otros), en moluscos y crustáceos (ambos cambian radicalmente su sabor cuando se encuentran en el agua o están en un plato acompañados con un arroz a la valenciana) y también en otras especies –que aún no tuve el gusto en conocer –tales como los equinodermos, los cnidarios, los tunicados y mis nuevos vecinos.

     

    Los tiempos y procesos de metamorfosis varían drásticamente de una especie a otra. Por ejemplo, las mariposas tienen cuatro días de huevo, dos semanas de larva o ninfa, diez días de pupa y de dos a cuatro semanas de adulto. En cambio, las cucarachas, llevan un mes de huevo, de trece a diecisiete años como larva, no tiene etapa como pupa y sólo viven nueve meses de adulto. No obstante, los tiempos de transformación en otros animales pueden ser algo inciertos… Sin ir más lejos, mi sobrino es un huevo que quizás nunca llegue a adulto.

    Existen muchos tipos de metamorfosis; las hay bellas como en el caso de la oruga en crisálida, otras son sorprendentes como el paso de especie acuática a terrestre en las ranas y también los hay horribles como sucede con los políticos idealistas que se convierten en funcionarios corruptos o con las agraciadas jóvenes que durante su etapa adulta -y luego de una espantosa mutación- se transforman en suegras.

     

    Mientras nos vamos recuperando del susto, aprovecho para decirle que el Angel City Jazz Festival -en su edición 2013- adoptó la denominación “metamorphosis” con la intención de representar –nominal y escénicamente- algunas de las transformaciones acaecidas en el jazz durante los últimos años.

    Esos cambios, en más de un sentido, resultarían cabalmente demostrados en el doble programa ofrecido por los organizadores del festival en el Red Cat de Los Angeles.

     

    black lefebvre speed 1El primer turno correspondió al debut en escena del trio alineado por el baterista Jim Black (líder de AlasNoAxis e integrante de Endangered Blood, Peter Evans Quintet & Octet, Human Feel, etc.), el bajista Tim Lefebvre (Rudder, Donny McCaslin’s Casting for Gravity, Mark Giuliana’s Beat Music y Speed/King/Tordini Trio, entre otros) y el clarinetista y saxofonista Chris Speed (Yeah NO, Endangered Blood, Trio Iffy, Human Feel, Speed/King/Tordini Trio y The Claudia Quintet). Los miembros del trío -aun cuando esta formación no registra antecedentes escénicos ni discográficos– han estado en más de una ocasión involucrados en proyectos comunes y ese conocimiento mutuo se traduciría en la sólida actuación que proporcionaron en la noche angelina.

    La propuesta del trio se centró en ofrecer improvisaciones libres sobre algunas de las composiciones pergeñadas por Jim Black a favor de su banda AlasNoAxis.

     

    En la apertura, un sobrio pasaje improvisado –aquí con Tim Lefebvre en contrabajo y Chris Speed en saxo tenor- nos conduce lentamente a la acogedora sencillez melódica del Dog of a Great Indifference, tema perteneciente al álbum homónimo publicado por Jim Black’s AlasNoAxis en 2006.

    Jim BlackA continuación, Jim Black –de insuperable labor durante toda la noche- combina su batería con un sinfín de accesorios percusivos para dar vida y dotar de imaginación a un extenso y vibrante segmento de improvisación colectiva –ya con Lefebvre en bajo eléctrico- que atraviesa con naturalidad los territorios de la tradición africana, el blues y el avant-jazz. Una exposición de versatilidad, buen gusto y calidad interpretativa.

    En un final para la ovación, se suceden luego la deliciosa mixtura entre jazz y pop implícita en Much Better Now –con una delicadísima intervención de Chris Speed en clarinete- del álbum Antiheroes de 2013 y las encantadores cadencias e incorpóreos trazos melódicos de Ankwarder. Merecidos aplausos para una actuación que calza holgadamente en el proceso de metamorfosis experimentado por el jazz del siglo XXI.

     

    La segunda parte del programa desarrollado en el Red Cat tuvo como protagonista excluyente a The Claudia Quintet, banda que esta ocasión alineó a John Hollenbeck en batería y piano, Matt Moran en vibráfono, Chris Speed en saxo tenor y clarinete, Chris Tordini en contrabajo y Red Wierenga en acordeón.

    claudia quintet 1La innegable vigencia de esta banda constituida en 1997 deviene tanto de su original amalgama de jazz de vanguardia, música de cámara, post-rock, minimalismo y folk que exhiben las ideas composicionales trazadas por John Hollenbeck, como de la capacidad del quinteto para plasmar -a través de los años- nuevos desafíos estéticos.

    Ese intento de renovación permanente además ha quedado materializado en la producción discográfica de la banda. Mientras en sus primeros álbumes (The Claudia Quintet de 2002, I Claudia en 2004, Semi-Formal de 2005 y For en 2007) mantenía a su formación original, en la siguiente etapa incluyó músicos invitados (el pianista Gary Versace en Royal Toast de 2010 y los vocalistas Theo Bleckmann y Kurt Elling y el pianista Matt Mitchell en What is the Beautiful? de 2011) para finalmente regresar al formato de quinteto pero con dos nuevos integrantes –Tordini y Wierenga, el primero alternándose en el contrabajo con Drew Gress y el segundo reemplazando al acordeonista Ted Reichman- en el magnífico September. Este último álbum, justamente, fue el núcleo del concierto ofrecido por The Claudia Quintet en la noche angelina.

     

    John HollenbeckEl inicio nos sumerge en el camerístico minimalismo de September 12th Coping Song. Una pieza de tonos vaporosos, trazos sutiles e impregnada de melancolía que John Hollenbeck compuso para evocar los trágicos sucesos del 11 de septiembre de 2001.

    Seguidamente, un impecable preludio en contrabajo a cargo de Chris Tordini desemboca en los sincrónicos impulsos rítmicos del vibrante September 24th Interval Dig sobre el que se deslizan las encendidas intervenciones solistas de Matt Moran en vibráfono, Red Wierenga en acordeón y Chris Speed en saxo tenor.

    Los exuberantes movimientos armónicos que dan vida a September 18th Lemons parecen ubicarse en un espacio que deslinda el post-jazz del minimalismo contemporáneo. El complejo rigor de la partitura es defendido de manera superlativa por el quinteto; pero aun así corresponde destacar, muy especialmente, las fenomenales aportaciones entregadas aquí por John Hollenbeck en batería y Matt Moran en vibráfono.

    Sin lugar a dudas, uno de los temas más impactantes del nuevo álbum de The Claudia Quintet es September 19, 1936 “Me Warm You”, pieza de extrema complejidad elaborada sobre los patrones de la voz de Franklyn Delano Roosevelt durante su histórico discurso en defensa del New Deal (programa que abogó por la intervención del estado en la distribución de la riqueza e instauró reformas de los mercados financieros, leyes de protección sindical, apoyo para agricultores y ayuda social a favor de la clase trabajadora). La vigencia del encendido discurso de Roosevelt –que aquí emerge de un sampler activado por John Hollenbeck– sumada a la contundencia de la composición y la brillante interpretación ofrecida por el quinteto, terminarían erigiendo a este pasaje en uno de los momentos más destacados del concierto.

     

    Luego, John Hollenbeck se traslada al piano para encabezar desde ese instrumento una subyugante lectura grupal del introspectivo Limpidity of Silences del álbum What is the Beautiful? de 2011. claudia quintet

    El cierre llega con una implacable versión de September 9th Wayne Phases, tema inspirado en algunos retazos melódicos y en la particular forma de fraseo que caracterizan al legendario Wayne Shorter. En un contexto de excelencia interpretativa de conjunto, se destacan aquí los aquilatados aportes de Red Wierenga en acordeón y Chris Speed en saxo tenor y la demoledora exposición solista de Matt Moran en vibráfono. Final para un concierto que -debido a su elocuente creatividad y viva representación de la “metamorfosis” experimentada por el jazz en el nuevo milenio– será muy difícil de olvidar.

     

    En algunos seres vivos la metamorfosis resulta un fenómeno vital para la adaptación a diversos hábitats, la continuidad evolutiva de la especie y su respectiva supervivencia.

    Del mismo modo puede decirse que las transformaciones observadas hoy en la avanzada del jazz y la música creativa del nuevo milenio, también están manifestando un proceso de adaptación a nuevos ambientes, afrontando los riesgos implícitos en toda evolución y experimentando una necesaria e inocultable metamorfosis.

     

    Nota: Agradecemos el aporte fotográfico de Myles Reagan / Reagan Digital Images

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: