• Lisa Mezzacappa: avantNOIR

     

    avantNOIRThe Continental Op in San Francisco, c. 1927: 1. Fillmore Street, 2. The Ballad of Big Flora, 3. Army Street, 4. Medley on the Big Knockover (Green St. / At Larrouy’s Bar / Montgomery St.), In Which Sam Spade Joins Caspar Gutman for a Drink in Room 12C of the Alexandria Hotel: 5. A Bird in the Hand, Daniel Quinn, Max Work and Paul Auster on the Upper West Side: 6. Quinn’s Serenade, Dead and/or Alive in Brooklyn Heights, c.1947: 7. Ghosts (Black and White, then Blue), Peter Stillman in Riverside Park, c. 1986: 8. Babel

     

    Músicos:

    Lisa Mezzacappa: contrabajo, samples

    Aaron Bennett: saxo tenor

    John Finkbeiner: guitarra eléctrica

    Jordan Glenn: batería

    William Winant: vibráfono, percusión, Foley

    Tim Perkis: electrónicos

     

    Sello y año: Clean Feed Records, 2017

    Calificación: A la marosca

     

    Necesitamos desesperadamente que nos cuenten historias, porque nos ayudan a organizar la realidad e iluminan el caos de nuestras vidas (Paul Auster)

     

    En el fascinante ideario musical enarbolado por la contrabajista y compositora estadounidense Lisa Mezzacappa, anida un inquebrantable interés por abrevar en fuentes de inspiración que abarcan al cine, la literatura, las artes visuales y la ciencia. Ese amplio cuerpo de trabajo composicional incluye a la propuesta multidisciplinaria Glorious Ravage, inspirada en aventuras y textos de célebres mujeres exploradoras del siglo XIX que interactúan con obras pertenecientes a prestigiosos artistas visuales de la Bahía de San Francisco; en tanto que el proyecto Organelle ofrece una conexión sublimada entre la música y la fenomenología del sonido con diversos procesos científicos y teorías derivadas de la astrofísica, la biología celular, la zoología, la paleontología o la neurociencia. En la obra desplegada por Mezzacappa, también asoman el quinteto de cámara electro-acústico Nightshade infundido en obras de cineastas y artistas visuales contemporáneos yuxtapuestas con influencias que van desde Eric Dolphy a Blonde Redhead y de Frank Zappa a Olivier Messiaen; la conjunción de avant-garde, blues, jazz e improvisación implícita en el trio The Eartheaters materializada en compañía del guitarrista John Finkbeiner y la vocalista Fay Victor; las exploraciones en el campo del jazz de garaje ofrecidas por el notable Bait & Switch (cuarteto que completan Aaron Bennett en saxo, John Finkbeiner en guitarra y Vijay Anderson en batería), la aproximación al power-jazz trío de vanguardia manifestada por el Lisa Mezzacappa Trio (con el baterista Mike Pride y el guitarrista Chris Welcome) y los colectivos ítalo-estadounidenses BODABODA y Napoli IV.

    Ese rigor creativo que distingue a Lisa Mezzacappa aflora con fuerza inusitada en su producción discográfica más reciente titulada avantNOIR.

    La obra entrega una suite para sexteto de jazz inspirada en el temperamento ficcional de la novela negra que permite amalgamar la tradición del género –representada por autores de los años veinte como el icónico Dashiell Hammett– con la contemporaneidad de Paul Auster cristalizada en la Trilogía de Nueva York que comprende sus relatos –publicados entre 1985 y 1987- Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada.

    La novela negra tradicional estadounidense –que tuvo a sus pioneros en Carroll John Daly, Dashiell Hammett y Raymond Chandler- suele presentar una atmósfera asfixiante, ambientes oscuros y turbios, personajes crueles, crímenes macabros y descripciones urbanas ubicadas en ambientes marginales u ocultas en los sinuosos pliegues de la corrupción gubernamental que reflejan la crisis económica de la época, la entrada en vigor de la Ley Seca y el desarrollo del gangsterismo y el crimen organizado. En ellas, la resolución del crimen no es esencial, la frontera entre el bien y el mal siempre aparece difuminada y su centro narrativo apunta a ofrecer una reflexión sobre el deterioro ético y social imperante en aquellos tiempos.

    El álbum avantNOIR sigue la lógica de la novela negra y elabora un arco narrativo que progresa como un caso policial, utilizando pistas e imágenes extractadas de algunos clásicos del género –que incluyen locaciones, cartas, mensajes crípticos, relación entre los personajes, misterios sin resolver, etc.- para desarrollar una especie de estructura musical de jazz posmodernista en donde confluyen sonidos acústicos y eléctricos, grabaciones de campo y material compuesto e improvisado que fluyen al conjuro de influencias provenientes de Charles Ives, Eric Dolphy, Pierre Boulez y Henry Threadgill.

    Las ocho piezas que componen avantNOIR se distribuyen en cuatro capítulos. El primero de ellos lleva por título The Continental Op in San Francisco, c. 1927 y alude al personaje creado por Dashiell Hammett para una serie de relatos –en su mayoría publicados por la mítica revista Black Mask– que tuvieron como protagonista a un detective de moral ambigua y métodos cuestionables conocido como The Continental Op o El agente de La Continental. En este segmento, Lisa Mezzacappa utiliza como fuente de inspiración a uno de los treinta y seis cuentos que integraron la serie pergeñada por Hammett: The Big Knockover de 1927.

    Los títulos de los temas que forman parte de The Continental Op in San Francisco, c. 1927 llevan los nombres de las calles y lugares en donde transcurre el relato, mientras que sus personajes –incluyendo al villano Big Flora– inspiran  a los miembros del ensamble para que interactúen libremente hasta crear un collage musical con vagas reminiscencias de Charles Ives.

    En este contexto se suceden el imaginativo tránsito de Filmore Street que se corona en un clímax protagonizado por los electrónicos de Tim Perkis y la batería de Jordan Glenn, la incidental sincronía de The Ballad of Big Flora desde donde emerge una notable intervención solista de Lisa Mezzacappa en contrabajo con arco y pizzicato, los hipnóticos aires latinos que desprende Army Street –aquí con especial destaque de William Winant en vibráfono y John Finkbeiner en guitarra– y el frenético, colorido e inclasificable alegato musical representado por el extenso Medley on the Big Knockover (Green St. / At Larrouy’s Bar / Montgomery St.) que permite la convergencia de climas contrastantes, un exhaustivo aprovechamiento de la paleta de sonidos y notables arrestos solistas en los que sobresale, especialmente, el saxo tenor de Aaron Bennett.

    El segundo capítulo -In Which Sam Spade Joins Caspar Gutman for a Drink in Room 12C of the Alexandria Hotel– comprende a la pieza titulada A Bird in the Hand. La composición simboliza el encuentro de dos de los personajes principales –el detective Sam Spade y su antagonista Kasper Gutman- de la novela de Dashiell Hammett El Halcón Maltés de 1930.

    La pieza elaborada por Lisa Mezzacappa amalgama una línea melódica a partir de las letras S-P-A-D-E (en alusión al mítico personaje creado por Hammett) e incluye samples extractados de la versión cinematográfica de El Halcón Maltés realizada en 1941 por el director John Huston y que contó –entre otros actores– con Humphrey Bogart como Sam Spade y Sidney Greenstreet en el papel de Kasper Gutman.

    La tensa calma del tema Quinn’s Serenade –comprendida en el capítulo denominado Daniel Quinn, Max Work and Paul Auster on the Upper West Side– se funda en el encuentro de tres personajes de la novela de Paul Auster Ciudad de Cristal de 1985: el escritor de novelas policiales Daniel Quinn, el personaje de sus relatos Max Work y el propio Paul Auster, quien es confundido con un detective del mismo nombre. En rigor, el temperamento de esas tres personalidades divergentes dictaminan la estructura musical y el carácter rítmico de una pieza impregnada de tintes surrealistas.

    Dead and/or Alive in Brooklyn Heights, c.1947 y el tema que lo integra Ghosts (Black and White, then Blue) tienen epicentro en otra novela de Paul Auster enmarcada en La Trilogía de Nueva York: Fantasmas, de 1986.

    La ingeniosa trama de esta obra nos habla de un detective llamado Blue -entrenado por Brown– que investiga a un hombre llamado Black en un apartamento de la calle Orange para un cliente llamado White. Mezzacappa se apropia de esa base argumental haciendo que las melodías y ritmos utilizados deriven de las diferentes longitudes de onda que emiten dichos colores.

    El cierre llega con el capítulo titulado Peter Stillman in Riverside Park, c. 1986 (en alusión a otro de los personajes incluidos en la novela Ciudad de Cristal) y su único tema: el episódico Babel.

    Lisa Mezzacappa, en el elaborado, inteligente e imaginativo avantNOIR –además de ratificar su talento y profunda dedicación al trabajo– ha configurado una autentica gema de la música creativa de nuestro tiempo.

     

    Cuando a uno le gusta su trabajo procura hacerlo tan bien como puede. De otro modo no tendría sentido (Dashiell Hammett)

     

    Sergio Piccirilli

    Notas Relacionadas o de Interés: